navegador

Loading...

jueves, 15 de agosto de 2013

Madera por siempre, a 33 años de la Tragedia


-->

 

Madera por siempre

 


"SOLO SE MOJARON


Y EN LA ORILLA ESTAN

SECANDOSE AL SOL

PRONTO SONARAN"

 

"MADERA  

MADERA 

YO NO QUIERO QUE TU SON SE MUERA" 

 

 

Cuando yo era un niño de diez años y vivía en el barrio, donde vivo hoy, formaba parte del "Centro Cultural Social y Deportivo del Barrio Las Torres". Allí junto a un grupo de niños dirigidos por el poeta y lider comunitario Nelson García, eramos parte del Grupo de Teatro Infantil del Centro Cultural, que luego se llamaría Fuego y Leña. La actividad cultural era una alternativa de resistencia social y cultural de las barriadas. 

Una vez nos invitaron a un encuentro con un grupo que estaba revolucionando al movimiento cultural de los barrios de caracas, desde Marín, desde San Agustín. Mi madre, por supuesto, no me dejó ir. Yo era un tripón y mis amigos, unos triponcitos. 

Ellos fueron y llegaron contando todo, un concierto en la calle, los jóvenes tocando, jóvenes y niños como nosotros, en ese tiempo ya como agrupación, ellos estaban creando al Maderita y mis amigos llegaron al barrio con ganas de sonar los cueros y yo soñé ese encuentro. 

Después vi una foto de ellos en la baranda de las escaleras de San Agustín y pensé que me había perdido un gran encuentro. 

Sus canciones sonaban en el barrio. En todas las casas había un disco del grupo, con Alfredo Sanoja (+) en su portada, que rezaba "MADERA".

Esas canciones se parecían al barrio y el barrio y su gente se parecían a esas canciones.  

Muy rápido para mí, asi como de rápida es la infancia, trancurrieron los días y no tuve oportunidad para un próximo encuentro con los grandes del barrio, de barlovento, de la negritud.

El Orinoco y el Falka Esther no se pusieron de acuerdo para llevar a buen puerto a nuestros ídolos y la tragedia bañó todo un 15 de agosto, hundiendose la barca en las aguas rebeldes de este nuestro Río, y allí acabó ahogado gran parte del grupo.

Sus muertes, la lloramos en el barrio, sus muertes paralizaron caracas y el país.  Pasabán los días y yo en mi imaginación de niño, esperaba nuevos sobrevivientes. El nombre Alejandrina Ramos, Chu Quintero y Alfredo Sanoja, se quedaron resonado a la espera de su aparición. Pero ese sueño estaba mas cerca de la infancia que del destino.
Años después con mi hermano Ricardo Guerrero conocimos a Nelly Ramos, junto a Totoño, Farides y a Chucho Garcia, en el movimiento Afroamérica, los acompañé para sentir al lado de ellos el espiritú, de esos días, de los días de "Madera" el original y Carlos Daniel Palacios nos ha acompañado con su voz y su constancia cada día después de esa Tragedia.  

Nelly sigue siendo esa mujer maravillosa sabia y sencilla que lucha por sus sueños. Farides sigue dando clases y haciendo música al igual que Totoño el profesor siguen con la formación como principio y Chucho es nuestro embajador en Africa y Alfredo Sanoja nos dejó la herencia de su hermano, Juan Sanoja y de sus sobrinos Alfredito y Gilberto que inundan la ciudad con décimas y fulías. 

Madera el original, sigue estando en nuestras casas, en nuestras parrandas en la madrugada, en el canto de los ébrios y de los soñadores. 

En el Barrio fundamos el Grupo de Tambores "Flor de Patria" y queríamos emular su trabajo, su ejemplo nos acompaño y nos acompaña. 

Pero Madera el Original no tiene sustituto, es ejemplo, ejemplo de juventud, de constancia, de vision verdaderamente política social y cultural de LA CULTURA. 

