navegador

Loading...

lunes, 15 de octubre de 2012

LA ESQUINA DEL CALLEJON


  

 
La Esquina del Callejón




A los movimientos sociales y culturales que florecieron en Venezuela en la década de los ochenta y los noventa del Siglo XX, les tocó, desde la resistencia cultural, dibujar la utopía en un escenario que ofrecía, decadencia, depresión, violencia asentada, surgimiento de la delincuencia como escenario mediático de las comunidades, donde el poder económico y político pretendió sustituir la insurgencia popular, revolucionaria, por la delincuencia juvenil. Algunos jóvenes del movimiento popular terminaron siendo delincuentes, asesinados por bandas entre si, y esto lo quisieron vender como  estética urbana.  Y pretendieron sembrarnos desde su hegemonía mediática la estética del barrio, como estética de la delincuencia, de la violencia desquiciada y del consumismo, de la marginalidad y la ignorancia. Y pretendieron vender ese país e inundarlo con las drogas y con necesidades inmediatas prefabricadas en laboratorios de mercadeo.
Otros Jóvenes fueron asesinados en las represiones al movimiento estudiantil, donde el aparato de gobierno imponía su violencia a través de los casco blanco de la hoy extinta Policia Metropolitana.
La resistencia surgió como flor silvestre en nuestros pueblos y barriadas, y nos hicimos gente de teatro, trovadores, poetas, juglares y artesanos. Y nuestras calles y nuestras casas y nuestras ciudades, alcanzaron la dimensión de nuestros sueños.
Así en Catia, 23 de Enero, Caricuao, La Vega, San Agustín, El Valle, La Pastora, el Cementerio, Macarao y Antimano, por nombrar parroquias emblemáticas de caracas, surgieron movimientos populares de calle, que protestaban por el aumento del pasaje, por la falta de agua, por la represión estudiantil, por la imposibilidad de ser oficialmente reconocidos como ciudadanos.
La Esquina del Callejón es una agrupación que nació en la Parroquia Antimano, sus integrantes son seres surgidos de la crónica de nuestra ciudad. Que apostaron a la utopía, que no se conformaron con la cuarta república, que visualizaron la posibilidad de hacer del barrio y de la ciudad un espacio de revoluciones.
Y desde la palabra confrontaron al Estado Burgués, a su ideología y sus estéticas y apoyaron los movimientos populares. 
Sus integrantes Alejandrina Reyes, Aracelis García, Carlos Zerpa Villalta, Lilia Esther Borjas, Gilberto Gutirrez,  Ivan Villamizar, Oscar Rodríguez,  y Miguel Rivera(+) hoy siguen haciendo al país, lo construyen, desde la  responsabilidad de hacer ciudades mágicas, donde el hombre, deje de ser espectador y cada vez con mas fuerza, se convierta en protagonista de su historia,
Todos los que los conocemos, de una u otra forma, nos convertimos en poetas de esquina, parte de ese colectivo, y atizamos sus leños para que su presencia siga haciendo historia entre nosotros. Para que quede claro, que sus poemas son parte de la historia de nuestra poesía
Aquí ofrezco una breve selección, tomadas de otra selección que hiciera el perro y la rana, a través del Sistema Nacional de Imprentas y con ello pretendo rendir un pequeño homenaje a tan grandes amigos, en la palabra, la acción y sobretodo,  los sueños y a su vez reproduzco el texto literal de Oscar Rodríguez que sirvió de Presentación a tan valiosa publicación








 Alejandrina Reyes
 

Melancolía 

A un duende que sigue junto a nosotros: 
Miguel Rivera





La melancolía brota de tus ojos
cuando regresas de aquel viaje corto,
rumbo al pensamiento que se va de prisa
por un laberinto de olvido, de quejas
de quejas, de risas.


aquí estoy, presa del tiempo
en un presente, casi ausente de tus pasos.
a mi lado caminas muy quedo
tu mirada perdida en el ocaso.


la melancolía
la melancolía
la melancolía no se ha alejado
transita por tus días grises
tu melancolía, es de color tenue
porque no la acercas a la mía verde.


