navegador

Loading...

jueves, 25 de agosto de 2016

El juego desde la Poesía y su capacidad de aleatoriedad

El juego desde la Poesía y su capacidad de aleatoriedad

                                                        a Gilberto Castañeda




Les propongo un Juego poético conocido por todos, incluso con la variante que les ofrezco y que consiste en escribir a partir de las frases o versos de otros poetas, escribir desde los poemas de otros poetas nuevos versos , nuevos poemas.

Someter los versos del poeta al juego surrelista, es la invitación que hago para aproximarnos, desde la forma lúdica e irreverente, a cinco poetas latinoamericanos

El juego lo inicié como pretexto, para publicar en mi blog algo que homenajeara el Premio Leon de Greiff que acaba de ganar, en la Ciudad de Medellín, nuestro gran poeta, Joven de todos los tiempos, rockero latinoamericano, mochilero, motociclista, herrero, relojero, filósofo, entre otros, Juan Calzadilla.

Tomé los libros: Formas en Fuga. Antología Poética (2010) de Juan Calzadilla, Publicado por Biblioteca Ayacucho; El silencio de las constelaciones. Edición Bilingue (2011) de Ledo Ivo, publicado por Monte Ávila Editores; Poesía y Prosa (2013) de Gustavo Pereira publicado por Biblioteca Ayacucho; Botellas de Náufrago. Antología poética 1973-2008 (2008)  de Juan Manuel Roca, publicado por Monte Ávila Editores; y Vuelta a casa (2007) de Ramón Palomares, publicado por Biblioteca Ayacucho  y realicé con cada libro, el cadaver exquisito de cada poeta, el resultado, para mí en lo personal, fue altamanete satisfactorio, juro ante la certeza de la poesía, que no trampié, ni alteré cada juego, aunque pude permitirmelo en nombre de la belleza, pero estos versos son tan fuertes que se valen por si sólos para hacerse sentir.


Para homenajear a mi Hermano Gilberto Castañeda, gran conversador, ludópata, diligencioso, que supo armarse de palabras orales, de mundos imaginarios, de números, de cábalas, de apuestas, para combatir la adversidad, la contrariedad, la soledad y la pena y que a su vez supo asirse de la aleatoriedad del lenguaje oral, para desarrollar conversas infinitas, y que hoy fisicamente se ha transformado en polvo y espiritualmente en memoria, brindó los resultados de este juego.

La invitación posterior es para los lectores a que puedan llegar a reconocer los poemas donde se oculta cada verso expuesto en estos cadáveres exquisitos. A su vez invitarlos tambien a auto-demostrarse a si mismos como lectores, sus capacidades sibaristas, gastronomicas, o tal vez químicas, tautologicas, seleccionando poetas de su admiración, gusto o/y empatía y desarrollar ejercicios similares, para fortalecimiento de la poesía como escenario para el crecimiento infinito de la imaginación.
















::::::::::::::::::::::::::::(((((((((((((((****+++++++****))))))))))))))::::::::::::::::::::::::::::



















Cadáver exquisito de Juan Calzadilla

Tratar de cambiar el carácter a una persona
Es la mejor forma de exprimirlo
Que se nos viene encima
De la versificación pura

¿Serémos nosotros?

Olvidando todo recato
Todo poeta actúa convencido de
Que todo lo que descubro se reduce a ellos
Por mas empeño que puse en construirle paso a paso

 























Juan Calzadilla
Altagracia de Orituco, Estado Guárico, 1931.