Hoy quiero recordar sus canciones, sus himnos y su espíritu revolucionario, que sigue vibrando en todo el barrio, en toda la ciudad, en todo el país y también y quiero acompañar esta nota, con un artículo publicado en aporrea por nuestra querida Nelly Ramos, Cofundadora del Grupo y sobreviviente de la tragedia asi como  otra nota publicada por Salsoteca Muralla de Bronce con en el año 2010 , para que todos tomemos la palabra y cantemos:

 

"Todos los barrios unidos 

vamos a cantar ahora" .

 

 

De ese barrio es que ha surgido
mi sentir y mi expresar
que te manifiesto ahora
con el profundo cantar
que tu expresaras con versos
y las maracas sonoras
agarra la tumbadora
y vamos a descargar
cantándole a todo el pueblo
sin importar su color
si eres blanco si eres negro
y sientes ese clamor
todo has de vibrar ahora
al compartir tu dolor
y también tus alegrías
al fuerte son del tambor.
Y después el coro dice:
Todos los barrios unidos
vamos a cantar ahora. 

  ...........

 

...

 

Canto para que la Gente sepa lo que siento,
canto para que la vida tenga una razón, 
quiero dar un buen ejemplo a todo el que canta, 
nada puede impedirme dejar de cantar...

Ha de cantar el que canta, a un sin fin de cosas, 
la realidad de este mundo tiene que expresar, 
el canto debe ser arma de usar en la lucha, 
porque su canto lo escucha el que va a luchar…

Cántale al pueblo sin odios y sin falsedades, 
llévale con tus cantares toda la verdad, 


siii 
dile 
que todos 
podemos 
lograr 
la vida 
desde una igualdad, 


y pensar en el mañana, con la victoria final (Bis)




...................




Para todo el pueblo es mi cantar


MI CANTAR
Grupo Madera
Ahora va mi cantar…
para las damas presentes,
también para los ausentes;
yo lo voy a dedicar
al hombre trabajador,
albañil o labrador,
a todos va mi cantar, sí…
El canto debe llegar
a toditos los rincones,
no importa el tono que tome;
tan solo debe expresar
todo el quehacer de la gente,
lo que hacen, lo que sienten
de los pueblos su pensar, sí…
El canto debe llevar
las tristezas y alegrías,
con sus tonos y armonías;
su texto has de matizar
haciendo vibrar el alma,
produciéndonos la calma
haciéndonos despertar, sí…
Coro:
Para todo el pueblo es mi cantar.


...................................








Un descarnado relato

A 30 años de la tragedia del Grupo "Madera", quedan la impunidad y el recuerdo (I)


