navegador

Loading...

domingo, 6 de agosto de 2017

DE POR QUÉ SOMOS LUNEÁTICOS




DE POR QUÉ SOMOS LUNEÁTICOS



La experiencia de un taller literario nunca dejará de sorprendernos,  independiente  del  rol  que  nos  toque  jugar,  ya  sea  como facilitador o como poeta participante; llegamos a un taller a encontrar respuestas a todas las inquietudes que nos toca confrontar desde la escritura.

Asistimos a un juego de incógnitas por descifrar. En cada sesión se despiertan diversas sensaciones relacionadas con la  palabra,  la  lengua  y  el  lenguaje.  El  taller  se  convierte  en la aproximación a pequeños universos del lenguaje que tienen la posibilidad de ser transformados, reinterpretados, reescritos desde nuestra propia voz.

El  lenguaje  deja  de  ser  un  cliché,  una  atadura,  una  mordaza,  y  desde  la  escritura  nos  liberamos  de  dogmas  y  refundamos  el  amor,  la  guerra,  la  memoria,  los  afectos.  Desde  el  lenguaje  fundamos  un  nuevo  lenguaje  para  comunicarnos con nuestros dioses, con la naturaleza, con el cosmos, con los distintos paisajes, y la ciudad deja de ser un estereotipo para nutrirse de todos los matices.

Desde las múltiples  lecturas  comprendemos  que  tenemos  la  posibilidad  de  aportar  a  la  transformación  de  las  estéticas,  porque  somos arte y parte de ellas.

Asistimos a un taller a desprendernos del ego solitario de los  geniecillos  de  la  creación  o  a  levantar  nuestra  voz  si  nos  atormenta el silencio, pero, sobre todas las cosas del mundo, en este taller nos encontramos para crecer desde adentro.

Me  tocó  asumir  la  coordinación  del  Taller  de  Monte  Ávila  después  de  sostener  varias  conversaciones  con  el  querido Carlos Noguera, quien llevaba las riendas de nuestra casa editorial para la época de nuestro taller. Su solicitud fue amena y presta para lograr mantener la calidad de los  talleres  que  desde  hace  muchos  años  se  ofrece  a  los escritores venezolanos.

Mi propuesta fue clara desde un principio: adentrarnos al universo de la poesía venezolana, conocer la propuesta literaria de escritores venezolanos del Siglo XX que nos permitieran ampliar la dimensión de la poesía desde nuestras voces y generar espacios para compartir la experiencia.


El taller no solo sería un espacio para la creación sino también  para  la  reflexión  sobre  el  trabajo  realizado  por  nuestros grandes poetas y nuestros contemporáneos. Nos reuníamos los días lunes, un día rudo para un taller de poesía en la ciudad. Inicio de la semana, que muchas veces  nos  recibe  con  el  tedio  de  comenzar  las  labores  alienantes del trabajo monótono. Lunes de resaca, de reorganización de las ideas, del arranque de motores, lunes que  poco  a  poco  se  fue  convirtiendo  en  el  espacio  de  encuentro  sistemático  donde  el  profesor  pasó  a  formar  parte  del  colectivo  y  donde  los  participantes  asumieron  roles de facilitadores.

En  una  especie  de  escuela  andragógica  cada  quien  fue aproximándose a experimentar desde la humildad el reconocimiento del otro, la aceptación del otro, y así como lo hizo con su compañero de taller, lo hizo con los poetas venezolanos y con los grandes temas. La poesía pasó de ser un concepto, un género literario, a transformarse en una acción y una filosofía de vida.

 La tarde-noche de los lunes tomó otro tono. La Librería del Sur del Teresa Carreño dejó de ser el salón de clases y pasó a convertirse en el espacio que nos convocó, nos reunió y que fue acercándonos desde la acción directa con el lenguaje. Allí nos atrevimos a releer y reescribir nuestra infancia, nuestro concepto de la poesía, nuestra aproximación a los fenómenos naturales. Conversamos con Dios y con todos los demonios. En ese espacio los amantes de la poesía mística debieron escribir como malditos, los licenciosos escribieron como hermanitas descalzas, y también aprendimos a querer mucho más esta ciudad y sus suburbios.

