navegador

Loading...

miércoles, 28 de diciembre de 2011

SEIS CANCIONES PARA LA NAVIDAD Y EL AÑO NUEVO QUE ME ACOMPAÑARON , ME ACOMPAÑAN Y ME ACOMPAÑARÁN

Luna decembrina

Otilio Galíndez



Prendan la luz que es diciembre

son las doce abran la puerta

todo se despierta con la Navidad.


Mi parranda está mirando

como se abrieronn las flores

y hasta los tambores pretenden hablar.


Señorita póngase la bata

tráigame una lata para yo tocar

cualquier palo sirve de charrasca

pues nada se escapa con la Navidad.


Oye luna decembrina

mi pueblo sale de ronda

oye luna no te escondas

siendo su mejor vecina.


Señorita póngase...


Mi lunita navideña

brilla con tu redondez

porque en diciembre te ves

como reina caraqueña.


Señorita póngase...




Canción de Navidad

(Silvio Rodríguez)


El fin de año huele a compras,
enhorabuenas y postales
con votos de renovación.
Y yo que sé del otro mundo
que pide vida en los portales,
me doy a hacer una canción.

La gente luce estar de acuerdo,
maravillosamente todo
parece afín al celebrar.
Unos festejan sus millones,
otros la camisita limpia
y hay quien no sabe qué es brindar.

Mi canción no es del cielo,
las estrellas, la luna,
porque a ti te la entrego
que no tienes ninguna.

Mi canción no es tan sólo
de quien pueda escucharla,
porque a veces el sordo
lleva más para amarla.

Tener no es signo de malvado
y no tener tampoco es prueba
de que acompañe la virtud.
Pero el que nace bien parado,
en procurarse lo que anhela
no tiene que invertir salud.

Por eso canto a quien no escucha,
a quien no dejan escucharme,
a quien ya nunca me escuchó,
al que en su cotidiana lucha
me da razones para amarle,
a aquel que nadie le cantó.






ALUMBRAME EL ZAGUAN
Un solo publo


Yo traigo una cruz de palma bendita

Yo traigo una cruz de palma bendita

Me la dio Jesús esta mañanita

Me la dio Jesús esta mañanita


Alumbra, alumbra, alumbra, alúmbrame el zaguán,

Alumbra, alumbra, alumbra, alúmbrame el zaguán,

Eso se acostumbra en la Navidad

Alumbra, alumbra, alumbra, alúmbrame el zaguán,

Alumbra, alumbra, alumbra, alúmbrame el zaguán,

Porque en la penumbra no puedo cantar

Ya puse la cruz sobre la bandera
Ya puse la cruz sobre la bandera
Así está Jesús junto a Venezuela
Así está Jesús junto a Venezuela

Alumbra, alumbra, alumbra, alúmbrame el zaguán...

Y la palma real que nadie la nombra
Y la palma real que nadie la nombra
Allá en el portal está dando sombra
Allá en el portal está dando sombra

Alumbra, alumbra, alumbra, alúmbrame el zaguán...

Pa'que nos proteja de malas visitas
Pa'que nos proteja de malas visitas
Póngame en la reja la palma bendita
Póngame en la reja la palma bendita

Alumbra, alumbra, alumbra, alúmbrame el zaguán...

Fíjense en la espada de Simón Bolívar
Fíjense en la espada de Simón Bolívar
Es como la palma que viva, que viva
Es como la palma que viva, que viv








ESTA BELLA NOCHE
Autor: Luis Eduardo Galián



Esta bella noche es de gran alegría

porque ya ha nacido el Mesías

y los chiquitines cantan con dulzura porque ya nació nuestro guía

porque ya nació nuestro guía



la familia toda estará reunida con humildad

y el abrazo no faltará en todita la vecindad


esta bella noche estaremos todos cantando aguinaldos para nuestro bien (Bis)



Los cohetes retumbarán bellas luces florecerán


y el pesebre iluminará el recinto de nuestro hogar.



Ésta bella noche estaremos todos

cantando aguinaldos para nuestro bien. (Bis



La capilla esta abierta
María Nicomedes Hernández
Conjunto América


(fragmento)


La capilla está abierta de noche y de día

rezaremos todos el Ave María

La capilla está abierta de noche y de día

rezaremos todos el Ave María (Bis)


El niño Jesús nació caminando

con su maraquita pidiendo aguinaldo (Bis)




La capilla está abierta de noche y de día...



Los tres Reyes Magos vienen del oriente
con su taparita bebiendo aguardiente (Bis)



La capilla está abierta de noche y de día...









Canción de Navidad

Canción: Canción de navidad
Año: 2011
Letra: Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat



No es verdad que me de náuseas la navidad
me conmueve la madre
el niño, la mula y el buey
lo que pasa es que estalla
una bomba en noche en la noche de paz
lo que pasa es que apesta
a zambomba el mensaje del Rey.

El portal de Belén
es un zulo virtual
pero en vez de turrón
este invierno me como un marrón
unos hígados chumbos envueltos en Papel Albal
y Gaspar en lugar de una bici me pone carbón.

Ojalá no abrasara el calor del hogar
cómo hacer cuando toca reír
si me da por llorar
corazón, no me quieras matar
corazón, sé de sobra quién paga y quién cobra
quien hace vudú
quien satura el cubo de basura de tu cotillón
San josé se enfadó con el padre del Niño Jesús.

Para ti escribí este sol fa do re mi
te lo vas a encontrar en el árbol de Papa Noel
cómo voy a decirte que no cuando sabes que sí
que el cus cus sabe a grano de pus tatuado en la piel.

Satanás es un capo llevando el compás
infiltrado en el supermercado de la navidad

No es verdad…
No es verdad…
No es verdad…

Canción: Canción de navidad
Año: 2011
Letra: Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat

miércoles, 14 de diciembre de 2011

QUE VIVA DICIEMBRE

El cielo le regala una llovizna a mi ciudad,
las señoras se abrigan
y los niños montan bicicletas, patinan o juegan a la ere.

En mi casa un pino artificial cargado de luces protege a un
[pesebre.

Esa noche yo duermo con mi dama y mi muchacha para
[espantarnos el frío con el alma.

En la calle una mujer llora su hambre varios hombres beben y
[de una casa escapan algunos villancicos y aguinaldos.

Desde el fondo de la calle un pueblo viene trayendo a un niño
[entre los brazos
con cuatro, tamboritas y maracas y un canto alegre.

Escapan los niños de las casas con luces de bengala
descorchan un vino en alguna sala, brincan las hallacas de las
[ollas
y aún huele a pintura fresca y la vida se torna muy alegre.

Esa noche un anciano entra a mi casa por una ventana
deja algunos juguetes y un jirón de su abrigo
y se lleva una alegría compartida
se escuchan cohetes y el cielo se ilumina

Y como milagro divino un niño nace en alguna casa, hospital o
[por qué no en un pesebre.

Mi hija se despierta…

..es Navidad…

que viva diciembre.


De: Fragmentos para una memoria. (2007)

miércoles, 7 de diciembre de 2011

LETRAS URBANAS NACIO DEL PRIMER TALLER DE EXPRESIVIDAD LITERARIA Y POETICA E IMPULSO LOS RECITALES COMUNITARIOS HACIA EL FESTIVAL MUNDIAL DE POESIA




LETRAS URBANAS




Es un grupo literario creado en el Marco del Festival Mundial de Poesía Caracas 2004, en el Barrio Las Torres de Los Mecedores en la Parroquia La Pastora.
Esta conformado por noveles poetas surgidos de la cotidianidad, del trabajo comunitario, de los sueños y frustraciones de la calle. Sus miembros son habitantes de la comunidad de diversos oficios: estudiantes, amas de casa, docentes no convencionales, mesoneros, músicos, promotores culturales, católicos y evangélicos, todos convencidos de que la calle es un espacio para crear para soñar y para permitirnos la convivencia.
Nuestros Talleres de Poesía se celebraron al aire libre, al final de la calle sucre, allí, la comunidad es la audiencia que con sus aplausos, risas, apretones de mano, espaldarazos, acompañan cada lectura, algunas veces muchos, algunas veces pocos, pero el final de esta calle la lectura en voz alta, la poesía, el cuento, la juerga, es un espacio común.
Estos poemas son parte del producto del taller de expresividad literaria facilitado por José Javier Sánchez que dio continuidad al proceso iniciado en el marco del Festival y que reafirma el deseo de consolidar una iniciativa cuyo fin es el desarrollo creativo y literario de sus miembros
En esta oportunidad ofrecemos los poemas de Juan Carlos Velázquez, Gladys Sucre, Luis Lopez, Alejandro Serrano y Pablo Mariño.
El resto de sus integrantes Zenaida Hernández, Carmen Mariño, Francisco Palacios, Francy Nova, Ricardo Guerrero, Jesika Robles decidieron esperar pulir sus poemas para esta entrega es su deseo y como grupo decidimos respetar esto.
Esperamos que estos poemas sean de su agrado y permitan adentrarnos en sus pensamientos.






Juan Carlos Velázquez
HIP HOP URBANO

Jóvenes en la calle con mal aspecto,
Les dice mi tío muchachos falta de respeto
Entrelazando frases de sangre y robo
Los cuales siempre buscan culpables
Culpables que no aparecen
Y el jefe de esos jóvenes sigue insistiendo a la violencia
La que ahora se envía con palabras e hipocresía
Y tienen una gran sintonía
En las estaciones de radio metida
Del circulo
Circulo vicioso
Del cual muchos jóvenes no pueden escapar
pero entre la sangre, robos, malandros y policías
con despiadada violencia e hipocresía
hoy en día se envía con música
que a mucho de nosotros nos inspira
y encamina hacia una nueva vida
para no tropezar de una vez con la misma piedrecita

ELLA ME DIJO: TÚ, POR QUE TÚ

Ella me dijo: tú, por que tú
Muchacho feo y mal arreglado
Pero gracioso y buena persona
Luego le contesté:
Tú, por que tú
Muchacha de cara de porcelana
Con cabellos rizos de oro
Pero antipática y odio0sa
Naturalmente bella
Estrella caída del cielo
Será por eso que aun no te encuentro
Muchacha de bella cara
y espectacular cuerpo

RE-ESCRIBIENDO A GERBASI

Una Rueda de la Bicicleta Gira
Como gira el mundo alrededor de esa vida mía
Gira y Gira
No solo una sino ambas ruedas
Dos ruedas llenas de alegría é hipocresía
Pequeña niña
Con él gira y gira de la bicicleta
Sonrisa graciosa
Caída fuerte e imprevista
Golpe rudo
Desgarrador
Con una rodilla sangrienta
Y mal herida pero aun
La rueda de la bicicleta gira y gira








Gladys Sucre

ROMANCE DEL AMARILLO

El Amarillo pollito
Tan clarito como el sol
Necesario en la vida
Alumbrando en su rol

El Amarillo bonito
Bonito como tu pelo
Me lo dices casi siempre
Que me recuerda a tu abuelo

El amarillo Clarito
Clarito como tu alma
Tu conciencia ponderada
Como pajarito en rama

El amarillo dorado
Como canario cantor
Con su canto tan alegre
Que parece un ruiseñor



LA MUERTE

No estamos acostumbrados
A hablar sobre la muerte
Tampoco acostumbrarnos
A recibir esta suerte

La pelona es muy fea
También imprevista
Porque mucha gente mala
Sin consultar te la quita

Las pistolas, los cuchillos
Armas de todo calibre
Quitan la vida diariamente
A niños, viejos y adolescentes

Me da pena cuando ocurre
Me lo comenta mi abuela
Que esto pasa día a día
En mi querida Venezuela



A LA RAZA

No importa el color que tengas
Ninguno es imprescindible
Lo importante es el alma

Blancos, trigueños o negros
Toditos son uno solo
Es lo que opino señores
Y lo miro con mis ojos

Se lo debemos a España
Que hizo un arroz con mango
Y nos unimos toditos
Para formar un rebaño

Unos claros, oscuritos
Pero al final del cuento
Somos todos igualitos










LUIS LÓPEZ

SUEÑOS EN LA OSCURANA

A veces quisiera sentarme a la orilla del mar, e indagar sobre lo infinito... pero mi mente viaja a miles de kilómetros de la tierra...

A veces quisiera tener un poco de la verdad de la vida dentro de mi bolsillo... pero las dualidades inherentes a la razón fustigan mi espalda desnuda...

A veces quisiera decidir entre las cosas que ameritan despliegue de mi indosincracia... pero las falsas convicciones de viejos recuerdos amargos me obligan a que regrese a una eventual situación de fracaso...