Quiero compartir la sabia de tu piel junto a la mía,
si también me dejaras
tu melancolía





María Cándida


María Cándida me dice
crió 53 retazos, de los cuales ni uno solo
hoy está a su lado
Una legión canina le acompaña
los sapitos le cantan cada mañana
su larga cabellera
le cobija
una vieja esperanza es María Cándida

María Cándida recorre
la acequia en la nochecita
llevando como estandarte, su sonrisa
la oscuridad predice su destino
sus ojitos le alumbran el camino
el rocío de la noche cubre sus vestidos
una esperanza en vuelo es María Cándida.
 



...............................



 Aracelys García


Aunque quisiéramos 



no estamos de moda
los azarosos de la vida
los leales constantes al amor
los arremangados en autobuses piratas
visitadores de taguaras y cervezas
compartidas a medio sorbo cada dos 



no estamos de moda
aunque quisiéramos a tono
ser la moda bien puesta de quienes amamos
ser la consigna
la marcha
bandera
nadie nos sigue línea
porque los poetas somos una especie en extinción
aunque cada uno de todos
se levanta metafóricamente
a cepillarse el pelo
los dientes
trenzas
café
y a trabajar



no estamos de moda
los almacenes están llenos de animales
domesticadamente salvajes
queremos ser nobles — cultos
hombres con ciertos instintos
para reconocer a los amigos
tener más corazón que pulmones
alma que genio
por eso y más, mucho más
no estamos de moda.






Autorretrato

...si muerdo de cerca la vida asusto



Cecilia Ortiz

a veces me encojo de hombros
cuando algún personaje
me pregunta cómo estoy
o respondo muy cordialmente
que no estoy
suelo dejar que el veredicto del cuerpo
responda
o alzar una sonrisa vertical
que es mueca del + ó –
aunque no diga nada
que ya es bastante
acumulo los pesares del día
y en un paquete abstracto
los lanzo al viento
para ser más específica
me gusta caminar cuando llueve
me sorprendo saltando charquitos
para mojar al próximo
de mis acompañantes cotidianos
y hacerme la loca
cuando el aludido
suelta una sonora y mojada bien madre
que seguro no es la mía
escribo de mis logros y tragedias
cuando el común dedica sus neuronas
para conseguir algún jornal
porque el estómago no entiende
las dolencias ajenas
canto canto y canto
hasta ensordecer a mis vecinos
que algunas veces cansados
de retóricas letras sobre las vivencias humanas
me lanzan rosas metidas en botellas de pepsi-cola
a gran velocidad
tengo sueños tan reveladores
que al despertarme no recuerdo
me gusta el olor de la tierra húmeda
pisar las hojas secas que crujen con delicia
bajo mis pies
los ojos de un niño cuando juega metras
echo tierrita y no juego más
para luego correr despavorido
a refugiarse en los brazos de su madre
la mirada desorbitada
de los que quisieran irse volando
con al papagayo lleno de veradas
y colores celofán.
 




 


....................................




 Carlos Zerpa Villalta




Cenizas

cuando la noche regrese
iré a buscar
tu mirada
vestido
con la imagen de tu pensamiento
y al amanecer
pensaré
en soledad
colmando mi ausencia
entrometido en tu ayer
invocando el péndulo
de tu descarriado espacio
transitando este domingo
que rompe mi destino
alejando la agonía
de este impulsivo destierro ...





Rostro

llegaste a mis días
como danza del destino
encontré tu rostro
en el laberinto de las sombras
He escrito tu nombre
en mis labios
He visto tu cabello
navegar en mis sueños
He recorrido la senda
de tu encanto
tejiendo las horas
He viajado a través de tu mirada
prisionero de tu sombra...







Ausencia

Alguien
muerde
el silencio
recostado
al precipicio
alguien
pierde la muerte
incrustado
en la esperanza...
 





..............................






