navegador

Loading...

miércoles, 16 de abril de 2014

Semana Santa







Imagen: Nazareno motorizado
De: David Dávila


Semana Santa



El loro de la fortuna lo sacó en un papel de su baúl/

y se lo dió a la niña

y allí la suerte quedó echada

La niña se perdió entre las multitudes

y salimos con camisón añil

a desandar este valle de lágrimas



Ungüentos de aceites recorren nuestras várices

el sahumerio lo impregna todo

hileras de ranchos asemejan palacios romanos 



tiempos de pasión



Culebras ahogadas en alcohol 


parecen escapar

para engüir el silencio de los que se creen culpables



 

Cada año lloramos el vía crucis

caemos tres veces

colocamos siempre la otra mejilla

y el amor nos corona de espinas

y la vida nos azota en la columna

y la esperanza nos trae un manto sin verónicas

 

Son sólo tres clavos

para tanta energía disparada

Nos elevamos en cruz como quien se eleva a la muerte

no sabemos de los tres cual es mas delincuente o cual mas santo

bebemos el vinagre

y todo se hace tinieblas

 

Siempre nuestra madre llorando a nuestros pies

a pesar de que seamos horrorosos ruines miserables

y la vemos como espíritu frágil

porque nuestro ego no nos deja ver su fortaleza

Por eso no podemos líbranos de esta cruz

que es el mayor sacrificio a nuestro ego

De seguro no seremos recordados por los siglos
 


Sólo nos salvamos en esta semana mayor

por el milagro de resucitar en el silencio

en la humildad del abrazo compartido

del pan cortado en trozos para todos

de las semillas regadas para que la tierra se alimente

sin recado fatal

sin la apetencia de ser reconocidos



solo nos salvamos en esta semana mayor

si logramos

curtirnos

con la verdadera humildad

de eso

que significa ser iguales








José Javier Sánchez