A veces quisiera demostrar dotes de un anhelado y exitoso desenlace de cotidianidad... pero intensos desordenes de mi quebradiza firmeza hacen de la grandeza, momentos risorios...

Intensamente busco negociar la felicidad alrededor de un flagrante acontecimiento... y desgraciadamente mis riquezas resultan polvo delante del cosmos...

Intento subir a la sima del éxito y escudriñar dentro del ámbito de la ignorancia y la necesidad un sentimiento que pueda ser útil a mi investigación trascendental, pero hostigantes caracteres inmersos en odio, pereza, envidia y contrincantes ocultos... dejan muy en claro mi origen y mi destino incierto...

A veces recuerdo lo mismos momentos de la fugaz felicidad, y los diferentes e inminentes destellos de traición influyen en la caída de las portentosas bases de mi creencia...

Por otra parte mis sentidos que supuestamente estaban nivelados, sucumben ante la potencia de la desorientación de sus iniciales propósitos...

Brilla la luna y se desencadenan recelos inaudibles dentro de mi universo...

Lloran los niños... y sufren los ancianos...

Se fortalece la cultura de la muerte y seguimos sobreviviendo dentro de este difícil sentir, que cada día renueva las esperanzas del fin...

A veces quisiera una omnipotencia innata y vitalicia para acabar con las injusticias cotidianas...

Quisiera también poseer un don especial que atribuya tendencias más humanas a esta alicaída sociedad... pero la vida incierta, desgarradoramente realista e inflexible, no deja a un lado las situaciones favorables de la idealidad de la natura...

Quisiera encontrar el amor como encuentro cada día el sol en las mañanas, pero indiscutiblemente no nací para él... o el no esta hecho para mi existencia...
A veces quisiera escribir las magnificencias de mi interior... pero la musa y la inspiración se me pierden de vista cada vez que objetos sin identificación envenenan mi mente...

A veces quisiera viajar a distantes galaxias y escapar de este ruidoso y mundano sitio, hurgar entre las esquinas mas circundantes hasta encontrar la paz estable... pero principios básicos y generalizados echan a tierra mis mas profundos sueños de fantasía...

La vida que se intenta vivir alrededor de mi sombrero quisiera volverla un amasijo de realidades virtuales relacionadas con la invulnerabilidad de unos trazos de notas en un papel... pero las leyes y unas monótonas conclusiones caducas me exhortan a abandonar mi proyecto...

A veces no se creer en la luz que veo... en las flores del campo o en mi mismo, dado a las desorbitadas imágenes tintineantes de la materia como tal...

A veces necesito de la miel de los labios de mi amada, y ella me recuerda que simplemente que ya no soy la luz de su sendero, relevándome a séptimo plano...

Intento nadar de nuevo a su orilla, pero se esconde tras los muros de la ignorancia invitándome a desistir en la lucha, pero mi terquedad y mi arrojo no me permiten abandonar la contienda, haciendo derramar mas sangre a mi desgarrado corazón que ya no aguanta otra herida...

En mi búsqueda creciente, pruebo registrar el mundo que me rodea tratando de encontrar una opción determinante para satisfacer mis exigencias... pero vuelve el fantasma de mis antiguos idilios a revolotear por mi cabeza para esgrimir una derrota, una nueva derrota de carácter determinante en mi camino...

Pero llegan noticias de que mis ambiguos anhelos están en otros brazos como estuvieron en los míos, que mis antiguos deseos se perdieron en la oscuridad... mis quereres sempiternos se disolvían en agua... como si la vida no tuviera valor... como si mis sueños hubiesen sido pesadillas... como si la muerte rondara en mi aposento... la vida no vale nada... de mentiras y falsedades estuvo llena mi alma... todo este tiempo las revelaciones eran absurdas... siento mi corazón crujir, y un golpe seco muele mi garganta...

En nombre de Dios juré... ¿De qué Dios hablo? No hay nadie que se merezca ese nombre... juré por la vida que no caería en ese pozo... que no he de ahogarme en esa patraña... tengo ganas de llorar... tengo ganas de sufrir la martirizante despedida... pero mi condición de varón me lo impide... qué debo hacer? Albergar ese sentimiento de rabia y dolor? O esperar a que la muerte pase por mí. ? La muerte cuantas veces de niño me asustabas... cuantas veces de niño demolías mis sueños... cuantas veces destruiste lo que de verdad sentía mío... mi rabia ha llegado hasta ti... o tu has llegado hasta mi... no se... no se si esperarte... o irte de una vez contigo y no hacerte esperar...

La muerte. Cuantas veces miraste por mi ventana entraste a mi casa por algo que no te pertenecía... cuántas veces sucumbieron ante ti pedazos de mi pecho? No sé... la memoria se hace añicos por tu causa... mi corazón se endurece para no sufrir... no te temo, no me haces él más mínimo daño... no me importas... has lo que quieras... la vida sigue sin valor...

Un grano de arena... un grano de polvo es mejor... una molécula... un átomo... es grande comparado con mi persona... no sé si encontraré esa famosa luz al final del túnel... no sé si éste túnel tiene salida... es una lástima... de niño siempre soñé con triunfar... que ridículo me siento... no quiero hablar mas de mis pesares...





TE SUEÑO

Quiero llegar hasta tu entorno en fulminante vuelo y diseminar el universo intrínseco de mis caprichos,
Para obtener la delectación de un beso en la penumbra...
O merodear a media noche en las tinieblas mendigando un miserable fragmento de alguna sustancia inherente a tus mimos y ternezas.
Que flotan perdidos en la infinidad de un pasado ignoto para mi, pero sin duda saturados de ardorosa pasión...
Solo clamo una pequeña fracción de tu mirada, que me colma de regocijo, instándome a desconocer acaecidas circunstancias melancólicas, que solo dejan un vacío descomunal...
Oírte es mi mayor deleite, porque cerrando mis ojos divaga una grácil silueta que deslumbra mis sentidos, dejándome llevar por la brisa sigilosamente pasa por mi percepción al mismo tiempo que desencadena desordenes en mi ya perturbada lucidez.
Sentir tu respiración en mi rostro, es el anhelo palpable de mis locuras nocturnas, que paso a paso me desplaza hacia un inminente desquicio...
Se que moras en mis adentros, porque cada noche te siento en lo profundo de mis pensamientos, deleitándome embrujadamente, mientras se mantiene la indicada quimera, para luego sumergirme en una profunda amargura al despertar y notar que mis ojos se pierden en la oscuridad, tratando inútilmente de descifrar tu figura.







PABLO MARIÑO

ENCUENTRO FORTUITO

En un mediodía de sol radiante y luminoso
Caminaba abstraído en mis pensamientos
De repente me percato que delante de mí caminaba una ¡hermosisima! mujer
Su cabellera amarilla como un trigal de oro abundante y esplendorosa
Su cuerpo de proporciones simétricas y curvas pronunciadas
Era una visión ¡maravillosa! ¡Era Afrodita rediviva!
O tal vez una princesa soñada de algún cuento escapada.

En dulce embeleso quedo mirando aquel cuerpo ¡Perfectamente entallado!
Su trasero ampuloso, muy bien formado, de carnes duras y consistentes
Su muy femenino y rítmico andar era música para mis oídos.
Un hombre y una mujer de la película del mismo nombre
O el bolero de Rabel?

Ella instintivamente vuelve la cabeza
Mirándome bate su trigal de oro
Ahora, camina contoneando exageradamente su cuerpo
Yo, tomado por sorpresa no... no logro poner en orden mis pensamientos
Solo atino mecánicamente a seguirla
Por segunda vez vuelve a mirarme haciendo con su boca un travieso mohín
Tomando su cabellera la echa hacia su hombro izquierdo
( la innata coquetería de la mujer)
Asaltado por una repentina idea, apresuro mis pasos, casi corriendo detrás de ella.

Vuelve la cabeza por tercera vez
En el preciso momento que llego junto a ella
Rápidamente busco una excusa para dirigirla la palabra
Observo que lleva un celular en el bolsillo posterior derecho de su ceñido jeans
Le digo que no debe llevar el celular en ese bolsillo pues corre el riesgo
que alguien se lo robe

Nos detenemos
Ella saca el celular de su bolsillo guardándolo en el bolso que cuelga de su hombro derecho
Luego me mira, esbozando una agradable sonrisa
Que deja al descubierto unos dientes blanquisimos de perlas
Entonces contemplo su rostro
¡Bello!
De ojos almendrados
Boca pequeña y carnosa, roja ¡provocativa! como una fresa madura
Los rayos solares producían destellos dorados en su cabellera
Que ella ahora acaricia
No sé por qué su rostro me recordaba al de Ingrid Bergman en Casa Blanca.
Nos presentamos
Milangela dijo ella extendiéndome la mano
Pablo, respondí estrechando su mano suave ligeramente febril
Soy la secretaria de un Bufete de Abogados me dijo con cierta voz sensual
Le dije que con el físico que tenía debía ser modelo o actriz de T V
Entre risas respondió que no tenía vocación para ninguna de esas dos carreras
Se despide de mi extendiéndome su mano, diciéndome que tiene una reunión
Con los abogados en el Bufete
Yo trato de decirle algo intentando retener su mano en la mía, no puedo
Ella se suelta mirándome fijamente a los ojos.
Como en un plano cinematográfico quedo absorto mirándola cruzar el rayado blanco.
Como fondo musical creo escuchar love story.






ALEJANDRO SERRANO


PALABRAS PRIMARIAS

Quise detener el tiempo en tu mirada
Y guardar en mi silencio tus secretos,
Esconderte mi mirada,
cómplice,
apasionada,
Y en la tuya,
afligida,
complicada,
detener el tiempo.

Guardar en mi memoria, cada detonación
que estallaba en tu pecho,
por cada latido de tu corazón.
Pintar con el arcoiris
cada sonrisa, cada palabra
y en el cofre del recuerdo
guardar el color de tu voz.

Quise detener el tiempo en tu mirada
y guardar en mi silencio tus secretos.
Para que el tiempo contigo, fuera eterno
y no escaparas de mi, ni un momento.

Tu mirada,
una fuente de agua clara,
tu vida,
un libro abierto, sin secretos,
el tiempo, que contigo siempre es poco,
mi silencio,
que lo rompe algún te quiero.
En tu ausencia,
me consuelo con tu voz,
que la brisa trae y lleva,
bien amada
y el deseo,
que siempre quiero tener,
de tenerte para siempre enamorada.
El no verte,
me despierta un gran temor,
que me olvides,
que me siento que he perdido,
que descubras,
con dureza, con dolor,
que en tus ojos,
no hay un tiempo detenido.
Y mi silencio,
que ha guardado tus secretos,
al gritarte que te amo,
se ha perdido.

Quise detener el tiempo en tu mirada,
Y guardar en mis silencios tus secretos,
pero,
tan grande es este amor
que ni lo uno
ni lo otro
he conseguido.



TU CUERPO


Tu cuerpo,
Ese cuerpo tuyo que brilla en lo oscuro,
Que despide aroma de exquisitas flores,
Ese cuerpo tuyo tentador y puro
Que con solo verlo me enciende en calores.

Ese cuerpo tuyo que también es mío,
Lo he visto tanto que está en mi memoria,
Ese cuerpo tuyo que calma mi frío,
Sentirlo en mis manos es tocar la gloria.

Ese cuerpo tuyo lo conozco todo,
Lo recorro todo por cada lugar,
Paseo beso a beso por cada recodo,
Y en cada relieve te siento vibrar.

Ese cuerpo tuyo que llegó a mi tierno,
Que pierde firmeza al correr la edad,
Después de diez años con tan solo vernos,
Tu cuerpo y el mío se desean más.