Somos  luneáticos  por  hacer  de  los  lunes  un  día  de  movimientos, de tensión, de lecturas múltiples, de cervezas en los chinos, de café en La patana, de encuentros con grandes escritores. Los lunes nos enamoramos, nos reprochamos, nos acercamos, nos debatimos, nos lloramos, nos celebramos.  Los  lunes  dejaron  de  ser  días  muertos  para  convertirse en espacios que nos permitían dialogar con la noche, con los astros.

El lenguaje se hizo arma, pluma, almohada, aire marino, gota  de  lluvia,  grito  de  protesta  y  de  redención.  Por  eso  insistimos  en  darle  continuidad  a  estos  encuentros  con  la  palabra y con la poesía, y hemos entendido que hay talleres literarios que no tienen fecha de clausura, ni acto de cierre, ni graduación.

El  taller  nos  hizo  visibles  como  grupo,  por  eso  hemos  estado presentes en la Feria del Libro de Caracas (Filven), en el Festival Mundial de Poesía; hemos tocado espacios como el  Museo  de  Bellas  Artes,  la  Galería  de  Arte  Nacional,  el  Parque Los Caobos, la Plaza Bolívar, la esquina de Gradillas, el Eje del Buen vivir, la Casa de las Primeras Letras y el Ce-larg. De una u otra manera hemos ganado espacios desde el poema, que nos permiten invitar, a todo el que escribe, a socializar para seguir creciendo.

Esta selección que presentamos hoy para los lectores está conformada por Arturo Sosa Leal, Andrés Urdaneta, Arlette Valenotti,  Solange  Urbina,  Marlene  Murillo,  Noé  Trujillo, María Mogollón, María Milagros Sabetta, Diana Moncada, Miguel  Díaz  Chang,  José  Antonio  Barrios,  Ivonne  Acuña,  Abraham  de  Barros,  Ligia  Álvarez,  Luis  Augusto  López  y  Stephanía  Delgado,  con  la  misión  de  compartir  parte  del  trabajo producido en ese primer año de taller, desde el espíritu y la poética de un lenguaje en constante desarrollo, con la sencilla misión de abrir nuevos ciclos desde lo individual, y lo colectivo y para contribuir, desde el poema, a la transformación y desarrollo del ser humano.



 http://www.elperroylarana.gob.ve/luneaticos/



José Javier sánchez
(compilador)
Caracas, 2017

viernes, 14 de abril de 2017

El fuego que emerge de sus ruinas extinguirá su sombra





El fuego que emerge de sus ruinas extinguirá su sombra


El próximo domingo volverán a quemar a Judas
Estuvo huyendo todo el año
Se ocultó en oficinas de gobierno
En clínicas en jefaturas
No pisó los jardines ni conversó con los niños en la plaza
Creyó más en los curas de alta jerarquía
Buscó el perdón haciéndoles favores a los comerciantes


Ese carajo no cree en el futuro

Se sigue vendiendo por cuarenta monedas
Entrega a los jóvenes por droga
Le gusta seducir a infantas
Engaña a los ancianos
Estafa a los que aun tienen sueños
Ya no conversa con los locos ni con los alcohólicos
a la gente honesta le llena el cerebro de míseras ambiciones
Traiciona a los humildes
Distorsiona la verdad divide a los amigos
no creé en el país ni en el futuro.

Hoy lo volverán a quemar
Esta noche morirá
Y mañana desde su sombra
Renacerá en ambiciones ciega y enfermas avaricias


Dicen que él no es el culpable
Que en la antigüedad la culpa fue del césar
Y de los reyes católicos
Pero el pobre no es muy inteligente
Y trafica con los poderosos, 
los que explotan, los que matan, los que empobrecen
Le falta mucho para que se de cuenta de lo tonto que es, 
de lo infeliz


Lo han visto disfrazado en la Lecuna de metropolitano
Y en Irak llevaba puesto un uniforme de soldado Norteamericano
Cuando toca con suerte se disfraza de periodista de CNN
O de presidente latinoamericano de centroderecha
Pero el muy tonto se deja atrapar todos los años
Y la gente de los caseríos y barriadas lo sientan en una silla
Y hasta le leen su testamento


Voy a llevar a mi hija y a mis sobrinos para que vean los juegos artificiales esta tarde
Comeremos helados y en mi interior rezaré
Para que el fuego que emerge de sus ruinas
Extinga su sombra.




miércoles, 29 de marzo de 2017

El Frente Literario Oficio Puro presenta recital “Luneático”



El jueves 30 de marzo, a las 6:00 p.m. 
El Frente Literario Oficio Puro 
presentará recital “Luneático” 
Boletín de prensa del Frente de Creación Literaria Oficio Puro


El Frente de Creación Literaria Oficio Puro presentará un recital a cargo del colectivo poético “Luneático”, el jueves 30 de marzo, en el Museo Rómulo Gallegos de la Fundación Celarg, a partir de las 6:00 p.m. con entrada libre. 