Por: Nelly Ramos(*) | | Versión para imprimir




Grupo Madera en el Barrio Marín, 1977

Grupo Madera en el Barrio Marín, 1977

Credito: Juan José González

13 de Agosto.- El próximo domingo se cumplirán 30 años de la tragedia del Grupo Folklórico y Experimental "Madera". Con tal motivo, publicamos el testimonio de Nelly Ramos, quien haciendo uso de los derechos que le asisten como cofundadora y doliente en primer grado de tres de las personas fallecidas en el accidente del 15 de agosto de 1980 ofrece el relato de lo vivido, y aclara detalles con nombre y apellido.
Lo vivido antes del 15 de agosto.
Pensar que han transcurrido 30 años, cuando parece que fue tan solo hace pocos días en los que un grupo de jóvenes habitantes de la parroquia San Agustín, entre animados y entusiastas, ultimaban detalles para realizar una gira fluvial a través de los pueblos indígenas del Estado Amazonas. Tal hecho obedeció  a una invitación emitida por la Dirección y Promoción del Consejo Nacional de la Cultura, a cargo de Levy Rossell Daal, también director para ese entonces del Plan Nacional de Animación Cultural. El compromiso consistía en participar en una gira en Puerto Ayacucho  atendiendo un cronograma que originalmente se llevaría a cabo entre el 06 y el 18 de agosto de 1980, con una pauta que se iniciaría el día 06 en Puerto Ayacucho, el 09 en Zamariapo, el 12 en San José, el 15 en Moriche y el 18 en San Fernando de Atabapo. Se finiquitan los trámites, entre los que ya para el día 10 de julio el director de Promoción del Conac diligentemente avaló el viaje ante la línea Aeropostal Venezolana a los efectos de un descuento que se iba a obtener en el precio de los pasajes, -según sus palabras-  “redundará en beneficio de los componentes del grupo que inician ese viaje con mínima disponibilidad”. De la misma manera, la institución cancela el 50% de un total de 22.500,00 bolívares (de los de antes) por concepto de honorarios profesionales. Ingreso muy oportuno porque contribuyo para que los muchachos dejaran un recurso económico en sus hogares en pro de cubrir las necesidades durante su período de ausencia. El cronograma original sufre modificaciones en las fechas programadas, por lo que entonces la partida se efectúa el día 12 con retorno previsto para el 19 de agosto.  Dada la magnitud de tiempo previsto para cumplir con la gira, solo parten al viaje los integrantes del grupo que tenían un grado menor de compromisos como fueron, Luis Orta, Ricardo Orta, Jesús “Chú” Quintero, Ricardo Quintero, Nilda Ramos, Tibisay Ramos, Alejandrina Ramos, Lesvy Hernández, Héctor Romero, Carlos Daniel Palacios, Alfredo Sanoja, Felipe Rengifo, Marcela González y Juan Ramón Castro. El resto de integrantes, sujeto a causas ineludibles se queda en Caracas tales fueron: Nelly Ramos, José Rivero, Faride Mijares y Miriam Orta. Cabe mencionar que el grupo en sus inicios contó con la participación de otras personas, que por diversas razones no continuaron, entre ellas, Angel Silvera, Eva Francia Martínez, Mirna Isturiz, Oscar Escudero, Cecilia Becerrit, Felipe Blanco y Fili Guerrero.
Lo vivido el 15 de agosto.
Aparentemente, todo parecía desarrollarse normal. El día 13 de agosto los muchachos estuvieron disfrutando en “El Tobogán de la Selva”. El día 14 realizaron su primera actuación en el Polideportivo de Puerto Ayacucho. El día 15  a las 8:00 a.m. comenzaron lo que iba a ser un  recorrido fluvial de 14 horas. Con río crecido y mal tiempo, se alistan la embarcación Falka “Esther”, la cual saldría del puerto fluvial de Samariapo con destino a San Fernando de Atabapo.  Tal embarcación es ocupada por un grupo de 45 personas entre las que además se encontraban los integrantes del Grupo de Teatro Infantil “Chichón” de la Universidad Central de Venezuela, el Grupo Unión Cultural de Barrios de Barquisimeto, y oficiales de la Marina de Guerra.
No terminaba de concluir la mañana de ese día cuando en Caracas, los medios de comunicación comenzaron a transmitir avances que hacían referencia a la zozobra de una embarcación en el río Orinoco cuyos ocupantes eran unos jóvenes que formaban parte de un Campamento organizado por el Ministerio de la Juventud. La contundencia de esta información aún cuando  impactante, por su contenido permitió suponer que los muchachos estaban exentos de tal situación puesto que ni habían asistido a un campamento fluvial, ni tampoco involucrados con el Ministerio de la Juventud.  En la medida que la noticia comenzó a cobrar contundencia y mayor frecuencia de difusión, se fueron afinando  detalles donde en forma intermitente proporcionaban nombres de los ocupantes de la embarcación que se hundió frente a la Isla de los Venados, saliendo a relucir el nombre de los integrantes del Grupo Madera como parte de las víctimas.