Tu cuerpo.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Vivir bien: ¿Paradigma no capitalista? Lectura obligatoria para la concepcion de un mundo distinto


Vivir bien: ¿Paradigma no capitalista? Es una Compilación realizada por Ivonne Farah H. Y Luciano Vasapollo, y publicada por Ediciones Sapienza de Universita Di Roma, de una serie de ensayos que profundizan sobre el termino “Vivir Bien” y estimulan el debate entre esta concepción y otras concepciones y prácticas como capitalismo y neocolonialismo. El Vivir bien se deriva como principio filosófico que parte de las culturas indígenas colectivas y de su cosmogonía, su concepción del hombre y del ser social. El Vivir Bien no se limita al bienestar del hombre sino que a su vez incluye todo el entorno antropológico, social, cultural, ecológico, a través de la instauración de una Sociedad del Bien Común de la humanidad, bajo cuatro principios: La Valoración de los saberes ancestrales; La Utilización sostenible y responsable de los recursos naturales; El Privilegio del valor de uso sobre el valor de cambio; La Ampliación de la democracia y La Multiculturidad.
Se realiza un análisis semántico y filosófico de este concepto que surge de las comunidades originarias específicamente de los pueblos indios andinos, ya que esta filosofía se desarrolla y discute con mayor énfasis en países como Bolivia y Ecuador. A su vez presenta una propuesta que apunta a abrir un debate sobre su concepción y puesta en práctica en la América Latina. Entendiendo que los Estados cuyas naciones avanzan en este sentido sostienen una lucha constante contra el capitalismo y todas sus acepciones.
En este libro el Vivir Bien se opone a toda concepción capitalista ya que la noción ética del Vivir Bien se expresa a través de un sentido de satisfacción asociado al objetivo de nutrir con base en la producción propia, con base en la armonía humana y el cuidado de la naturaleza y los ecosistemas; parámetros que entran en contradicción con la racionalidad capitalista basada en la acumulación privada y el crecimiento infinito, cuyo resultado termina siendo la desigualdad y la depredación de la naturaleza.
El Vivir Bien es un concepto en construcción y heterogéneo que en cualquiera de sus variantes implica cuestionar las ideas convencionales de desarrollo. Para el Vivir Bien el vivir es involucrarse con la tierra. Esta no pertenece al hombre, el hombre pertenece a ella. Pero el Vivir Bien no se deriva de algún valor metafísico que se impone a la situación presente. Se deduce de nuestra historia y de nuestra propia comunidad de vida, entendiendo que solo será posible esta filosofía de vida rompiendo con el Estado Colonial.
Por ello considero importante la difusión de esta obra así como su pronta edición y publicación en alguna de nuestras editoriales venezolanas, ya que su difusión estimularía el inicio de un debate sobre estas concepciones en nuestro país y contribuiría a generar propuestas que enriquezcan las ya trabajadas por estos autores.

martes, 15 de noviembre de 2011

Por esos caminos de la muerte

Yo lo supe, siempre lo supe, ¡claro que lo sabía! yo les dije a ustedes que tarde o temprano esto iba a pasar. Pero ustedes nunca me creyeron, me dijeron achacosa, que yo lo que hablaba era puro cuento de camino, que mi vida se había quedado detenida en las historias de mis ancestros, que ignoraba que hoy existía internet, que el hombre había llegado a la luna, que habían descubierto el genoma humano, que si los clones y el etanol...
Pero, estaban equivocados, nunca me dieron la razón. Porque la ley de la vida y sus misterios son implacables. Yo les dije que, más temprano que tarde, se iban a doblegar ante los embrollos de la naturaleza y sus cosas sagradas.
Ustedes nada que me creían y se fueron de madrugada por esos caminos, y no es nada, que se llevaron a Miguel, a mi Maraco, a ese que parí a orillas del río en tiempos de la peste, ese que tuve que ocultar bajo la maleza para que su padre no lo ahogara, por temor a que fuera un espectro del demonio, que sobrevivía a la muerte para traer desgracia.
Fueron ustedes quienes me lo arrastraron a la desgracia y ahora está allí, en esa sala fría, apretujado en ese cajón, rodeado de velones, de trinitarias y cayenas, con la tragedia en la cara, la misma tragedia que le borró su sonrisa, su alegría. Todo, por culpa de ustedes y de ese río que al final terminó reclamándolo.
Cuando les dije que, hoy Viernes Santo no se fueran al río, porque estaba escrito que el río siempre reclama un alma el Viernes Santo, ustedes dijeron: esta vieja está requete loca!. Y cuando les insistí que no se fijaran en mujer desconocida, me llamaron celópata!. Y nada, allí está, se van para el río hartos de miche, y tabaco, se ponen a esperar mujeres, cuando saben que estas tierras son selva, soledad, purgatorio, infierno.
Y no vieron que no era mujer sino espanto, la que se les acercó para pedirles fuego, les sonrió a todos, les preguntó que cuál era el menor y allí con sus juergas del diablo, le señalaron a Miguelito, mi Miguelito; ese que estos oídos no volverán a escuchar, estos brazos jamás abrazarán y esta memoria atajará en sus recuerdos para que no se me desintegre en el olvido.
Lo cierto es que empezaron a convidar a Miguel con eso de que: agárrala, apriétala, bésala, dile que te gusta, báñate con ella. Y mi muchacho, seguro que nervioso, asustado o tímido. Cansado con eso de que si no conseguía novia iba a parar en maricón, que no enamoraba ni a las burras, que no se le paraba ni con chuchuguasa, no le quedó otra cosa que obedecé a sus caprichos ingratos y de terror.
A él, que yo lo soñaba cura, monseñor, mi puerta al cielo, ustedes me le llenaron la cabeza de espantos.
Fue por eso que Miguelito comenzó a enamorá a esa mujer y ella seguro que aceptó. Claro, si era hija del mismísimo mandinga y cuando mi muchacho estaba emocionado, lo invitó a bañarse al río y este tonto, le hizo caso y se metió en esas aguas.
Quién le dijo que se metiera al río, tan crecido en esta época. Y mi muchacho que nadaba tan poco, pero con el valor que había agarrado no se iba a detener. Era Viernes Santo. ¡Ave María Purísima!.
Y es por eso que le empezaron a brotar escamas por los pies, por los tobillos, por las piernas y las uñas le crecieron como garfios y se le abrieron esas troneras profundas en el cuello y se le saltonearon los ojos y nadie lo vio, ni lo escuchó gritar, cuando la mujer comenzó a abrazarlo.
Segurito que aplaudían cuando ya no vieron mas en el río ni a Miguel ni a la mujer. Y fue allí, en medio de los silbidos, las risas, los aplausos, las groserías, que una cola de ballenato pequeña sobresalió del río y vieron que la mujer se había transformado en sirena, esa misma que tiene más de doscientos años saliendo por estos ríos, esa que dicen que viene de la Playa, que sube por los caños a contracorriente para llevarse el alma de los incautos, que entran a las aguas en días santos.
Bueno, gracias a Dios no se llevó su cuerpo. Miguelito hoy está aquí en esta sala, todo escamado, con esas enormes aletas pegadas en los pulmones, con los ojos brotados, los labios hinchados y esas troneras abiertas en el cuello.
No se lo llevó la infeliz, mis oraciones a la Virgen de las Mercedes, a San Miguel Arcángel, a Santa Elena y ese río revuelto, me lo trajeron de regreso.
Mañana lo velaremos, le daremos sagrada sepultura y si es por mí, ustedes váyanse al río y báñense a ver si la sirena les arranca la vida. Así Miguelito no se me va solo, por esos caminos de la muerte.

José Javier Sánchez

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Cantaura. La Masacre anunciada.


Un Libro para volver a leer en este tiempo.

Este libro editado por la “Fundación editorial el perro y la rana”, es el testimonio de una masacre por la cual no se termina de hacer justicia. 23 jóvenes revolucionarios entregaron su vida por el sueño de construir un mejor país. Por derrocar un sistema que condenaba a la mayoría de sus pobladores a la miseria y los engaños de una democracia representativa que adecuo las leyes y la economía para perpetuarse en el poder a través del binomio AD-COPEI. Para ello no vacilo en exterminar la vida de quienes resistieran a su dominio. La Masacre de Cantaura fue la forma mas explicita de manifestar los métodos de un sistema terrorista que no se permitía escuchar a quienes los detractaban. Desde la escuela de las américas fueron formados para aniquilar cualquier vestigio de esperanza. Sus mártires aún siguen viviendo en la memoria de quienes desde cualquier edad, en cada región de este territorio, apostábamos a transformar este país algunos desde la lucha armada, otros también desde el trabajo popular. Desde el trabajo cultural con la convicción que solo seria posible transformarlo para poder construir una sociedad de justicia para las mayorías, con garantías sociales en el área de salud, educación, recreación y servicios, que permitiera destruir los privilegios de un grupo para favorecer a toda la población. Por estos sueños se sacrificaron los mártires de Cantaura y el gobierno de ese momento apostó a silenciarlos. Era una época donde declararse revolucionario, era considerado mucho más grave que declararse terrorista, porque precisamente a través del terrorismo de estado: detenciones forzadas, torturas, desapariciones, genocídios, ese estado defendería sus formas de perpetuarse en el poder.
Estas páginas recogen con altísima dignidad los testimonios de algunos sobrevivientes a los bombardeos y ajusticiamientos sucedidos. Testimonio real de tan abominable tragedia. Esperemos que esta obra permita perpetuar estos sucesos y que mas temprano que tarde contribuya a que realmente se ejerza justicia sobre los responsables de tan abominable hecho.
Honor y Gloria a esos jóvenes que dieron su vida por un sueño que sus dirigentes políticos traicionaron

miércoles, 3 de agosto de 2011

Ecos que se hicieron Poesía

"
“Ecos breves” el segundo libro de Poesía de Efraín Valenzuela, editado por la editorial "Hoja de la calle", parece emerger de la esencia del Haiku, de los mitos primigenios y de la memoria, para hacerse palabra y perpetuarse en múltiples silencios que se quedan haciendo bulla entre nosotros.
En este libro el poeta se plantea hacer del lenguaje, no un discurso sino una fugaz esencia, que dibuja mil formas, talla rostros, funda ciudades desde la contemplación, y las exalta transformándolas en poesía; es la confirmación de que el lenguaje es fuerza interior que se abre paso aun en el silencio y nos invita a descifrar el lenguaje oculto en él: “Solo el silencio sabe decir sus ecos con gran algarabía”.
Una vez que se comienza a leer Ecos Breves, sus poemas quedan resonando en nosotros y pasamos de simples espectadores de la palabra a protagonistas esenciales de los ecos que se suceden. El poeta reafirma sus afectos a las cosas sencillas, a los seres, a las verdades de la memoria, al amor y el desamor, al compromiso del hombre como socializador y deja en claro que aquello que no tiene eco no vuelve a pensarse.
Desde su sensibilidad con la palabra, su trajinar diario por ciudades como San Juan de los Morros Cumana y Caracas, su cercanía con poetas y su compromiso social, hace resonar las cosas mas sencillas como milagro de la existencia. Ecos sueltos en la cotidianidad son rescatados por el poeta y toman vida propia.
Este no es un libro romántico, no es un panfleto, no esta escrito sólo para lectores afrancesados, ni burdos parias, no es una elegía, ni las odas elementales del poeta, pero todos lo que busquen algo de ello podrán encontrarlo de una u otra manera envueltos entre sus lineas Este libro dibuja a un poeta sensible que ha sabido escucharse y escuchar sus distintos entornos. Valenzuela extiende sus horizontes mas alla de su ciudad y se acerca a otras latitudes de la geografía y el espíritu, construyendo su poética desde una voz añejada por su experiencia de vida. La apuesta por el poema breve es conquistada en este libro y a su vez el poeta es conquistado por su propia memoria que emerge de forma testimonial y termina dibujandolo entre líneas.
Después de leer Ecos breves provoca detenerse a escuchar los multiples ecos que habitan nuestra existencia. No me queda mas que invitarlos a disfrutar de cada una de sus páginas y a escuchar todo aquello que resuene en nuestra memoria.

lunes, 18 de julio de 2011

ENTRE EL DIJO BIEN Y EL TAMBOR Y CANTO


PRESENTACIÓN DEL LIBRO "UNA MIRADA POR LA DECIMA URBANA"
EDICIONES SISTEMA NACIONAL DE IMPRENTAS
PUBLICADO EN CARACAS 2008