 Lilia Esther Borjas


I
Invoco
al espejo despeinado que amamanta cicatrices
con la humedad de sus caminos
invoco
la tinta interminable de este lápiz encarnado
de entresueños apoderándose de lo escrito
invoco
a esta vida para no olvidar su importancia
invoco
pensamiento–puño–letra–musa
Vacío las palabras sobre la espalda
no las vendo
no las regalo
Jamás renunciaré a ellas
Jamás renunciaré

II
Hay algo en la vida peor que la muerte
la disputa de un niño
con un animal por la carroña del basurero
se revelan las palabras
la erosión de la moral asesina las ideas
ese ruido ensordecedor
lastima el hueso minúsculo del oído 

III
La brisa
desata las bestias
cabalgan
sobre la blanca llanura del lino
un huracán
arremete
ante las colinas de este mundo
delirante se unen las caricias
húmeda puerta al placer
Riega las semillas
cobíjame
tengo frío

IV
Aún no recuerdo
cuántas miradas se posaron
sobre tu abstracta figura
y no te vieron
oyeron tu voz
sin escuchar la melodía sinfónica
que de ella brotaba
tocaron la forma áspera
sin sentir la suavidad de tu alma
un bostezo de fastidio
hiere el color púrpura de tu boca 

V
Soy letra
canción
poema
no suplico
exijo deshagas la maraña
tejida en el cuerpo.
cansado desierto
en el medio del mar
agolpadas las venas
beberán la sangre
del área despensa.


VI
Hoy el miedo me ha hecho presa
llegará el momento
la respiración se agita
imagino tu ausencia
cercana a un concierto de Rock
mientras un llanto de vida
reclama tu presencia

..................................





 Gilberto Gutiérrez




Sólo asómate a mirar dentro de un corazón



Si se pudiera llevar el amor en maletas


cuánta gente andaría en el mundo con ellas repletas


pero sería traficar un cariño portátil y frío


y así me vieras llegar


y a tu puerta tocar


con el corazón vacío



Y si comprendes que el ser 
no precisa un lugar para ser


nos quedan cosas 
que ninguna ausencia podrá deshacer


que desde aquí yo soy de ti aunque esté allá


para extrañarte no necesito más


pues como el pasajero


llevo el paso del viajero


y al color de fogatas lejanas no me siento extranjero



Soy de aquí también de allá y de más allá


y de mucho más allá


de donde quiera que cabalguen juntas


la sonrisa y la canción


y para ser del mundo me falta justo un pasaje


un boleto para el viaje


como el amor no se lleva en maletas


¿Qué importa el equipaje?



Si me perdiera el eco en el rumbo lejano de una canción


y juzgando un silencio te dieras una incierta razón


un pasaporte de amistad siempre te doy


y te invito a pasar 
pues yo tengo un estar donde quiera


que voy



Ven asómate al llegar


Ven asómate a escuchar


Ven asómate a mirar dentro de un corazón



Soy de aquí también de allá y de más allá


y de mucho más allá


de donde quiera que cabalguen juntas


la sonrisa y la canción


y para ser del mundo me falta justo un pasaje


un boleto para el viaje


como el amor no se lleva en maletas


¿Qué importa el equipaje?



Si es que pierdes mi canción


Sólo asómate a mirar dentro de un corazón





Un Quijote del año 2000



de un libro viejo se ha escapado un personaje


las telarañas le descuelgan en su traje


antiguo polvo va dejando en el camino


tomando atajos en el tiempo y los destinos


se filtra y toma por asalto un existir


andante


va tras un sueño que siempre corre adelante


evoca amigos, amores y rocinantes


es un Quijote del año 2000


pues de la nada


desenvaina una espada oxidada


la esgrime al viento


la hace brillar



Al suelo dragones


molinos de viento


viejas concepciones


falsos monumentos


es un osado


un renegado


enamorado del amor



Se dormitaba allá en el exilio del sueño


y al despertar encuentra al mundo más pequeño


y la aventura se agiganta ante el asombro


pues aún las flores se abren paso a los escombros


que hasta lo incierto se desvive por vivir


y siente


que reconoce al mismo enemigo de siempre


su alucinada terquedad de hacerle frente


la hace un Quijote del año 2000


un caballero


que echó adelante su verdad primero


que se ha negado a que el lado oscuro del mundo


pueda adueñarse también de la claridad



al suelo dragones


molinos de viento


viejas concepciones


falsos monumentos


es un osado


un renegado


enamorado del amor



Y en cualquier plaza


con extrañeza mira la gente que pasa


va cautivado presintiendo que algún día


su dulce dulcinea llegará.





 .........................