Al barrio Marín de la Parroquia San Agustín,  llegan personas de todos los rincones de la ciudad, convirtiéndose sus calles en una gran concentración que entre la incertidumbre y la desesperación esperaba conjuntamente con los familiares alguna noticia alentadora sobre los sobrevivientes. A mediados de la tarde se dio a conocer la noticia de que solo tres integrantes habían sido rescatados con vida, más se mantenía la esperanza de que en algún momento pudiesen aparecer otros, más no ocurrió así. Familiares y amigos se movilizan para partir hacia Puerto Ayacucho. Entre las personas que se pueden recordar, estuvieron José Peña, Carlín Rodríguez, Pedro Rengifo, Rosa Acosta, Noel Márquez, Luis Ramos, del exterior se traslado Carlos Enrique Orta para incorporarse también a las labores de rescate y tantos otros que se mantuvieron en el lugar todo el tiempo necesario.
Lo vivido después del 15 de agosto.
Al tanto de conocer que los cadáveres serían trasladados en un Avión de la Fuerza Aérea, mucha gente se movilizó al Aeropuerto de Maiquetía a recibirlos. Entre dantesca y dolorosa se convirtió la escena al observar  un avión de donde surgían ataúdes de los que solo se podía conocer el nombre que tenían colocado: Juan Ramón Castro, Jesús Quintero, Tibisay Ramos, Luis Orta y Lesvy Hernández. Ya en horas de la noche, el espacio posterior al Teatro Alameda,  se había convertido en una funeraria gigante para realizar un primer velatorio, puesto que era una primera parte de los cadáveres rescatados.  Cinco ataúdes fueron dispuestos en forma de columna agolpados  por una multitud que colmada en llanto solo reflejaba indignación. Quien esto redacta, se encontraba en cinco meses de gestación. En su estado de impotencia solo experimentaba la necesidad de mostrar en tal momento, una función del trabajo que el grupo realizaba, lo que por razones obvias no iba a ser posible, entonces como pudo se abrió paso para llegar hasta una tarima existente en el lugar y así saludar a sus compañeros recitándoles “El Corrido del Negro Lorenzo” poema de Miguel Otero Silva (el grupo lo dio a conocer como “La Negra Lorenza”). Ello como parte de un repertorio que el grupo difundió orgullosamente. Este día fue el comienzo de una interminable vigilia que marcharía al margen de la espera de los cuerpos restantes.
Lo que vino después.
Los cuerpos de David Colina, integrante del Grupo de Teatro Infantil “Chichón”, Alfredo Sanoja y Nilda Ramos son localizados el día 17 de agosto. A medida que aparecían los cuerpos (excepto el de David Colina) eran trasladados a la Funeraria Santo Rostro en la Parroquia Santa Rosalía. Nilda y Tibisay Ramos después de Caracas, fueron trasladadas a la población de Sotillo, Higuerote, Estado Miranda donde se les rindió cristiana sepultura. . Las labores de rescate el gobierno pretende suspenderlas sin haber concluido la búsqueda de los integrantes que estaban sin aparecer. Esta situación ocasiona una gran movilización en la parroquia San Agustín por medio de la cual los habitantes procedieron a trancar la avenida Francisco Fajardo como medida de protesta. La continuidad de la búsqueda fue muy tímida hasta que finalmente fue suspendida. Transcurrido más de un mes, exactamente el día 22 de septiembre el cuerpo de Héctor Romero “Pichón”, es localizado, atrapado en un banco de ramas en un lugar conocido “Pata de Gallo” en el raudal Carestía. En definitiva, de 18 personas en total que partieron al viaje, tristemente regresaron 3 sobrevivientes: Felipe Rengifo, Carlos Daniel Palacios y Marcela González a quien le correspondió regresar por sus propios medios desde Maracay donde fue dejada a su suerte. Y como saldo de esta catástrofe, el río Orinoco conservó entre sus entrañas para no regresarnos jamás, los cuerpos de Ricardo Orta, Ricardo Quintero y Alejandrina Ramos.
Continuará.
(*)Psicóloga. Cofundadora del Grupo Experimental Madera
 