La décima forma parte de un culto perpetuado desde los tiempos de la colonia en los asentamientos campesinos de las costas venezolanas. Es elemento de un sincretismo cultural que se reúne en los velorios de cruz con el tambor de fulía africano, la maraca aborigen y el cuatro y español. Testimonio transparente del mestizaje. Donde se rinde culto al madero católico, pero también al árbol que provee alimentos para el sustento diario. Hasta cierto punto estos elementos se suscriben a una atmósfera netamente rural que logra hospedarse en nuestro país en territorios como barlovento y en regiones como el oriente, los llanos y la costa central. Allí en estas regiones la décima permanece y se expresa a través de distintas manifestaciones culturales.
El movimiento de decimistas urbanos surge en la ciudad de caracas de forma paralela, en distintas parroquias donde se desarrollaban experiencias de culto al velorio de cruz de mayo. Algunos decimistas urbanos son descendientes directos de una cultura acunada en regiones afro descendientes o negroides, bien valga el termino actual, donde se cultiva la veneración a la cruz.
Caracas como metrópolis urbana da cobijo a distintas manifestaciones culturales y el velorio de cruz es una fiesta tradicional que es ya símbolo del caraqueño. Es así como la décima espinel toma residencia para volverse manifestación de la crónica, la poética y la fábula de los suburbios urbanos. Ella se apropia del territorio urbano y entonces desde el barrio se realza y se hace un espacio entre la salsa callejera, el matinée y la verbena.
Pero la cosa no ha sido tan sencilla. Ese terreno se lo gana la décima, gracias a la perseverancia de algunos jóvenes, que inspirados, acompañados o confrontados con esa cultura preservadora se hacen de su propio espacio y con un toque autónomo redimensionan estas formas expresivas, fortalecen los temas cultivados por los viejos y aportan nuevas temáticas que llenan de colorido alegría e ingenio a esta manifestación cultural.
Los decimistas urbanos no son hiphoperos aunque pueda que cultiven este género como manifestación musical. Los decimistas urbanos no son los viejos decimistas ejemplo de acervo y perseverancia, aunque en su mayoría hemos aprendido de los viejos cultores como Nicolasa (+), Julio Ramírez (+), Francisca, Felicia (+), Justino entre otros.
Hoy en día algunos decimitas urbanos ya parecen viejos cultores; tenemos los casos de Juan Sanoja, Soraya, Ricardo Linares, Wilfredo ganchito, Jesús Totoño Blanco, Juan Echeverría, Neguel Machado, ejemplos concretos de hombres y mujeres que se han hecho adultos contemporáneos para no llamarlos viejos cultivando este rico genero de la lírica española.
Este género se ha mantenido en nuestra ciudad por el entusiasmo que generan las decenas de velorios de cruz que se celebran en caracas durante el mes de mayo y ya hablar del Barrio Marín de San Agustín, del Barrio el MOP de Pro patria, de Las Lomas de Urdaneta en Catia, del Barrio El Carmen de La Vega, del Barrio Las Torres de los Mecedores en La Pastora, del Barrio Las Terrazas de Caricuao, de Barrios Sucre y La Piedrita, en 23 de Enero, nos sintoniza con el ambiente festivo de los velorios de cruz, con el esfuerzo de agrupaciones como Tambor y Cuerdas, Tambor y Gloria, Cumbe, Cañón, Autóctono, Flor de Patria, La Gente de San Agustín del Sur asi como las diversas fulías que embriagan la noche a través de los coros festivos que a veces resultan agotadoras y como no recordar a Domingo López Domingo, La Conchita esta en la mar, el gallo pinto, la guayabalera, Juliana, y el Ya lo ve ya lo Vera.
Los decimistas urbanos de caracas emergemos de esta esencia que acompaña las calles, que aun nos hace sentir como una ciudad cercana a lo rural, donde las fronteras entre ruralidad y urbanidad desaparecen cuando el sancocho es un ritual de nuestras comunidades y la guarapitá y el "comadre que cocinó esta mañana" "aquí le mando esta ensalada y estos buñuelos" enbellecen nuestra cotidianidad.
Somos decimistas urbanos primero; el hip hop llegó después; y como decimistas urbanos tratamos de dibujar nuestra ciudad y en las décimas que escribimos los temas varían y podemos hablar de Pasión, de Amor, de mujeres, podemos pintar robar, inventar, argumentar, hablar de salsa, de infancia, de muerte y de temas sociales ligados a la forma de como logramos percibir la construcción de este país y el concepto que tenemos de sus dirigentes. Cuando escribimos nos leémos como urbe que florece en medio de sus antecedentes rurales cercanos a su fundación pero existe entre líneas versos octosílabos que nos hacen auténticos caraqueños.
Presentar una mirada por la décima urbana es aproximarnos a múltiples lecturas que realizan los jóvenes cultores de este tiempo, es parte de un rito patafísico que permite transformar la realidad de acuerdo a nuestros sueños, es también una forma de manifestar repudio o dolor ante la injusticia, pero sobre todo es la posibilidad de transformar ese lenguaje coloquial en poética urbana que una vez escrita transforma al autor y su entorno en fenómeno socio-cultural
La décima no se limita a venerar al madero. Es lenguaje que transforma que registra que legitima nuestras realidades urbanas y Juan Sanoja, Ignacio Hernandez, Luís López, Juan Echeverría, Neguel Machado, Alejandro Serrano dan prueba de ello a través de estas páginas. La décima urbana se curte de una estética simbiótica entre la ruralidad heredada de los abuelos y una ciudad que esta en una constante construcción y de-construcción de sus estéticas. La esquina, el barrio, las mujeres, la crítica política, la protesta el panfleto, la fiesta la cadencia se combinen en una lectura caleidoscópica de nuestra realidad
La décima y el verso octosílabo sirven como clave rítmica para plasmar las distintas imágenes que hacen de estos decimistas una representación de esa ciudad que se niega enterrar los acervos culturales pero que aportan elementos para definirla como una manifestación en procesos de transformación constante
Bienvenidas sean estas décimas que nos aproximan a los recitales de decimistas que se escuchan las madrugadas de velorio, paseo entre el “dijo bien” y el “tambor y canto”. Que este libro nos convoque a prestar atención después del “dijo bien” de cualquier fulía. Asistamos pues a una aproximación con la diversidad de temas que pueden darse cita en los recitales nocturnos alrededor de un altar de Cruz de mayo.

Bienvenidas estas décimas
Estos decimistas
Salud
Dijo bien
José Javier Sánchez

lunes, 30 de mayo de 2011

Poesía

Poesía
Digo poesía cuando dibujo la calle en mis palabras y germinan de mi verbo mujeres caminando la ciudad con su mejor sonrisa, atesorando fértiles auroras para el viento del provenir

Cuando temprano despierta un sueño y se hace realidad ante mis ojos, irradiando sonrisas en los niños, en los ancianos y en la montaña que nos descubre húmedos de brisa

Digo poesía y no da tristeza hablar del dolor que se ha vuelto metáfora. Cavafis es amigo de William y Daniel, juntos beben licor conmigo en el patio de los Juárez
Y nombro a mis hermanas porque se hicieron poesía, son Gloria de la urbe y Gilda del baile. Ambas tienen un corazón mas rojo que el de Carlos

Digo poesía y mi abuela aun se mece en los pasillos del recuerdo. Mi padre regresa del eterno viaje, mi Madre no reprocha noches, amamanta y han regresado mis amigos muertos a comerse una hervido conmigo cualquier tarde

Decir poesía es sentir la valentía de destrozar estrellas al imperio y abrazar a un niño de Gaza que debajo de los escombros aun respira, esperando los poemas del gran Aquiles para dormir tranquilo

La poesía se hace vida, datil, caramelo de coco y melcocha que estira fantasías; revive al ratón que resguarda los dientes a tantos chicuelos y al viejo anciano que llega repleto de juguetes. Es tan mágica que nos permite ver las cosas mas triviales con prismas de alegrías

La Poesía tan valiente enfrenta a misiles, a botas imperiales y a policías de bicicleta que disparan contra la verdadera justicia

Poesía quiero decirte algo…
…que cosa tan buena es tenerte entre nosotros

miércoles, 4 de mayo de 2011

XIX Festival de Poesía de Bogotá del 2 al 12 de mayo de 2011

XIX Festival Internacional de Poesía de Bogotá – Los Poetas
Literatura, Poesía, Selecta — Por Babab. mayo 2, 2011, 10:26

Artículo tomado de la página www.babab.com
 
Presentamos aquí una selección de poemas de algunos de los poetas invitados al XIX Festival Internacional de Poesía de Bogotá
Esteban Moore
Luis Miguel Madrid
Francisco Morales Santos
Humberto Ak’Abal
Indran Amirthanayagam
Iván Oñate
Jordi Virallonga
José Javier Sánchez
Margarito Cuéllar
Rafael Courtoise
José Ramón Ripoll
Raúl Vallejo
Ricardo Silva-Santisteban
Stephanie Alcantar
Uberto Stabile

ESTEBAN MOORE (Buenos Aires, 1952)
Poeta, traductor y periodista. En poesía ha publicado: La noche en llamas (1982), Providencia terrenal (1983), Con Bogey en Casablanca (1987), Poemas 1982-1987 (1988), Tiempos que van (1994), Instantáneas de fin de siglo (Montevideo, 1999), Partes Mínimas y otros poemas (Mar del Plata, 1999).
Ha dado a conocer traducciones de Charles Bukowsky, Raymond Carver, Lawrence Ferlinghetti, Allen Ginsberg, Gregory Corso, Gary Snyder, Bill Berkson, Anne Waldman, Andrei Codrescu, Seamus Heaney, entre otros. En 1996, la UNESCO publicó sus traducciones de Lawrence Ferlinghetti, América desierta y otros poemas, (Ediciones Graffiti/Unesco, Montevideo Uruguay). En la actualidad prepara una antología de poesía irlandesa contemporánea y una antología de Lawrence Ferlinghetti.
En 1990 fue invitado a la escuela de poesía The Jack Kerouac School of Disembodied Poetics, fundada por Allen Ginsberg, donde realizó un proyecto de traducción. En 1994 expuso sobre poesía y traducción en la escuela de poesía de Viena, Schüle fur Dichtung in Wien. Ha participado de diversos festivales en su país y en los de Montevideo (1993), Medellín (1995) y en 1998 fue invitado por Amiri Baraka a formar parte del comité de homenaje a Allen Ginsberg que realizó un encuentro en Nueva York, del que participó.
Colabora con publicaciones del país y del extranjero. Su obra ha sido parcialmente traducida al inglés, italiano, alemán y portugués e incluida en diversas antologías. Una selección de sus poemas traducidos por Craig Czury, fueron publicados en diversas plaquettes por Red Pagoda Press, (Pennsylvannia, EEUU, 1998-1998).
 
Poema A Un Costado De La Autopista…
del estado más sereno *
a un costado de la autopista -miramos la extendida
llanura arada/ el tramado orden mecánico -de esos
surcos químicamente limpios de la apretada asfixia
de yuyales y maleza/ en cuya cima las hojas -de los
primeros brotes/ traspasan con firmeza la capa -del
blanco rocío escarchado
* del estado más sereno
Luis de Góngora, Soneto XII.
 
En Un Escenario Dispuesto Por La Luz…
In the main of light *
en un escenario dispuesto por la luz/ -las rocas extienden
en sombras alargadas su inmensa redondez/ -en el aire al
zumbido en vuelo de los insectos/ -el escape de un motor
señala con el agobiado paladeo de furiosas erres flotantes
dilatadas en una nube ácida de combustible quemado/ -el
ritmo de la sierra mecánica/ la tala de los árboles
* In the main of light, En lo principal de la luz
Seamus Heaney, The goverment of the tongue,1988.
 
El Siseo Lejano De Las Aguas…
de manera que se sólo ver *
el siseo lejano de las aguas que desciende de las altas
cumbres/ despierta a las codornices -que con agilidad
y repentina gracia -sacuden su plumaje/ aletean -en el
nido/ –esas aves que no han visto nunca/ del deshielo
la desatada furia de los torrentes/ observan –de la luz
el brillo distinto/ reconocen en ella -señales -secretos
designios
* de manera que de sólo ver
Santa Teresa de Jesús, Las Moradas, VI, cap.7.
subir

LUIS MIGUEL MADRID
Nació en Madrid en 1960. Se licenció en Filología Hispánica en la Universidad Complutense especializándose en literatura hispanoamericana y relativismo centrípeto.
Su actividad literaria abarca una variada producción como poeta: Rua das janelas verdes –Premio Internacional Arcipreste de Hita-, La caja italiana, Bomarzo, María de los demonios, El cine de las sábanas blancas, etc; como dramaturgo: Coño, El día que me hice caca, Tripa de guanajo, Dulce desazón, etc, y también como cuentista, crítico literario, letrista o chascarrillero.
Es fundador y director de la revista de cultura BABAB, socio fundador de ARDE (Asociación de Revistas Digitales de España), presidente de la sociedad editora MAÑANA ES ARTE y colaborador en diversas revistas y organizaciones artísticas.
Ha sido seleccionado para representar a España en el Festival Internacional de Poesía de Bogotá (Ediciones XIII, XV, XVII, y XIX) y Feria del Libro de Manizales, habiendo sido seleccionado y publicado en varias antologías de poetas españoles/colombianos.
Con El sacrificio de ganar Luis Miguel Madrid cierra un ciclo poético repleto de contradicciones, completando por fin una ideología difícil de explicar.
 
DOLENCIAS
El sacrificio de ganar
Me duele el pelo cuando pienso en ti,
cuando pienso en ti me duelen las plaquetas,
las anginas operadas en el 75 y los huecos
que tengo entre los dedos de los pies.
Son achaques entrañables que me alivian
de aquellas otras dolencias que sufría
cuando te conseguía olvidar.
 