Poeta, artista plástico, ensayista y traductor. Estudio letras y filosofía en el IPC y en la UCV. Cofundador del grupo El techo de la ballena (1961). Actualmente preside la Galería de Arte Nacional. Recibio el Premio de Poesía, CONAC, 1994. y el Premio Nacional de Artes Plásticas 1997. Su obra poética incluye: Dictado por la jauría (1962), Malos modales (1965), Ciudadano sin fin (1969), Oh smog (1978), Minimales (1993), Principios de Urbanidad (1997), Diario sin sujeto (1999), Aforemas (2004), Libro de poéticas (2006), Formas en Fuga. Antología Poética (2010)






:::::::::::::::::::::::::::::::::               ((((()))))))))         ::::::::::::::::::::::::::::::::

















Cadáver exquisito de Ledo Ivo

El oficio de quien ama es ver dentro de espejismos
Como dos mundos gemelos en un solo astro
En mí, tu espíritu presente
Lo que soñé de niño hoy es verdad
Blancura de la noche
De tu vida oscura entre las calles de Delft
Lo que existió una vez existirá para siempre
Cualquiera que sea el día será.


 
























Ledo Ivo
Brasil 1924 – España 2012

Poeta, Novelista, Ensayista, Traductor, Periodista y Abogado. Su primer libro se publicó en 1944, una colección de poemas titulada As imaginações. El siguiente año publicó Oda e elegia, que fue galardonado con el Premio Olavo Bilac de la Academia Brasileña de Letras y es un punto de inflexión en la historia de la poesía brasileña. La muerte de Mário de Andrade en 1945 dio lugar a un cambio generacional en la poesía brasileña cuya regla era "una invitación a la transgresión",2 con el triunfo de estructuras puramente poéticas.3 Su obra literaria se verá reforzada en las siguientes décadas por libros de poesía, novela y cuentos o reportajes y ensayos. En 1947 aparece su primera novela, As alianças, que tuvo varias ediciones y le valió el premio de novela Fundación Graça Aranha. Continuó con O caminho sem aventura (1948), O sobrinho do general (1964) y Ninho de cobras (1973), uno de sus mayores éxitos, alegoría del totalitarismo de la dictadura militar de Getúlio Vargas. Su última novela fue A morte do Brasil (1984).
En 1949 pronunció en el Museo de Arte Moderno de São Paulo una conferencia titulada La Generación de 1945. Ese mismo año recibió el título de abogado, profesión que nunca ejercería, prefiriendo dedicarse al periodismo. En 1953 visitó varios países europeos durante largas temporadas. En 1986 fue elegido miembro de la Academia Brasileña de Letras.
Publicó dos libros de memorias, Confissões de um Poeta (1979), galardonada con el premio de la Fundación Cultural del Distrito Federal, y O Aluno Relapso (1991).





:::::::::::::::::::::::::::::::::::::    (((((((()))))))))))))          ::::::::::::::::::::::::::::












Cadáver exquisito de 
Gustavo Pereira


Saqué los ojos al aire y descubrí el día
Tenía razón Buda 
                 La carne es la carne
Su única embriaguez era la de la vida
Y toda la casa queda iluminada
El olvido puede ser saludable
Hacia otros puertos van los años lejanos
perdidos
Para perderse o salvarse
Otra vez en la misma casa
Conversando con las mismas gentes
























Gustavo Pereira
(Punta de Piedra, Isla de Margarita, Venezuela, 1940).

Poeta y crítico literario, abogado  Doctor en Estudios Literarios en la Universidad de París. Fundador del Departamento de Humanidades y Ciencias Sociales y del Centro de Investigaciones Socio-Humanísticas de la Universidad de Oriente. Uno de los poetas venezolanos más importantes de su generación y de la historia literaria venezolana, latinoamericana. Formó parte del grupo “Símbolo” (1958). Fue director  fundador de la Revista Trópico Uno.
Ha publicado: Preparativos del viaje (1964); En plena estación (1966); Hasta reventar (1966);El interior de las sombras (1968); Los cuatro horizontes del cielo (1970); Poesía de qué (1971). Libro de los Somaris (1974); Segundo libro de los somaris (1979); Vivir contra morir (1988); El peor de los oficios (1990); La fiesta sigue (1992); Escrito Salvaje (1993); Antología poética (1994); Historias del Paraíso (1999); Dama de niebla (1999); Oficio de partir (1999) y Costado indio (2001). Recibió el Premio Joven Poesía de las Universidades Nacionales (1965), el Premio Universidad del Zulia (1965 y 1966), el Premio Latinoamericano de Poesía de la Revista Imagen (1970), el Premio Municipal de Poesía de Caracas (1987), Mención al Premio Internacional Pérez Bonalde de la Casa de la Poesía (1992), el Premio Fundarte de Poesía (1993), el Premio de la XII Bienal Literaria José Antonio Ramos Sucre (1997) el Premio Nacional de Literatura (2001) y Premio III Edición del Premio Internacional de Poesía “Victor Valera Mora (2011)”






 ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::((((()))))::::::::::::::::::::::::::::(((()))):::::::::::::::::::::::::::::::::
















Cadáver exquisito de 

Juan Manuel Roca


De sus viajes llegaba primero la sombra que su cuerpo
Ahora que el día de muerto es todos los días
Como su sombrero que siempre estuvo alumbrado por el rojo candil de su cabello
Algunos ciegos recorren como un piano los libros blancos libros que describen
Crecen tulipanes en el parque donde mujeres pasean con levedad de nube

























Juan Manuel Roca
Colombia Medellín 1946.
Poeta, cuentista, Docente y Editor. Transcurre su infancia en México y posteriormente en París. Durante los años 1988 a 1999 coordinó el Magazín Dominical de El Espectador, separata cultural con la que se formó prácticamente una generación, pues en ésta se publicaron un buen número de poemas, reseñas y comentarios sobre los principales poetas modernos y contemporáneos. Fue además cofundador de la revista “Clave de Sol” y del periódico cultural “La Sangrada Escritura”. Además, desde 1986 ha realizado talleres de apreciación poética en la Casa de Poesía Silva de Bogotá. En 1993 recibió el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolivar y en 1997, la Universidad del Valle le otorgó el doctorado Honoris Causa en literatura. Ha participado como jurado en certámenes literarios nacionales e internacionales. Con el libro Las Plagas secretas y otros cuentos ganó el concurso de cuento de la Universidad de Antioquia. Su primera y única novela se titula Esa maldita costumbre de morir, publicada en el año 2003. Es uno de los poetas más leídos en Colombia, con gran recepción en España y Latinoamérica y su obra ha sido traducida entre otros idiomas al francés, sueco, alemán, inglés, neerlandés e italiano





::::::::::::::::::::::::::((((((((((((((((((())))))))))))))))))))::::::::::::::::::::::::::::












Cadáver exquisito de 

Ramón Palomares

Desde los elevados sitios del alma se parte el cielo
Yo tenía tanto ganado que se veía como un pueblo
Como a las siete
Entró sacudiendo la lluvia
Después que pasaron las rosas después que pasaron
Me dijo mi padre el Dr Ángel
- ¿Qué haces Romulo?
Echando candela, metiéndose en los oídos, bebiendo sangre
Pues a veces, que el corazón esta lejos de amor y que tus actos
Y algún día serás muro
Decí dónde están los cobritos, dónde pusiste la busaca
Pero el era de un material duro y seco
Deciles que me voy por la noche, por la medianoche me voy






















Ramón Palomares
Escuque, Trujillo (1935) -  Mérida (2015)

Poeta, maestro y licenciado en lenguas clásicas. ha sido traducida al italiano. Fundador del Grupo Sardio y El techo de la ballena. Premio Municipal de Literatura Distrito Federal, Premio Nacional de Literatura; Premio Municipal de Literatura de Mérida, Doctorado Honoris Causa de la ULA. Premio Internacional de Poesía “Victor Valera Mora” 2007. Su obra mas destacada: El Reino (1958), Paisano (1965), Honras fúnebres (1965), Santiago de León de Caracas (1967) y El vientecito suave del amanecer con los primeros aromas (1969).