La tertulia quincenal número 106 del Frente de Creación Literaria Oficio Puro propiciara un encuentro con las y los integrantes de esta agrupación, que mostrarán su trabajo y presentarán una primera antología digital.



Luneáticos y creativos 


El grupo “Luneático” surge desde 2013 acompañado por un rito de la luna, plenamente activados desde el primer día de la semana como momento de reunión que realizaban en la sede de Librerías del Sur, ubicada en el Teatro Teresa Carreño. Nacen como resultado del taller de poesía promovido por Monte Ávila Editores Latinoamericana, con el apoyo y presencia del inolvidable Carlos Noguera, presidente de esa institución. Así lo señala el poeta José Javier Sánchez, quien fue facilitador de la edición del taller literario de Monte Ávila Editores ese año, y quien sigue acompañando la dinámica de este colectivo creador. 



Sánchez refiere que en la dinámica original del taller abordaron la poesía desde distintas temáticas, tales como la ciudad, la lluvia, la muerte, la política, lo bucólico del paisaje. A la par de eso hicimos énfasis en la investigación sobre la poesía venezolana. “Se convirtió en una especie de seminario, aproximándonos a la obra de autores fundamentales como Juan Calzadilla, Aquiles Nazoa, Juan Sánchez Peláez, Lidda Franco Farías, William Osuna, Ramón Palomares, José Barroeta, Luis Alberto Crespo. Cada semana abordamos a un autor y sus textos, a la par de investigar sobre los grandes temas de la poesía. Esto nos permitió nacer como grupo con una identidad basada en la riqueza de la poesía venezolana”. 


Posteriormente generaron espacios de encuentro, y participaron en recitales en el Eje del Buen Vivir, Librerías del Sur, Feria del Libro de Caracas, Festival Mundial de Poesía, entre los años 2013 y 2015. “Como experiencia de grupo elaboramos un papel que se denomina Taller de Poesía. Llevamos tres números. Ahora vamos a presentar el libro digital de la antología del grupo. Ese día presentaremos una semblanza del grupo y haremos dos rondas de lectura”. 

Integran el grupo Luneático Arturo Sosa Leal, Arlett Valenotti, Solange Urbina, Marlene Murillo, Noé Trujillo, María Mogollón, María Milagros Sabetta, Diana Moncada, Miguel Díaz Chang, José Antonio Barrios, Ivonne Acuña, Abraham de Barros, Ligia Álvarez, Luis Augusto López y Stephanía Delgado. El aporte musical lo brindarán Amanda Soriano y Leonel Ruiz.



Oficio Puro 2017 

La programación de Oficio Puro durante el primer semestre de 2017 continúa presentando la labor de de los diversos grupos que dinamizan este espacio de encuentro poético-musical. En abril sólo habrá una tertulia quincenal, después de Semana Santa: el jueves 27, el equipo de Ciudad de La Hoz presentará una antología, su sitio Web y compartirá experiencias y lecturas. 

Mayo es el mes aniversario del espacio poético musical. La tertulia del jueves 11 consistirá en un homenaje al poeta Antonio Trujillo, director de la Revista Nacional de Cultura y cronista de San Antonio de los Altos. La organización de esta actividad estará a cargo de las y los talleristas del poeta que hacen vida cultural en los Altos Mirandinos. El 25 de mayo será la fiesta por el quinto aniversario del nacimiento del Frente de Creación Literaria Oficio Puro. La programación aniversaria se articulará durante el mes de mayo con los grupos que participan en el Frente para celebrarlo también en distintos espacios de la ciudad, y se insertará por segunda vez seguida en el festival internacional de poesía “la palabra en el mundo”, que se realiza simultáneamente en los cinco continentes.



Cristobal Alva