LA PENÚLTIMA
El cine de las sábanas blancas
Mentir no es grave cuando andamos
casi ya de retirada, apurando la penúltima
en el último bar.
Tampoco las verdades tienen importancia
cuando estamos a punto de ser nadie,
poco antes de caer sobre los charcos
de las seis de la mañana.
En esos momentos uno lo comprende todo,
por ejemplo,
que lo importante pasó de largo
y  de la vida sólo conoció los arrabales
 
OLVIDOS
El sacrificio de ganar
Para Eva
Junto a ti me olvido de los papeles leídos,
de los cuadros vistos, de toda aquella cultura estabulada,
del arte de subasta, de los genios repetidos
con los que gastaba cuatro noches por semana
y todas las mañanas de domingo.
Junto a ti me pongo un güisqui
y me desparramo en el sofá
extasiado en el oficio de mirarte.
 
YO NO SÉ
El cine de las sábanas blancas
Me echaría novia pero el caso
es que no tengo interés ni vocación.
Tampoco tengo muy claro para qué puede servirme,
ni cómo se usa, cuánto dura la garantía,
y si llegado el caso,  se puede devolver
recuperando el tiempo y los sentidos abonados.
 
subir

FRANCISCO MORALES SANTOS
Francisco Morales Santos. Premio Nacional de Literatura Miguel Angel Asturias en 1998. Francisco Morales Santos nació el 4 de octubre de 1940, en Ciudad Vieja en el departamento de Sacatepéquez, Guatemala.
Junto a Luis Alfredo Arango, Julio Fausto Aguilera, Delia Quiñónez de Tock, Antonio Brañas, José Luis Villatoro y Roberto Obregón, Morales Santos fue miembro fundador del grupo Nuevo Signo. Dirigió los tres únicos números del periódico La gran flauta y de la edición de Las plumas de la serpiente, antología del grupo. Ha obtenido el Primer Premio en los Juegos Florales Centroamericanos de Quezaltenango, y Premio Único en 1978 en el Festival Nacional de Arte de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Ha colaborado en periódicos y revistas de Guatemala, México, El Salvador, Costa Rica y Colombia. También ha incursionado en la crítica literaria.
Ha publicado en poesía: Agua en el silencio(1961),Ciudades en el llanto (1963 y 1965), Germinación de la luz (1966), Nimayá (1968), Sensación de lo lejano (1968), Tenebrario (1969), Escrito sobre olivos (1971), Cuerno de incendio (1976), Cartas para seguir con vida (1977 y 1993), Ceremonial para el olvido (1979), Poesía para lugares públicos (1976), Conjuros contra gangrena y tumba (1978), Al pie de la letra (1987), Madre, nosotros también somos historia (1988/1990/1998), Implicaciones del verbo amar (1990), Ceremonial contra el olvido (1995), Asalto al cielo: antología 1967-1996 (1997), ¡Oh líquida memoria! (1999), Escritos sobre fondo oscuro (2001).
Antologías: Los nombres que nos nombran: panorama de la poesía guatemalteca, de 1782 a 1982 (1983), Exodus: an anthology of Guatemalan poets (1988), Nueva poesía guatemalteca (1990), Nosotros, los de entonces: antología (1993), Preguntas a causa de la poesía (Fco. Morales Santos, Osvaldo Sauma, José Luis Quesada)(2002). Compilador: Poemas del volcán de fuego (1998) (Poemas de Luis de Lión), Páginas de lumbre de Miguel Angel Asturias (1999), Poemas escogidos para niños (1999), Vida y milagros de Miguel Angel Asturias (1999).
Estudios: El hermano Pedro Betancur: primer santo de América Central (1980), Los barriletes gigantes de Santiago Sacatepéquez (1970), Quezaltenango en la poesía (1975), Rafael Landivar, poeta nacional (1982), Rafael Rodríguez Padilla (1995). Literatura infantil: Tío Conejo y Tío Coyote (1984), Poemas escogidos para niños (1987), Ajonjolí (1997?).
 
Sabiduría antigua
a Mario Payeras
De seguro que si las aves fueran
el corazón del universo,
nunca habría pasado inadvertida
su lección de elevarse
con espíritu fuerte
bajo los temporales,
pues los pájaros saben
que no hay invierno que dure cien años
y que, al pasar la tormenta,
la primera semilla que brota
es el sol.
 
El papel debido
Cuando oigo entonar a Joan Báez
una de sus hoy viejas canciones
de protesta
—”Brothers in arms”—
pienso
que aun cuando hayan sido
gestos frágiles de hermandad humana,
endebles como un puente
de bambú o de lepa,
han ayudado a exorcizar eclipses,
una vez en Viet Nam,
otra en Sudáfrica,
otra en Nicaragua…
 
Pequeño poema contra los culpables
de que las cosas sigan como hasta hoy
Con lo que odio las aguas quietas,
sólo a la espera de que algún cristiano
se lance de cabeza
para deglutirlo
sin dejar, siquiera,
la huella de un círculo concéntrico,
(un odio semejante
al que le tengo al arma
que se hace la mansa
en una funda).
Con lo que odio las aguas quietas, digo,
me exaspera la gente sosegada:
la que arrulla que te arrulla el sueño
de que el tiempo pasado fue mejor;
la que no dice, ¡ejem!,
esta boca es mía,
este país es mío;
la gente que joroba
por quitarnos el aire con sus quejas
de hipocondría pura
y que hoy, como siempre, se la encuentra
sembrando una rosa
y cortando un clavel.
 
Orgullosa oponente de la muerte
Frida Kahlo
se retrató a sí misma:
plenilunar,
estoica,
reconstruida.
Creó su atmósfera propia,
su antimuerte,
su territorio libre.
Creó sus reglas de juego
para apostar por la vida.
Y para no obviar detalles
posó de cara a la muerte
bajo una luz cenital.
Cuánto temple en el gesto,
cuánto enigma,
cuánto fuego rodeándole las manos,
los ojos y la boca,
cuánta palpitación votiva.
La suya es una saga
en la que el sufrimiento
se vuelve un contrafuerte.
subir

HUMBERTO AK’ABAL
Nació en Momostenango, Guatemala  en 1952. Es poeta de la etnia Maya K’iche. Piensa y escribe sus poemas en lengua K’iché y los traduce al español. Publicó tres libros de poemas. Su última obra Retoño Salvaje fué traducida al francés y al inglés. Dice de él Francisco Morales Santos: “La poesía de Ak’abal es fuerte, toda vez que entre ésta y la vida no existe límite alguno.
Otras de sus obras: Ajyuq’ El animalero (1990), Guardián de la caída de agua (1993), Hojas del árbol pajarero (1995), Lluvia de luna en la cipresalada (1996) y Ajkem Tzij / Tejedor de palabras (1996).
 
Recuerdo
De vez en cuando camino al revés:
es mi modo de recordar.
Si caminara sólo hacia adelante,
te podría contar
cómo es el olvido.
 
Dos lágrimas
Cuando nací
me pusieron dos lágrimas
en los ojos
para que pudiera ver
el tamaño del dolor de mi gente.
 
subir

INDRAN AMIRTHANAYAGAM
Indran Amirthanayagam (Sri Lanka/México/EE.UU., 1960). Es poeta, ensayista y  traductor al inglés y al español.  Ha publicado tres poemarios: The Elephants of Reckoning (Nueva York, 1993), recibió el Premio Paterson en 1994), El infierno  de los pájaros (México, 2001) con prólogo de José Emilio Pacheco e ilustraciones de José Luis Cuevas) y Ceylon R.I.P (Colombo, Sri Lanka, 2001).  Su próximo poemario El hombre que recoge nidos, será editado en México en 2005.  Sus ensayos han sido publicados en diversos  periódicos y revistas, incluyendo The Hindu (en la India), El Norte (México) y The Daily News (Sri Lanka), The New York Times (Estados Unidos). Sus traducciones de la obra del poeta mexicano Manuel Ulacia fueron incluidos en la antologia Reversible Monuments: Contemporary Mexican Poetry (Copper Canyon Press, 2002). Sus poemas han sido incluidos en diversas antologías, entre las cuales destacamos ALOUD: Voices from the Nuyorican Poets Cafe, The Open Boat: Poems from Asian America y The United States of Poetry. Amirthanayagam nació en Ceilán (ahora Sri Lanka) en 1960. Llegó  a los Estados Unidos en 1975.  Tiene una Licenciatura en  Letras de Haverford College, Pennyslvania y una Maestría en Periodismo de la Universidad de Columbia en Nueva York.  Ha sido miembro del Servicio Exterior de los Estados Unidos desde 1993. Actualmente es ConsejeroRegional, Prensa y Cultura, Consulado General de los Estados Unidos en Monterrey, N.L., México.

Batir el tambor
Todavía de la rata los funcionamientos
a través de los túneles de mi sangre,
y trompeta de los elefantes
en el pecho de guerra de mi corazón,
y kabaragoyas
los reyes del reptil
slither fuera de mis ojos.
Bata el tambor
bata el tambor
hacer frente al puente en la niebla
hacer frente a la ciudad elevada
a través de caminar del agua
sobre el agua
bata el tambor.
La niebla despejará, las nubes
toma detrás la lluvia
y la quemadura del sol otra vez
en rogue los elefantes mueven hacia atrás
cargando encima de la senda para peatones,
mientras que sobre el mar
las trompetas de la manada
mientras que sobre el mar
las trompetas de la manada.
 
Carta mexicana
El día se va y la noche llega
con sus soledades.
El amanecer no te besa.
No encuentras
brazos lánguidos en la tarde
que te deja solo con la imagen
del candente pecho de la muchacha.
La habías visto en el aula
cuando dabas la ponencia
“México extranjero.” Habías fijado
la brújula de tus palabras
en el pezón dibujado en la blusa
de aquella jovencita que te alimentaría
como si fueras un vampiro.
Pero no tenías esa suerte.
El monte del huerto seco
que formaba tu estómago
escondía años fuera del alcance
de los brazos perfumados,
los labios que derramaban
jugosas ciruelas, el roce de las camisetas,
aún la mirada de la estudiante.
Faltaba algún reconocimiento
de tu soledad extranjera,
tu dependencia en otro círculo
de amigos y fantasías
que te decía: escribe una carta
sobre el México profundo; lo que sentías
cuando veías la pierna morena y pulida
entrar el aula e incendiarla.
subir

IVÁN OÑATE (Ambato, Ecuador 1948)
Catarsis del poeta
1
por aquellas tardes
donde descansé de mí mismo
2
por mostrarme que el ser
no es más que un estremecimiento de la nada
3
por el libro de borges junto al río de heráclito
milagro que quizás nunca debí merecerlo.
4
Por dejar entre mis brazos
la nada sagrada
de tu paso por el mundo
5
nuevamente por borges
porque en un amanecer atroz
me consoló con su desdicha.
6
por la vergüenza y también por la gracia
de que el dolor de otro hombre
mitigue en algo el nuestro.
7
por la catarsis
8
por la agonía y el éxtasis.
9
porque al morir un amor
todos los amores mueren
y en el mundo impera un dios oxidado
un impostor moribundo
10
por hacer del dolor
un cascabel que ríe
atado a su muñeca.
11
por tenderme la mano
cuando caí en el infierno.
12
porque en la magia del poema
habita tu silencio.
13
porque en la magia del silencio
habita tu presencia
14
por tus ojos
que de pronto se encienden
como un llano en llamas
y arden más allá
de todo horizonte.
15
porque a mí
me vengo de la nada
y parto hacia la nada
me acogiste en tu espejismo.
16
por estos y tantos otros dones
que me has dado poesía
atrevo mis torpezas de hombre
en el cuaderno del poeta.
subir

JORDI VIRALLONGA
Poeta, ensayista, crítico, y traductor español nacido en Barcelona en 1955.
Es catedrático de Filología Española de la Universidad de Barcelona y cofundador y presidente del Aula de Poesía de Barcelona. Como crítico y traductor de varios idiomas, colabora permanentemente con diferentes periódicos y revistas.
Su obra poética está contenida en las siguientes obras: Saberte 1981, Perímetro de un día en 1986, El perfil de los pacíficos 1992, Crónicas de usura 1996,  Todo parece indicar 2003, y Los poemas de Turín, 2004.
También ha publicado los cuadernillos Dos poemas en Turín, La vida es mentira, no obstante va en serio, y Con Orden y concierto. Parte de su obra ha sido traducida al italiano, portugués y turco.
Entre los premios obtenidos se destacan el Premio Ciudad de Irún en 1996 y el Premio Internacional de Poesía Villa de Aoiz en 2002.
Álbum

Mira qué piernas tienes, la lisura de tu cuello.
La vida te ha dejado ser bella todavía.
Aún te queda tiempo para más de una noche,
noches que no son un regalo,
que regalas a los amigos feos,
precoces pero tiernos, o a hombres
que te llamaron guapa y querían
estar contigo a solas una noche
como un verano entero.
Una noche tan sólo, y otra vez sola
tras otra soledad entre las piernas.
Da lo mismo, quizá es un mal comienzo,
saca el álbum, ¿dónde está el mechero?
Princesa de las fotos,
no volverás a contar tu vida a nadie.
Lejanas, irrompibles, testigos implacables
que a cientos de quilómetros del tiempo,
de cuando había risas y un paisaje,
siguen llevándote a las playas, los amigos,
la toalla de un hotel a mediados de noviembre.
Mira ésta, es invierno,
y unas hojas más allá la primavera
de otro año y los niños corriendo la alameda,
¿si nunca ibas a morirte,
qué risa entonces podía imaginarse
que nunca más volverías a ser ésa?
Aquí es verano. Éstas no, que no las vea nadie,
o da lo mismo,
también en esas calles la gente se encierra
con sombras que tampoco fueron suyas.
Ya siempre será así.
Seguirás tomando leche hasta que llegue
la vejez sin paliativos,
no la muerte a la que temes menos,
para dar a tus hijas una herencia de fotos que mostrar
a sus novios, a sus amigos nuevos
(por cierto, estás preciosa de perfil en la del puente),
y entiendan en tus ojos, los suyos,
que perder no es fracasar,
y que la victoria significa
estar sufriendo siempre
para no alcanzar verdad alguna;
que con su poco de amar, todo es vivir
irremediablemente.
 