 Ivan Villamizar


Presencia,

a Fanny

Hoy amanecí siendo Yo
terriblemente Yo
sin engaños
sin ninguna palabra nueva
con muchos bostezos amargos
con errores concluidos
solo
acompañado
con cobija y almohada
tosco
adormecido
muy cansado
hoy me siento hombre
o alquimia de hombres
hoy me interrogo sin espejo
las respuestas son mudas
la desazón se vuelve póstuma
la mirada triste
aguda
me sonrojo con vergüenza
sembrado de notables dudas
y al mismo tiempo firme
descubierto sin cómplices
pues no hay peor complicidad
que la de uno mismo
u otros mismos

Hoy amanecí desaliñado Yo
horrorosamente Yo
qué vértigo enmudecido
y simple
hacerme de pronto un sueño
y deshacerme
en el instante al soñar
asombrado me dejo sorprender
y de pronto el Yo se sonríe
o sea me río
saco la lengua y la examino
todo el Yo
como una burla estricta
claro
la mofa es en serio
aunque con mezcla de cinismo
y belleza humorística
pues no hay alegría
ni angustia
sin una esperanza acompañando
todo presente
cuerpo
sentidos
razón
todo
como el complemento ensimismado
uniendo
y desuniendo
hoy me descompongo
perezosamente ante mis formas
no duermo y me levanto
no atino
pero soy feliz
o algo parecido por lo menos
hoy me desprendo de mi mismo
como único responsable
como una catástrofe solitaria
todo tan cerca y no me acerco

Hoy amanecí blasfemo Yo
pesimistamente Yo
dispuesto a no creer en el mundo
hacerme el sordo ante la gente
vivir sin palabras
y sin rostro
no quiero
apaciguarme en la calle
ni trabajar
ni ser responsable
simplemente
contemplar los recuerdos
llorar en un momento
sonreír en otro si me animo
extrañar mi infancia jugando
sobresaltarme con alguna queja
detenerme en lo que debí hacer
soportar que no lo hice
burlarme si estoy solo
hacerme el serio
ante la gente
todo lo del día
sin mi presencia
sin remordimientos
ausentarme
simplemente
quedarme en la cama
tomar el café sin pararme
cerrar los ojos sin dormirme
hoy amanecí
terriblemente Yo
desaliñado
horrorosamente Yo
blasfemo
pesimistamente Yo
qué lástima amanecer así
para los otros
los que esperan
hoy amanecí simplemente
si mañana no amanezco
volveré al mundo.





Poema enajenado

I
Hoy
como siempre
las rutinas le atornillan
al nuevo día
la responsabilidad
plácida
le desdobla el alma
adornándole el pecho
con flores negras
y blancas
su felicidad maquillada
calcula
y le habla
con pretexto clasificado
de qué le sirve el amor
si no le renta el 100%
total
las palabras casi nunca
enseñan el alma
aunque los hechos
muestren la conciencia

II
Al levantarse
cambia la piyama
por el atuendo de gala
para presumir
que usted es afortunado
por la etiqueta del traje
que usa
así va
de la casa
a la oficina
desboronándose
elegantemente
así llega
de la oficina
a la casa
orgulloso
de haber elaborado
la trama perfecta
perdiéndose
en las miradas ajenas
su sonrisa se distrae
en cualquier complacencia
usted no se detiene
hay que satisfacer a todos
SU alegría es tan hueca
como el abismo

III
Al recordar
que es usted feliz
hay desespero
retrocede el pasado
maldice el pensamiento
se abandona
para no horrorizarse
se inventa una sonrisa
embriagándose de sombras
en la sombra
simplemente usted es así
dependiendo
de los otros
torturándose
con otros
entregándose
a otros
asegurándose
ante otros
echando culpas
a otros
su felicidad es un espejo
reflejando
la imagen de los otros

iV
Es preferible aceptar
sin aceptarse
está prohibida la tristeza
usted se alegra
está prohibida la ira
usted se ríe
está prohibido sufrir
usted se embriaga
está prohibido el amor
usted se odia
está prohibido
todo lo subversivo
contra
la felicidad standard
y usted lo acepta

V
La felicidad que usted
adquiere a crédito
no es más que la máscara
inconclusa
de los que venden
la dignidad al contado



................................