 

 

 

 

0000000000000000000000000000000000000

 

Salsoteca Muralla de Bronce

 

domingo, 15 de agosto de 2010

Recordando al Grupo Experimental Madera que son de primera..







Su primera presentación fue el 18 de noviembre de 1977 en la Casa “Monagas”, realizando después alrededor de 60 presentaciones entre el 77 y el 78, en sitios como la UCV (Aula Magna y diferentes Escuelas) Pedagógico de Caracas, Universidad Católica Andrés Bello, Universidad Simón Bolívar, Teatro Municipal, diferentes liceos, Colegio Universitario de Los Teques, Patronato de Ancianos, Teatro París, Cárcel del Junquito, el Poliedro, Carpa del Ateneo, Plaza públicas de Caracas, Teatro Alcázar, Concha Acústica de Bello Monte, en diferentes barrios populares del área urbana y en regiones del interior como Curiepe, Río Chico, Sotillo, Ocumare del Tuy, La Guaira, Caucagua, Barquisimeto.


De igual manera participo con interés y sentido de compromiso en los actos de solidaridad a los que fue invitado. Compartió actuaciones con el querido y siempre recordado Alí Primera y también con grupos y artistas como Ofrenda de Vittas Brenner, Frank Quintero y los Balzeguaos, Sonero Clásico del Caribe, Trabuco Venezolano, Nuestra Orquesta “La Salsa Mayor”, Los Papines, Ela Calvo. En el 78 participó en la IV Sesión Mundial de Teatro de las Naciones, a prinicpio 1979 participó en el documental “La salsa del barrio”. Corto realizado por Jacobo Penzo y Carlos Azpúrua el cuál, después fue conocido con el nombre de “El Afinque de Marín”, aporte realizado por el hoy fallecido cultor y promotor de las descargas callejeras y muchos grupos de salsa en la parroquia, Sr. Jesús Blanco conocido con el remoquete de “el pure” (padre de los reconocidos músicos Felipe y Jesús “Totoño” Blanco) Para este período y como resultado de todas esas actuaciones el grupo ya se encontraba posicionado en un sector de la población que se fue convirtiendo en su fiel seguidor









El 30 de julio de 1980, el Grupo Folklórico y Experimental Madera lleva a cabo una presentación en la sede de la Asociación Musical en ocasión de la elección de su nueva Junta Directiva. Posterior a ello, es invitado por el Conac a través de la Dirección de Promoción y Difusión a realizar una gira por el Estado Amazonas entre los días 9 al 18 de agosto de 1980 a través de los pueblos indígenas Zamariapo, San José, Moriche y San Fernando de Atabapo.


El 15 de agosto de 1980 siendo las 8 AM el grupo Madera se embarco en el Falka Esther dando inicio a lo que sería esta gira, pero a quince minutos de haber zarpado en Puerto Ayacucho, Zamariapo para ser más exactos, en el Amazonas venezolano naufrago, y elevó a la altura de las estrellas a este grupo que sigue tocando sus tambores y bailando con frenesí los ritmos que sus ancestros los africanos les legaron.


Quienes salvaron milagrosamente sus vidas en este accidente, bien rescatados por los "parientes", o bien por que no asistieron a esta gira, se dieron a la ardua tarea de reorganizar y volver a poner en marcha el grupo, Ellos son Cecilia Becerrit (única fundadora que aun continúa en Madera), Marcela González, Nelly Ramos, Felipe Rengifo (Mandingo), Carlos Daniel Palacios, José Rivero, Farides Mijares.


Cualquier vía de expresión, fue útil para rendir un tributo. Grupos de teatro que aún existen con el nombre de “Alejandrina Ramos”. Cuantas interpretaciones de “La Negra Lorenza” realizadas por escuelas y comunidades. En 1982, fue apadrinada una promoción de bachilleres del Liceo Urbaneja Achepol.