Sobre la gloria

Habían de luchar hasta la muerte
y muchos la querían. Incendiaron
templos y bibliotecas y llenaron
valles, sentinas, plazas, de cadáveres.
Buscaban el prestigio y obtuvieron,
sólo algunos, anónimos honores
esparcidos a trozos en museos.
Poeta que persigues recompensas,
niega si puedes que en este lugar,
lejano de tertulias y congresos,
donde vienen los niños a fumar
y a mearse en capiteles y botellas,
se entierran, ignorados, cinco imperios.
 
Metafísica

Perdurará el vuelo, no las aves,
el fuego sin la guerra, la tierra
junto al agua, sin bien y sin maldad.
Las ideas cambiaron las calles, no el aire,
son una persiana flotando en el mar.
Lo que es, quieras o no, es lo que te espera.
 
Ejemplo

Se leyó a sí mismo
los versos que había escrito
y se negó, nunca más,
a recibirse.
Era un mal poeta,
pero un hombre extraordinario.
subir

JOSÉ JAVIER SÁNCHEZ (Caracas, Venezuela, 1970)
Oración a la Ciudad
Madre Ciudad que está en la calle
En la casa en el tráfico en el alba
nunca duermes desandando los días
Te adorna el río te abriga la montaña
eres montaña, río, asfalto,
palacio público y casa pintada al borde los cerros
Esencia y deseo de fiesta
cabellera mojada sobre espalda de fémina
cuerpos triturándose en el subterráneo
silencio de rascacielos
Ciudad Madre Matriarca
Tus hijos apostamos a ti
Para ser cada uno
mejor persona o delincuente
ratero o ladrón de cuello blanco
medico o espiritista
Prostituta o meretriz
Para concebir la caridad o ser solidario
y enamorarnos mil veces
Ciudad te cargo incrustada en el pecho
nunca me abandonas
Viajas conmigo al llano a los andes y a la patagonia
para evocar nostalgias
para sabernos constituidos en amalgamas de Ávila, sabana grande, salsa vieja, arepas y cerveza
Ciudad que me permites
Convertirte en pueblito y metrópolis
en mercado de hortalizas y súper mall
con concierto de opera y parranda de niño
con sancocho y langosta
con franela roja, verde y gris
Ciudad
Caracas mi ciudad
de edificios intoxicados y borrachos vagando por autopistas
de recitales en medio de balas
de velorios de cruz
de libros lloviendo en bulevares
de plazas ebrias
de bellas desandando universidades hospitales iglesias
de vírgenes en burdeles en ranchos en tiendas de ropa y en quebradas
de mujeres hermosas
Dios me bendiga hombre
por tanta belleza caraqueña
Dios te bendiga bella
y borre la vanidad y el machismo
que tu nuestra ciudad sigas siendo montaña y río
Montaña firme río en cauce
así como en mi pecho
ciudad que me habitas
mi ciudad mi caracas
Una abuela es una casa
a la memoria de Isola Linares de Sánchez, mi abuela
Yo también tuve una casa como las que obsequia el poeta Luis Alberto
pero jamás un padre como el Inmigrante de Gerbasi.
Mi Infancia transcurrió junto a mi abuela
que llevaba consigo una inmensa biblioteca adherida a la memoria.
Mi casa era un jardín encerrado en ruinas marginales de techos de zinc repletos de goteras…
Mi abuela trajo al mundo diez lumbreras
que en el transcurso de la vida se le fueron convirtiendo
en cosas inferiores a mecheros de kerosén,
de los que he visto en algunos caseríos de Lara.
En esa casa el sol se llamaba mi abuela.
Lo más hermoso de mi casa era el jardín, el altar de los santos y su cuarto,
los cuales edificó a fuerza de ilusiones.
Ella me dio a probar el algarrobo
y me enseñó a desenterrar lombrices y misterios de la tierra;
me presentó al Ángel de la guarda
y aprendí a amar a las mujeres a través de María,
a convertir cristianos con el agua bendita,
y a luego en un novenario expulsarlos de la tierra.
Con ella construí pesebres
y lloré por más de cinco años la muerte de Cristo.
Ella me enseñó que el marxismo
era el cristianismo sin Jesús y sus apóstoles.
Mi abuela era mi casa.
Mi casa era mi abuela.
Cuando ella murió, supe también que ella era el hogar;
el techo, el piso, las paredes,
las ventanas y hasta las mismas cuerdas
donde colgaba mi espíritu cuando era derrotado.
Y con su brisa me secaba los dolores.
Y me reanimaba con la gran oración de sus abrazos.
En mi casa
con mi abuela.
subir

MARGARITO CUÉLLAR
Poeta, ensayista y periodista mexicano. Nació en Ciudad del Maíz, San Luis Potosí, México, abril de 1956. Es miembro del conejo editorial de las revistas La Tempestad y Armas y Letras y corresponsal en Monterrey de la revista Alforja. Radica en Monterrey, Nuevo León, México, a partir de 1973.
Premios:
Premio Nacional de Poesía “Ramón López Velarde”. Universidad Autónoma de Zacatecas, 1985.
Premio Nacional de Poesía. Ayuntamiento de Calkiní, Campeche, 1993.
Premio de Poesía Pedro Garfias. Festival Mundial de Poesía, Monterrey, México, 1993.
Mención. Concurso Plural 1993, en el género de poesía. México, D. F.
Premio a las Artes, 1995. Universidad Autónoma de Nuevo León, por trayectoria en las áreas de poesía y ensayo.
Premio Nacional de Cuento. Ayuntamiento de Campeche, 1997. Tercer lugar, Concurso de Cuento. Revista Viceversa, México, D. F., 1997. Becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Nuevo León en el área de poesía, 1998.
Beneficiario de letras en el Programa de Apoyo y Fomento a Coinversiones Artísticas y Culturales del FONCA, 1998. Beneficiario, en el área de letras, del Programa de Residencias Artísticas México-Colombia,1999.
Poesía:
Que el mar abra sus puertas para que entren los pájaros. Cuadernos de Tinta Joven, Monterrey, México, 1982.
Hoy no es ayer. Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey, México, 1983.
Batallas y naufragios. Ediciones Castillo, Monterrey, México, 1985.
La poesía se compone de piedras y gusanos. Colectivo. Ediciones Punto de Partida, UNAM, México, 1986.
Noticias poéticas. Dosfilos/ Universidad Autónoma de Zacatecas, Zacatecas, México, 1988.
Tambores para empezar la fiesta. Colección El Ala del Tigre, Universidad Nacional Autónoma de México, México, 1992.
Árbol de lluvia. Antología personal, 1983-1993. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes/ Instituto Cultural de Aguascalientes, México, 1994.
Retrato hablado. Ayuntamiento de Calkiní, Campeche, Campeche, México, 1994.
Estas calles de abril. Toque colección de poesía /FONCA, Guadalajara, Jalisco, México, 1995.
Cuaderno para celebrar. Universidad Autónoma de Sinaloa/FONCA, Culiacán, Sinaloa, México, 2000.
Plegaria de los ciegos caminantes. Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, Colombia, 2000.
Cuento:
Los riesgos del placer. Ediciones Castillo. Colección Más Allá. Monterrey, México, 2002.
Ama el suicida
El más bello regalo de la vida
es la libertad que nos permite abandonarla a nuestra hora…
Andrè Breton
Hermanos míos, yo celebro el disparo porque es la condición de volver a la tierra
como pájaro al que se le termina el horizonte.
¡Cuánta tristeza ondula
la soga sobre el cuello del ahorcado!
Qué le importa al suicida despedirse;
no le acerquen pluma y papel ni la voz de una lámpara:
ama el suicida la hoja de afeitar en el paso civil de las venas cortadas;
ha elegido el abismo para su salvación,
su faro es altamar y la imagen del muerto,
su barca es impulsada por diez guerreros mancos.
Suicidarse es practicar el rito más hermoso del mundo:
adiós vena astillada, cabellera en reposo,
frasco de pastillas, adiós, adiós. Primera plana del diario de la tarde,
jauría de curiosos en los apartamentos,
antiguas ganas de bailar sin otra compañía que el roce de la noche, adiós, adiós.

Noche de Bogotá
El universo de esta noche tiene la vastedad
del olvido y la precisión de la fiebre.
Jorge Luis Borges
La lluvia nos inyecta su letargo de oscura residencia
edificios y autos ponen punto final a la ciudad.
¿Dónde mora la luz del día que duerme?
La torre de la iglesia me recuerda
una conversación con Dios.
Edificios vigilan en sus ojos de teja.
El lucerío como mil ojos parlantes.
La radio transmite una canción de Agustín Lara.
Sólo el frío no duerme:
nochitud en silencio, pies de gato.
Cardumen
Celebremos
ahora que el día pierde su camisa de luces
y una estela amarilla de gaviotas
es el signo vital de su presencia.
Es tiempo de extraviarse
en la selva de los nombres:
marísima, babel, limantia, sulamita.
Celebrar del verano la llama y sus muchachas
sus hermosas muchachas
a la medida de nuestro corazón.
A sumergirnos en el río del amor,
si alguien sale vivo que lo cante.
El que canta celebra
El que celebra sana las heridas del mundo con astillas de luz.
subir

RAFAEL COURTOISE
Poeta, narrador y ensayista uruguayo nacido en Montevideo en 1958. Es uno de los escritores más destacados de su país en las últimas décadas. Inició la carrera literaria durante
la dictadura militar de 1973. Fue profesor invitado en Florida State University, Birmingham University y Universidad de Uruguay.
Ha formado parte y dirigido varias antologías de poesía y ha actuado como jurado en numerosos concursos. Es además de conferencista y periodista cultural, un brillante representante de la literatura latinoamericana. Viajero incesante, ha recorrido lugares tan diversos como la selva amazónica y el desierto del Néguev. En los últimos años
ha sido galardonado con premios destacados como el Premio de la Fundación Loewe, el Premio de Poesía del Ministerio de Cultura Uruguayo, el Premio Fraternidad de Jerusalén, el Premio Morosoli auspiciado por la Cátedra Unesco, el Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines, el Premio Plural de Poesía de México y el Premio Blas de Otero en España.
Parte de su obra está contenida en los siguientes volúmenes: Contrabando de auroras 1977, Tiro de gracia 1981, Tarea 1982, Orden de cosas 1986, Trovar clus 1987, Cambio de estado 1990, Textura 1994, Estado sólido 1996, Umbría 1999, Fronteras de Umbría y Música para sordos en 2002, Jaula abierta y Todo es poco en 2004.
 