 Oscar Rodríguez



Al Revés 

                                                      despierta mundo
                                        que vamos a estremecerte

                                                         Aracelys García




Un día de éstos el mundo se voltea
el sol de los banqueros
se quedarán durmiendo en la quiebra de una noche para siempre


ellos saldrán llorando
la alegría de perder la última limosna ofrecida a los mendigos
en el grito patibulario de la avaricia decapitada


el sur se llenará de polos llameantes
corceles coloridos patearán las aceras con melodías de brujas
de las ventanas terráqueas chillarán de vida los cristales
una nube de aborígenes saldrá de las montañas agrietadas
como torrentes arrasarán las miserias con ternura
se quedaran eternos en las plazas
leyendo el futuro a los incrédulos


¡ay de ti norte glamuroso!
pillado está tu ombligo
te sacaremos la alfombra de los pies
caerás con tu frac de dólares y napalm


sobre el océano pacífico
te comerán los peces graciosamente la barriga
para sanar tus cuentos con gnomos y gigantes


¡cuánto te alegraremos los bares y mercados
trayéndote vasijas de todos los amores que perdiste!


encontraremos ebrios a Rosa Luxemburgo y Espartaco
cantándose el secreto abrazo de la libertad


Un día de éstos el mundo se voltea
todos los desiertos se irán al infinito
Tupac Amarú salvará los animales de Noé
de la venta de su barca en el overnight de Wall Street
Un niño gobernara el universo
desde las cuerdas de un charango










Mientras te escucho en la radio




a Janis Joplin




De aquel viejo blues surge un te amo
amarro cariños con las cuerdas de evocaciones mudas
todo se me hace días neblinosos y tu cuerpo


la memoria sólo sirve para radicalizar visiones


quiero que todo sea vago
tus cabellos inundando mis ojos
el dibujo de mi cuerpo en tus manos de arcilla
algún calor de cierta palabra indescifrable2 La esquina del callejón
esas cenizas que dejastes en mis lienzos


Si el gua — gua eléctrico de esta guitarra me tejiera horizontes
acudiría sin equipaje hasta tu cadencia
entonces
depositaria esta tristeza a consignación
como limosna a cuanto silencio vaporoso se dé por entendido
llevo tus labios en mis bolsillos
para besarme el alma

 ......................................



Miguel Rivera(+)


I
Es absurdo pensar que la literatura es un simple entretenimiento de la razón, un vino que el alma culta paladea.


La literatura tiene que darme claves para entender
por qué un niño no tiene donde dormir.
De lo contrario no sirve para nada, o no me sirve, que es lo mismo.


La literatura no arreglará al mundo, 
pero tampoco lo dañara,
que un poema o cuento estremezcan
el profundo egoísmo que encierra la conformidad.


Si la literatura es un signo de libertad,
entonces uno puede escoger el sentido que le plazca, sin reñirse con la estética.


creo que toda literatura honesta,
aquella que sale del corazón, es bella.





II


Espero
No repetir la imagen que ayer...
apenas persistía


M R.





Sólo existen dos leyes en la penumbra
me encuentras o te encuentro
un débil rayo pasea los cuerpos
traspasados, vehementes,
regados sobre la almohada


Quiero levantarme y peso más que de costumbre
Quieres levantarme pero tienes que cargarme
o caeré al suelo impúdico y frío.


Si muevo un pie, otros dedos se alteran
busco una mano y encuentro un nido
en el centro de la espalda.


el sudor circula presuroso por dos avenidas
en donde antes sólo una había
cierta desnudez declina, cubriendo el espejo
y un rostro de aliento entrecortado flota en el ambiente.


el vacío somete las carnes
obligándolas a girar sobre sí mismas.


Brilla, apenas, la ausencia de cualquier tiempo
cuando el tic tac impone su ritmo.
las ropas exiladas al borde de la cama
recuerdan las siluetas que alguna vez habitaron.


Qué sera de la noche y de su hermana mañana
a dónde irán sus angustias y sus transeúntes
la ventana no está cerrada, simplemente no existe


Habitamos la cueva de altamira
y yo dentro de otra, tantas veces imaginada
en ella dibujo tu rostro a pinceladas desconcertantes


Furibundo ritmo que tus uñas dirigen
Rostros de animales heridos por la brisa
Rostros cercenados de placer.