El reconocimiento de la comunidad musical internacional no se hizo esperar y así, Andy Montañés, Tite Curet Alonso, Cheo Feliciano, Orlando Wattusy, Willy Colón, Rubén Blades, Irakere, Son Catorce, Un Solo Pueblo, Anabacoa, León Gieco, Mano Negra, fueron entre otros, quienes hicieron uso de sus instrumentos, talento, de poseer un espacio y una tribuna, para homenajear a los jóvenes de San Agustín.
Una improvisación de Cheo, en la canción "Sobre una tumba humilde" de Tite Curet Alonso, dice:


"Allí en el barrio Marín
mi gente de Venezuela
todavía se oye un cantar
es el del Grupo Madera
mira que son de primera".

Aun hoy se eriza la piel y se hace un nudo en la garganta de quienes sintieron en carne propia el mismo dolor, con el que canto Carlos Daniel Palacios (sobreviviente de esta tragedia) , la canción que a pocos días después del accidente escribiera Mauricio Silva y grabaran con el grupo Guanabacoa, como un documento prueba del cariño y también de la honda tristeza que embargó a toda la comunidad.


"Canto al madera
ejemplo de juventud
siémbrate un árbol para que nazca madera"


"SECANDOSE AL SOL, PRONTO SONARAN, SIENTO UN GRAN DOLOR EN EL COSTILLAR SE AFLOJA EL TAMBOR Y ES POR LA HUMEDAD" (Ali Primera ).












Elementos de la reforma agraria, mil veces reclamada y jamás cumplida en Venezuela
Esa es la línea seguida por el tema Compañeros, compuesta por Ricardo Quintero y que fue la canción más escuchada del grupo.


Otra melodía fundamental es "Canción con todos", escrita por Alejandrina Ramos, donde precisamente se pone de manifiesto el significado para el grupo de ser "de ese barrio"; Marín.

De ese barrio es que ha surgido
mi sentir y mi expresar
que te manifiesto ahora
con el profundo cantar
que tu expresaras con versos
y las maracas sonoras
agarra la tumbadora
y vamos a descargar
cantándole a todo el pueblo
sin importar su color
si eres blanco si eres negro
y sientes ese clamor
todo has de vibrar ahora
al compartir tu dolor
y también tus alegrías
al fuerte son del tambor.
Y después el coro dice:
Todos los barrios unidos
vamos a cantar ahora.

No podemos dejar de reseñar la canción de Juan Ramón Castro:
Himno Madera

Felices cantamos a ti pueblo hermano
y hoy vengo a darte luz y canción con honor
himno del amor
Y somos danza que canta (Decía Tibisay)
que ríe y sonríe cada vez
que a la gente le canto yo
canto con fuerza y emoción
hasta llegar al corazón
de nuestro pueblo
Luego, Carlos Daniel Palacios:
Yo soy
el canto que crece al igual que tu dolor
crece por la mala situación
crece en canto y vibra de emoción
mi voz
Para culminar Ricardo Quintero
Con una y mil armonías
quiero adornar este lindo canto
que nace del alma entera
del sentimiento madera
.
Integrantes del grupo Madera
Juan Ramón Castro, Felipe Rengifo, Jesús “Chu” Quintero, Farides Mijares, Ricardo Quintero, Héctor Romero, Carlos Daniel Palacios, Lesvy Hernández, Ángel Silvera, Luís Orta, Alfredo Sanoja, Ricardo Orta, Miriam Orta, Nelly Ramos, Alejandrina Ramos, Nilda Ramos, Tibisay Ramos, Marcela Hernández, Cecilia Becerrit, Mirna Isturiz José Rivero. Eva Francia Martínez Aleida Hernández.

Queremos agradecer al maestro barloventeño PEDRITO LINARES por su inmenso aporte de información y discografia del Madera.
En nuestro reproductor encontrarás una selección musical de este sensacional grupo Venezolano.
Para terminar esta reseña queremos compartir un texto extraido de una entrevista a Alejandrina Ramos, esposa de Chu Quintero, compositora y lider del Madera:


"Es un trabajo que se desprende del alma del pueblo, su sentir y el de una raza sometida en época de esclavitud, pero que ahora orgullosa, esta ante nosotros tomando su papel histórico con sus cantos, su música, su poesía y todo lo que permita una expresión clara y un mensaje de solidaridad y amor"