Estado sólido
La soledad, esa piedra masculina que reposa en una habitación sin horas
como un planeta hermoso y advertido.
Una fruta de hierro.
De “Estado sólido” 1996
Premio de la Fundación Loewe
 
Los que no están

Para las almas los cuerpos valen oro. Pero es un oro carnal,
de ruido tibio, un oro en trazos y fibras, oscuro, más oscuro que la muerte
que lleva y devuelve las almas a su origen, la muerte como un mar que las devora.
Los cuerpos flotan.
Sin la muerte, un cuerpo es más grave que su sombra. La muerte los levanta,
los madura, hace de los cuerpos un sueño irrepetible en el que el deseo encuentra
materias claras para hacer la casa.
La casa se levanta y se derrumba, pero los trozos esparcidos son duras gotas
del agua del deseo, humedecen la vida que les falta.
De “Umbría” 1999
 
Una mujer ha muerto

Antes de dormir,  Z  macera raíces y pasa los jugos
sobre los ojos de las piedras. Las estatuas brillan serenas,
con una humedad oscura y un derroche de luz y lava sólida.
Así apacigua la noche su custodia.
* * *
Una carta llega a destino antes de ser escrita.
* * *
Una mujer ha muerto en algún sitio.  Q  sale a cielo descubierto,
apoya el oído en tierra y escucha cómo las orugas
despedazan un castillo subterráneo.
De “Umbría” 1999
subir

JOSÉ RAMÓN RIPOLL
José Ramón Ripoll (Cádiz, 1952) ha venido combinando desde su juventud la dedicación a la música y a la literatura en sus más variados frentes. Escritor y periodista de Radio Nacional de España, es conocida su labor como programador a través de Radio Clásica, donde conduce varios espacios destinados a la difusión de la música en todos sus géneros y facetas. Desde su fundación en 1991, dirige RevistAtlántica de poesía, publicación dedicada a difundir especialmente la literatura iberoamericana e internacional.
Ha publicado varios libros de poemas, entre los que destacan La tarde en sus oficios (1978), La Tauromaquia (1980), Sermón de la barbarie (1981), El humo de los barcos (1984), Las sílabas ocultas (1991) y Niebla y confín (2000). Bajo el título de Música y pretexto (1990) llevó a cabo una selección de su obra poética hasta esa fecha.  Entre los premios que ha recibido destaca el Rey Juan Carlos I, en su primera convocatoria, en 1983, Guernica (1979) o Tiflos (1999). Niebla y confín, que configura el final de un trilogía con El humo de los barcos y Las sílabas ocultas, ha sido rescrita  y publicada en la colección Visor bajo el título de Hoy es niebla (2002).
Es también autor de varias monografías  literarias y musicales, como  Bethoven segúnus Liszt, Vistas al mar: apuntes sobre los compositores catalanes del 27,  El mundo pianístico de Chopin. Pasión y poesía,  Variaciones sobre una palabra (La poesía, la música, el poema), Cuarenta años sonando: la Orquesta de RTVE, etc.
 
I
De todo ese rumor que configura
la playa, el firmamento, el mar, su orilla,
sólo un guijarro entre las manos
asevera quién soy
más allá de los dedos que lo tocan
y acarician su mineral sustancia.
En la fusión imperceptible
de mi huella en la piedra
se escribe cuanto he deseado
y no ha podido ser.
Devuelvo el tiempo al agua
y continúo escuchando su sonido.
Lo demás es paisaje y una deuda
que me ha ocultado la mirada.
 
XVIII
En la tarde,
la rojiza hendidura que el sol deja
entre el cielo y el mar
nos remite al principio de un rumor obstinado.
Escucha, no el sonido del aire,
no el batir de las olas contra la línea imaginaria
que separa cuanto sueñas y vives,
sino el constante crepitar del silencio
que más allá de su propia insistencia
te desdice y aprieta entre su nada,
la hiriente indagación del miedo
precipitándote al vacío.
Escucha el zumbido de quien eres
como un eco lejano que ha dejado de ser.
Escucha ese otro cántico que entona
la miserable oscuridad del día
que viene cada tarde a rescribirte
en su roja hendidura.
XXII
¿Quién amarró mi cuerpo a este madero
que en la playa se pudre lentamente
tras los inviernos solitarios?
¿De quién soy prisionero
y quién vigila la eternidad de esta condena?
Ciego de tiempo están mis ojos,
anclado ya en el mar mi pensamiento
y todo lo que queda entre las cuerdas
es nombre y voz vacía,
hueco del ser y la costumbre
de alcanzar en la espera
la clemencia de la disolución.
¿Quién borrará los signos
de haber sido palabra
y el monótono ritmo de esta herida?
subir

RAÚL VALLEJO
César Raúl Enrique Vallejo Corral nace en Manta, el 28 de junio de 1959. Su familia se traslada definitivamente a Guayaquil, ciudad en donde crece. Por esta razón él se identifica a sí mismo como originario de la “Cultura Manteño – Huancavilca” (ca. 500 – 1532 d.C.)
1978 – gana con el libro de cuentos Daguerrotipo el Premio de Relato “Pablo Palacio”, 1977, convocado por la Asociación de Jóvenes Intelectuales de Guayaquil, AJIG. Gana el Premio Nacional de Relato “José De la Cuadra”, con Toda temblor, toda ilusión, libro de cuentos orgánicos, que, finalmente, quedó inédito.
1984 – Licenciado en Lengua Española y Literatura por la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil.
1985 – Su cuento Dos whiskys secos y una mentira es llevado por Ecuavisa a la televisión como un largometraje presentado en dos capítulos cuyo título fue La chica de Manta.
1986 – Máscaras para un concierto, cuentos. Segundo Premio en el concurso de Poema Mural “Fundación de Guayaquil”, con “Transfiguración de cobre en blanco” sobre un cuadro de Edgar Carrasco.
1991 – Manía de contar, antología personal de sus cuentos, con estudio introductorio y notas de Jorge Dávila Vázquez. El 26 de junio es nombrado Ministro de Educación, Cultura y Deportes del Ecuador, del gobierno de Rodrigo Borja y la Izquierda Democrática. Ejerce el cargo hasta el término del gobierno el 10 de agosto de 1992.
1992 – Fiesta de solitarios, cuentos, Premio Nacional de Cuento “70 años de diario El Universo, 1991, y Premio Nacional “Joaquín Gallegos Lara”, al mejor libro de cuentos publicado en 1992. Terminada su función de ministro de Estado asume la dirección del Área de Letras de la Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador, cargo que desempeñará hasta 1995; ha continuado hasta hoy como profesor de la misma. Participa como editorialista de la revista La Otra hasta 1997. Hasta el año 2000 es rector del Liceo Internacional, en Quito. Comienza su asesoría al proyecto educativo El Comercio va a las aulas, y forma parte del consejo editorial de la revista Educacción.
1993 – Desde su primer número hasta hoy es Director de Kipus, revista andina de letras.
1994 – Inicia una columna editorial en diario El Comercio que mantiene hasta finales de diciembre de 2005 cuando asume por segunda ocasión el Ministerio de Educación y Cultura.
1995 – Una utopía para el siglo XXI, ensayo sobre políticas educativas, publicado bajo el auspicio de la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe, OREALC, con sede en Santiago de Chile.
1996 – Crónica mestiza del nuevo Pachakútik. Ecuador: del levantamiento indígena de 1990 al Ministerio Étnico de 1996, ensayo académico – político, publicado por el Latin American Studies Center, University of Maryland, College Park.
1997 – En  mayo recibe oficialmente el título de Master of Arts, por la University of Maryland, de College Park.
1999 – Cuento ecuatoriano de finales del siglo XX. Antología crítica. Acoso textual, novela. Seix Barral / Biblioteca Breve. Premio Nacional “Joaquín Gallegos Lara”, a la mejor novela publicada en 1999, y Premio Nacional del Libro, concedido por el Ministerio de Educación y Cultura en 2000. Es seleccionado por la Asociación Estadounidense Fulbright como uno de los quince más prominentes becarios Fulbright de Ecuador.
2000 – Huellas de amor eterno, cuento, Premio Nacional de Literatura “Aurelio Espinosa Pólit”, 1999.
2001 – Su cuento “El virus del Génesis” es escogido para el VI Concurso “Terminemos el cuento”, organizado por la Unión Latina y la Embajada de España.
2002 – Obtiene el Premio Nacional de Periodismo “Símbolos de libertad”, en la categoría opinión, por su editorial “El regreso del Padrino.”
2003 – Cánticos para Oriana, poesía. El alma en los labios, novela. Manual de escritura académica.
2004 – La Universidad de Cuenca publica Vastas soledades breves, una antología de sus cuentos preparada para estudiantes de bachillerato. La Campaña Nacional de Lectura “Eugenio Espejo” publica Memorial de amores, antología de sus cuentos de tema amoroso.
2005 – Realiza la compilación, prólogo, cronología y bibliografía de la obra narrativa completa de Pablo Palacio, aparecida en el tomo 231 bajo el título Un hombre muerto a puntapiés y otros textos, en la Biblioteca Ayacucho, de Venezuela. La noche del 29 de diciembre el presidente Alfredo Palacio lo nombra Ministro de Educación y Cultura.
2007 – El 9 de enero recibe la Orden Nacional al Mérito en el Grado de Gran Cruz. Crónica del mestizo, poesía, que ganó la VI Bienal de Poesía “Ciudad de Cuenca” en 2006. El 15 de enero, el presidente entrante, Rafael Correa, lo ratifica en el cargo de Ministro de Educación.
2008 – Missa solemnis, poesía. Es nombrado, para el periodo 2008 – 2009, como Presidente del Consejo de la Oficina Internacional de Educación, de Unesco, con sede en Ginebra.
2009 – El 10 de agosto es ratificado en el cargo de ministro de Educación por el presidente Rafael Correa que asume el primer mandato bajo la Constitución de 2008.
2010 – El 5 de abril renuncia a su cargo de Ministro de Educación y el 3 de mayo asume la dirección del Área de Letras de la Universidad Andina Simón Bolívar.
El 23 de abril, con motivo de celebrar el día del Libro y la Rosa, la Campaña Nacional Eugenio Espejo para el Libro y la Lectura presenta su libro de ensayos literarios Lectura y escritura: manías de solitarios.

El 18 de junio se hace público en España que el cuento “Bajo el signo de Isis”, es uno de los cinco ganadores del concurso internacional “Sexto Continente del Relato Erótico”, 2010, convocado por editorial Irreverentes y el programa Sexto Continente de Radio Nacional de España, RNE.
2011 – El 5 de enero empieza a residir en Bogotá y el 14 presenta las cartas credenciales como Embajador del Ecuador en Colombia ante el presidente Juan Manuel Santos.
 
Plenitud de abismo
3
He sido en otras vidas parte de la transparencia condenada
mancebo y aprendiz en academia de filósofo griego
prostituta azotada en las cercanías de un templo repleto de mercaderes
predicador escondido en catacumbas o expuesto en la arena de un coliseo
bruja servida para saciar los escrúpulos de Torquemada
adorador de huacas en tiempos del virrey Toledo
negra en Alabama judío en Auschwitz poeta en Wall Street.
He sido lo que está al margen del camino y que el viajante escupe
la basura que arrojan los decentes sin que nadie los vea
el mal pensamiento de la anciana que no sabe bien por qué suspira
la desenfrenada mano solitaria del quinceañero
el espejo en donde mira el nacimiento de sus formas la núbil desconcertada
las cartas de aquellos amantes que transgredían el espacio con papeles perfumados
soga de ahorcado bola de cristal enmudecida piedra de sacrificio maya.
He sido aquello que el orden y el poder marcaron con fuego
remero de galeón sacudido por el latigazo continuo en las espaldas
enano y hazmerreír en castillos medievales
crítico del mecenazgo en la Florencia renacentista
monja de clausura ávida de mundo y con vocación para las ciencias
curaca sublevado y seguidor de Túpac Amaru
palafrenero de palacio concubina fea madrastra en cuentos de hadas.
He sido lo que se habla en voz baja, lo que está prohibido para menores
lo que se acepta bajo la mesa, lo que se compra a hurtadillas
muchacha adolescente de espectáculo nudista en Bankok
inmigrante trasvestido en el Bosque de Bologna
jinetera comunista en las noches del malecón de La Habana
acompañante de ejecutivos de una agencia de Dupont Circle
mulatillo que deambula madrugadas por las playas de Río
VIH positivo aprendiz de masajista amante del alcalde en pueblo chico.
Soy
el mundo lapidado
por los que arrojaron con rabia las primeras piedras.
subir