III


Nuevamente es juez
el silencio
las amigas son hojas
carne olvidada
el último estertor
de una reunión
esclavos somos de las sorpresas
la esperanza es el potro
desaparecer
es algo más que un concepto
no estar
es desaparecer antes de tiempo
la duda
una pequeña compañía
Seguir la pista
el conocimiento


Una hoja
es un formato más
entre los astros
la coma, los signos más
puntos suspensivos
en el infinito




IV


Reconozco en las monedas
la efigie
de la unidad
me desvanezco en multitudes
en mares de señales
Sólo entiendo la ciudad
cuando se detiene
a mirarme
después de tantos años
de yo hacerlo





V


ahora
el vuelo es un camino
retornando
la sangre caliente... sujetada
es tan alto
lo que dejas
no mantengas
una ala en la tierra y otra más allá
del horizonte
porque estrellas hay muchas
pero hay una
que golpea sin piedad
nuestros temores
la promesa
presume con nosotros
que ese nido
no es adiós
si no partida





VI


desoladas pieles
cuelgan
las hojas brotan en luz y un tallo sujeta
el silencio


Surcos dorados conducen
a la esquina
ligeras colmenas...
universo
de un tajo se es feliz





VII


Quiero escribir sobre la soledad
en la soledad
con la soledad
por la soledad
pero nunca...
sin ella.





VIII


Hurga el propósito
hazme de nuevo
con tus manos
invéntame...

 


..................
NOTA DE OSCAR RODRÍGUEZ 
A "LA ESQUINA DEL CALLEJON"
ANTOLOGIA.
EDICION DEL SISTEMA NACIONAL DE iMPRENTAS. CARACAS. 
EL PERRO Y LA RANA.


Como todos los proyectos de nuestro pueblo, el movimiento artístico la esquina del callejón nace porque sí. Un 20 de julio de 1988 se reunieron Iván Villamizar y Oscar Rodríguez Pérez en la Biblioteca Pública Carapita para motivar actividades con la literatura a través de un taller, y de allí se desplegó una dinámica inédita que dio como parte del resultado esta manifestación escrita para la posteridad. Como en toda manifestación escrita, la precariedad no dice todo lo importante que fue este movimiento, pero como la imaginación es fecunda, cualquiera podrá adentrarse en algunos de sus logros con sólo contextualizar su actividad. 

Recordemos que la esquina nace siete meses antes de los sucesos del 27 de febrero de 1989 que conmovieron al mundo, año y tanto antes de la caída del muro de Berlín, tres años antes de la asonada militar del 4 de febrero del 92, y justo veinte años antes de la publicación de este libro. 

La esquina siempre estuvo a favor del barrio, de su gente, de las cayenas que crecen en el bulevar de Antímano, de la marcha alternativa del primero de mayo (contra la fenecida CTV), de la memoria del Che Guevara, del cerro que nos tapa la Parroquia la Vega, de la guitarra (siempre que la abracen unos tonos), de la pedrada contra la represión, de la sonrisa de nuestro hermano Miguel Rivera, de los recitales en las plazas públicas, de las cotufas en las plazas Bolívar, del credo de Aquiles Nazoa, del beso con amapuche, de las mentadas de madre contra los politiqueros, del comunismo más recalcitrante, de los cuadros de César Rengifo, de los antiimperialistas consejos de Fidel Castro, de los poemas cantados por Alí Primera, de Manuel Marulanda Vélez, de Cantinflas, de las partidas de dominó en los callejones (con sancocho incorporado), de las mujeres que venden conservas de coco en las playas públicas, de las cruces de mayo, de los papagayos de Nicolás Agüero, de los matinée para jubilarse del autoritario liceo y bailar “las caras lindas” con maelo, de los poemas escritos a escondidas en los rincones. 

Si la lectura de este libro le provoca hacer peso para que el capitalismo se siga derrumbando como merece, entonces aquellos sábados por la tarde en los cuales La Esquina del Callejón intentó forjar pueblo, valieron la pena.

Oscar Rodríguez Pérez