RICARDO SILVA-SANTISTEBAN
(Lima, Perú, 1941) Poeta y traductor. Director de la colección de poesía El Manantial Oculto, de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Es autor de los libros de poemas: Terra incógnita (1975), Sílabas de palabra humana (1978), Las acumulaciones del deseo (1981), La eternidad que nunca acaba (1985), Junto a la puerta de fuego (1992), y En el laberinto (1996). Acaba de aparecer la compilación de sus ensayos literarios, reunidos en dos tomos, bajo el título Escrito en el agua (2004).
Recuerdos de la aurora
Porque antes fuimos
Un solo cuerpo en el alba
Ahora el árbol despierta de noche
Porque antes fuimos
Solo una flor y su abeja
Y ahora el viento vierte pétalos y alas
Porque antes fuimos
Sólo cáscara y pulpa
Y ahora la lluvia empapa lejanías
Porque antes fuimos
Solo la voz de la sangre
Y ahora el tacto empuja remolinos
Porque antes fuimos
Solo muda palabra entre vencido tiempo
Y ahora las estrellas se esparcen en las aguas
Porque antes
Poiesis
Al huir del correr de mi sangre
Te persigo en el polvo
En las arenas
Y en los ríos
En imágenes subiendo y descendiendo por el aire
Con pájaros enloquecidos
Arboles sin hojas
Hojas sin palabras
Persigo la implacable sucesión de lo concreto
Cuando retorno al ser primario
Para escuchar el rumor de los manantiales interiores
Creo por tanto en la posesión de los cuerpos
Y en la extinción de las almas
En el temblor de la luz
Cuando despunta el sol de un nuevo día
Ven pues multitud de sonidos
Y quiébrate en las mil aristas del sol y de la lluvia
Mi demonio poesía.
subir

STEPHANIE ALCANTAR
(Illinois, EUA/ Durango, México/ 1990)
Poeta, practicante también de la narrativa y el ensayo. Estudiante de la Lic. Matemáticas Aplicadas de la UJED. Becaria del PECDA en el área de poesía. Docente de la materia de Literatura en la Escuela Primaria Humanista “Carl Rogers”.  Autora de los libros: Los lirios contarán cuentos de hadas (2008-2009) y La incertidumbre también tuvo infancia (2009; Premio Estatal de Poesía Olga Arias 2008, obra traducida al polaco). Acreedora al Premio Estatal de la Juventud 2009 en la Categoría de Arte y Cultura. Segundo lugar en el Concurso Internacional Caminos de la Libertad, con el poema “Si libertad fuera una palabra”. Su obra ha sido incluida en diversas antologías y revistas nacionales e internacionales.
 
Lágrimas bengala
Las posibilidades inauguran la fuerza de los momentos huérfanos
de la gélida soledad de los augurios.
Soñé un lagarto debajo de la sombra de mis heridas
y lloré bengalas
cuando supe que había muerto
el escándalo de la hoja en blanco.
 
Isla
Tenías en los ojos una isla
una isla profunda que avizoraba fantasmas.
Mirabas igual que un barco a la deriva
como las velas cuando elevan los pulmones contra el infinito.
Sabía que tenías una gotera en el corazón.
Tú nombrabas las olas para que vinieran
y extendías la arena como un lenguaje póstumo.
Mar de los abismos empedrados
mar de la pirámide convexa
de los caminos anclados.
Los motivos para zarpar contra la hoguera
fueron fósiles/ anémonas azules.
Tenías en los ojos una isla
y en la isla había una barca destrozada
contra el último espacio donde revientan las olas
donde se queda el sonido
en forma de humedad sobre la arena.
Si hubiéramos llorado suficiente
habríamos  reunido un mar en nuestra casa
la cama sería el barco a la deriva
poblando la isla
que habita tu pupila.
 
Soledades
Te digo soledades que pueblan los paladares y las llagas
que forman epígrafes con el celo de los pies en baile.
Te cuento soledades con los dedos de la mano
con la maraña de canciones que rellenan
los rincones azules donde no cabe el llanto.
Te digo soledades al azar
para que no sities la mía.
subir

UBERTO STABILE
Uberto Stábile Rodríguez-Vergés nace en Valencia en 1959. Pasó su infancia en Barcelona y después residió en ciudades como Madrid, Roma, Alicante y Bolonia. Desde 1991 reside en Huelva, donde se encuentra muy vinculado a los ambientes literarios de la provincia. Cursó la carrera de Geografía e Historia en la Universidad de Valencia, en la especialidad de Historia del Arte.
A finales de la década de los 70 comienza su actividad editorial con la publicación de pequeñas revistas de creación literaria como Xenia, Samarcanda y Bananas o la revista de cine y poesía Obra Abierta. También en la ciudad de Valencia pone en marcha las las colecciones de poesía Cuadernos del Mar (1980-1981) y Malvarrosa Ed (1983-1990). En 1982 redactó y publicó el Primer Manifiesto Impulsionista y en 1984, junto a Tiziana Quattrucci y Gino Iacobelli, publicó en Roma Cien días de mayo, Segundo Manifiesto Impulsionista . En estos años, trabajó esporádicamente de fotógrafo, cartero, educador social, editor, inspector del I.N.E., promotor editorial, camarero, traductor y librero, amén de largas temporadas de vagabundeo y desolación. También dirigió durante algún tiempo el café-galería-librería Cavallers de Neu en Valencia, un local de intensa actividad cultural muy ligado al proyecto de la Editorial Malvarrosa.
Ha traducido obras de Pasolini, Ginsberg, Kerouac, Burroughs, Ferlinguetti y Lou Reed. En 1988 representó a España en la modalidad de Literatura en la Bienal de Jóvenes Artistas del Mediterráneo (Bolonia, Italia). Ha realizado exposiciones de pintura, actuaciones como batería en grupos de rock y trabajos entre los bastidores de algún teatro local.
En 1986 fundó, junto a otros jóvenes escritores, la Unió d’Escriptors del País Valencià, en la que ejerció de secretario.
En 1988 representó a España en la modalidad de Literatura en la Bienal de Jóvenes Artistas del Mediterráneo (Bolonia, Italia)..
En 1991 se traslada a Huelva, donde trabaja como coordinador de actividades culturales en la Fundación Juan Ramón Jiménez de Moguer. En octubre de 1992, funda junto a otros la Tertulia y Asociación Cultural 1900, con sede en el café del mismo nombre de la capital onubense y que se convierte en un foro de intensa actividad cultural y creativa. Impulsa y coordina la colección de cuadernos literarios Ediciones del 1900, en cuyo medio centenar de títulos publican muchos de los autores de la nueva generación de poetas y narradores onubenses.
En 1994 inicia, en solitario, un nuevo proyecto editorial, la revista de poesía Aullido, publicación de periodicidad anual y carácter monográfico, en la órbita de la llamada poesía de la conciencia, donde participan numerosos representantes de la actual poesía española: Miguel Casado, Fernando Beltán, Jorge Riechmann, Antonio Orihuela, Inmaculada Mengibar, Angel Petisme, Roger Wolfe, José Mª Parreño, Luis Felipe Comedador, Isabel Pérez Montalbán, Jesús Aguado, etc. El proyecto se amplia en 2007 con una colección de libos Aullido Libros, orientada basicamente a la edición y difusión de autores mexicanos como Margarito Cuéllar, Dante Medina, Will Rodríguez y Omar Pimienta.
En ese mismo año de 1994, organiza por vez primera los Encuentros Internacionales de Editores Independientes y Ediciones Alternativas, encuentros que viene dirigiendo ininterrumpidamente hasta la fecha de hoy bajo el nombre de EDITA. Estos encuentros, reúnen anualmente alrededor de un centenar de pequeños editores y han generado un fondo documental especializado cercano a los quince mil ejemplares.
Durante los años 1995 y 1996 fue Comisario de la Feria del Libro de Huelva. En 1996 entra a trabajar como técnico de cultura del Ayuntamiento de Punta Umbría, donde realiza labores de diseño, planificación y programación de actividades culturales, entre las que destaca una prolífica producción editorial. En 1997 funda la Asociación Profesional de Gestores Culturales de Huelva, que se convertirá años más tarde en la Asociación de Gestores Culturales de Andalucía (GECA) de la que ha sido secretario desde su creación.
Desde el año 2005 convoca y coordina el encuentro Palabra Ibérica para la difusión y promoción, a uno y otro lado de la frontera, de escritores españoles y portugueses, encuentro que se complementa con una colección de poesía y un premio de poesía bilingüe que bajo el mismo título se convoca anualmente. En el año 2007 crea y dirige el Salón del Libro Iberoamericano de Huelva. Ha creado y coordina, junto al poeta Pepe Varos, el portal en internet que bajo el nombre de Editalter.com, difunde y promociona las editoriales independientes en la red.
En la actualidad forma parte del consejo de redacción de las revistas literarias Alforja (México D.F.) y Licántropos  (Sonora, México), y es asesor literario de la Fundación Caja Rural del Sur y de la Comisión de Cultura de la Federación de Municipios y Provincias de Andalucía. Es además creador y coordinador de los site web www.riepa.org y www.editalter.com.
Su poesía ha sido traducida al italiano, portugués, búlgaro, catalán y francés y se encuentra recogida en numerosas antologías nacionales e internacionales.
Dentro de su faceta como poeta destacan las obras:
En torno a un mar (Valencia : Cuadernos del Mar, 1980)
Distrito marítimo (Valencia : Cuadernos del Mar, 1981)
El estado de las cosas (Valencia : Fernando Torres, 1982)
Hermosas escenas de la noche (Valencia : Universidad, 1984)
Haikú Romano (Valencia : Victor Orenga, 1985)
El pianista del Metropol (Valencia : Malvarrosa, 1985)
De Kategorías (Valencia : Diputación Provincial, 1988)
Rendez vous (Valencia : Línea de Sombra, 1991)
Las edades del alcohol (Elche : Diarios de Helena, 1995)
Perverso (Coria del Rio, Sevilla : Ayuntamiento, 1997)
Los días contados (Elche : Diarios de Helena, 2000)
Empire Eleison (Ayamonte : Crecida, 2000)
Cien días de mayo (México: Homoscriptum, 2006)
Entre candilejas y barricadas (narrativa), (Huelva: Caja Rural del Sur, 2006)
Maldita sea la poesía (Zaragoza: Eclipsados, 2007)
So mais uma vez (Torres Vedras, Portugal: Livro do Día, 2007)
La línea de fuego (Valencia : Brosquil, 2008)
Habitación desnuda (poesía 1977-2007) (Tenerife : Baile del Sol, 2007)
Viejos y Malditos (Monterrey, México, Universidad de Nuevo León, 2008)
Tatuaje (México D.F., Atemporia, 2009)
Premios:
Premio Ciudad de Cheste (1983)
Haikú Romano (Premio Villa de Alaquas 1985)
De Kategorías (Premio Valencia de Literatura 1987)
Certamen Internacional de Poesía, Surcos (Coria del Rio, 1997)
 
Dice Guillespie
Dice Guillespie que la muerte no es lo peor
que no es el dolor la mejor escuela
ni el hambre nos convierte en campeones.
Dice Guillespie
que no son más fuertes quienes más pueden
que los son quienes más resisten
quienes de la derrota levantan caricias.
Dice Guillespie
que lo más peligroso nunca es el peligro
que lo más peligroso es la seguridad
con la que eludimos siempre el mismo peligro.
Dice Guillespie
que no es un hombre acabado
que es sólo un hombre que está acabando
que nunca el final sustituye al fin,
porque en realidad
dice Guillespie
que le dijo Parker
que le contó Cortázar
que en lugar de hacer el amor
ya va siendo hora
que el amor nos haga.
(de Los días contados, Editorial Diarios de Helena, Elche 2000)
 
Los impostores
El olvido es la madrugada donde el miedo les hace fuertes
son como amantes inexpertos despidiéndose una y otra vez
sin terminar de pronuNciar nunca el definitivo adiós.
Los impostores conocen todas las entradas y salidas de los sueños
todos los rodeos que hay que dar para llegar antes a ninguna parte.
Los impostores se suceden uno tras otro
confundidos entre la niebla y el amor ciego
son el ir y venir de una misma cosa
el plazo de una deuda que no se paga.
Ellos trazan las fronteras de paises imaginarios
y juegan a conquistarlos desafiando al miedo.
Son audaces ante la adversidad
y pálidos bajo el fuego.
Ellos siempre andan pisándose los talones
en su loca carrera por no ser advertidos.
Frente a la verdad son invisibles
mudos frente al silencio.
Los impostores nunca tienen el mismo rostro
ni usan palabras que los delaten,
emboscados en sus viejas gabardinas
los impostores pasean al acecho bajo la lluvia.
Dicen venir de lejos
pero son siempre del mismo lugar
sus huellas no perduran
sus manos frías cambian de color
cuando alguien las estrecha.
Los impostores habitan el amor
como se habita una casa vacía,
mienten para sobrevivir
y viven con la incertidumbre atada al cuello.
Los impostores nos engañan con su certeza transparente
nos conducen sin tregua ni descanso
al lugar de siempre.
Los impostores somos nosotros mismos
cuando cerramos los ojos
ante el amor que duele.
(inédito