navegador

Loading...

miércoles, 7 de diciembre de 2011

LETRAS URBANAS NACIO DEL PRIMER TALLER DE EXPRESIVIDAD LITERARIA Y POETICA E IMPULSO LOS RECITALES COMUNITARIOS HACIA EL FESTIVAL MUNDIAL DE POESIA




LETRAS URBANAS




Es un grupo literario creado en el Marco del Festival Mundial de Poesía Caracas 2004, en el Barrio Las Torres de Los Mecedores en la Parroquia La Pastora.
Esta conformado por noveles poetas surgidos de la cotidianidad, del trabajo comunitario, de los sueños y frustraciones de la calle. Sus miembros son habitantes de la comunidad de diversos oficios: estudiantes, amas de casa, docentes no convencionales, mesoneros, músicos, promotores culturales, católicos y evangélicos, todos convencidos de que la calle es un espacio para crear para soñar y para permitirnos la convivencia.
Nuestros Talleres de Poesía se celebraron al aire libre, al final de la calle sucre, allí, la comunidad es la audiencia que con sus aplausos, risas, apretones de mano, espaldarazos, acompañan cada lectura, algunas veces muchos, algunas veces pocos, pero el final de esta calle la lectura en voz alta, la poesía, el cuento, la juerga, es un espacio común.
Estos poemas son parte del producto del taller de expresividad literaria facilitado por José Javier Sánchez que dio continuidad al proceso iniciado en el marco del Festival y que reafirma el deseo de consolidar una iniciativa cuyo fin es el desarrollo creativo y literario de sus miembros
En esta oportunidad ofrecemos los poemas de Juan Carlos Velázquez, Gladys Sucre, Luis Lopez, Alejandro Serrano y Pablo Mariño.
El resto de sus integrantes Zenaida Hernández, Carmen Mariño, Francisco Palacios, Francy Nova, Ricardo Guerrero, Jesika Robles decidieron esperar pulir sus poemas para esta entrega es su deseo y como grupo decidimos respetar esto.
Esperamos que estos poemas sean de su agrado y permitan adentrarnos en sus pensamientos.






Juan Carlos Velázquez
HIP HOP URBANO

Jóvenes en la calle con mal aspecto,
Les dice mi tío muchachos falta de respeto
Entrelazando frases de sangre y robo
Los cuales siempre buscan culpables
Culpables que no aparecen
Y el jefe de esos jóvenes sigue insistiendo a la violencia
La que ahora se envía con palabras e hipocresía
Y tienen una gran sintonía
En las estaciones de radio metida
Del circulo
Circulo vicioso
Del cual muchos jóvenes no pueden escapar
pero entre la sangre, robos, malandros y policías
con despiadada violencia e hipocresía
hoy en día se envía con música
que a mucho de nosotros nos inspira
y encamina hacia una nueva vida
para no tropezar de una vez con la misma piedrecita

ELLA ME DIJO: TÚ, POR QUE TÚ

Ella me dijo: tú, por que tú
Muchacho feo y mal arreglado
Pero gracioso y buena persona
Luego le contesté:
Tú, por que tú
Muchacha de cara de porcelana
Con cabellos rizos de oro
Pero antipática y odio0sa
Naturalmente bella
Estrella caída del cielo
Será por eso que aun no te encuentro
Muchacha de bella cara
y espectacular cuerpo

RE-ESCRIBIENDO A GERBASI

Una Rueda de la Bicicleta Gira
Como gira el mundo alrededor de esa vida mía
Gira y Gira
No solo una sino ambas ruedas
Dos ruedas llenas de alegría é hipocresía
Pequeña niña
Con él gira y gira de la bicicleta
Sonrisa graciosa
Caída fuerte e imprevista
Golpe rudo
Desgarrador
Con una rodilla sangrienta
Y mal herida pero aun
La rueda de la bicicleta gira y gira








Gladys Sucre

ROMANCE DEL AMARILLO

El Amarillo pollito
Tan clarito como el sol
Necesario en la vida
Alumbrando en su rol

El Amarillo bonito
Bonito como tu pelo
Me lo dices casi siempre
Que me recuerda a tu abuelo

El amarillo Clarito
Clarito como tu alma
Tu conciencia ponderada
Como pajarito en rama

El amarillo dorado
Como canario cantor
Con su canto tan alegre
Que parece un ruiseñor



LA MUERTE

No estamos acostumbrados
A hablar sobre la muerte
Tampoco acostumbrarnos
A recibir esta suerte

La pelona es muy fea
También imprevista
Porque mucha gente mala
Sin consultar te la quita

Las pistolas, los cuchillos
Armas de todo calibre
Quitan la vida diariamente
A niños, viejos y adolescentes

Me da pena cuando ocurre
Me lo comenta mi abuela
Que esto pasa día a día
En mi querida Venezuela



A LA RAZA

No importa el color que tengas
Ninguno es imprescindible
Lo importante es el alma

Blancos, trigueños o negros
Toditos son uno solo
Es lo que opino señores
Y lo miro con mis ojos

Se lo debemos a España
Que hizo un arroz con mango
Y nos unimos toditos
Para formar un rebaño

Unos claros, oscuritos
Pero al final del cuento
Somos todos igualitos










LUIS LÓPEZ

SUEÑOS EN LA OSCURANA

A veces quisiera sentarme a la orilla del mar, e indagar sobre lo infinito... pero mi mente viaja a miles de kilómetros de la tierra...

A veces quisiera tener un poco de la verdad de la vida dentro de mi bolsillo... pero las dualidades inherentes a la razón fustigan mi espalda desnuda...

A veces quisiera decidir entre las cosas que ameritan despliegue de mi indosincracia... pero las falsas convicciones de viejos recuerdos amargos me obligan a que regrese a una eventual situación de fracaso...

A veces quisiera demostrar dotes de un anhelado y exitoso desenlace de cotidianidad... pero intensos desordenes de mi quebradiza firmeza hacen de la grandeza, momentos risorios...

Intensamente busco negociar la felicidad alrededor de un flagrante acontecimiento... y desgraciadamente mis riquezas resultan polvo delante del cosmos...

Intento subir a la sima del éxito y escudriñar dentro del ámbito de la ignorancia y la necesidad un sentimiento que pueda ser útil a mi investigación trascendental, pero hostigantes caracteres inmersos en odio, pereza, envidia y contrincantes ocultos... dejan muy en claro mi origen y mi destino incierto...

A veces recuerdo lo mismos momentos de la fugaz felicidad, y los diferentes e inminentes destellos de traición influyen en la caída de las portentosas bases de mi creencia...

Por otra parte mis sentidos que supuestamente estaban nivelados, sucumben ante la potencia de la desorientación de sus iniciales propósitos...

Brilla la luna y se desencadenan recelos inaudibles dentro de mi universo...

Lloran los niños... y sufren los ancianos...

Se fortalece la cultura de la muerte y seguimos sobreviviendo dentro de este difícil sentir, que cada día renueva las esperanzas del fin...

A veces quisiera una omnipotencia innata y vitalicia para acabar con las injusticias cotidianas...

Quisiera también poseer un don especial que atribuya tendencias más humanas a esta alicaída sociedad... pero la vida incierta, desgarradoramente realista e inflexible, no deja a un lado las situaciones favorables de la idealidad de la natura...

Quisiera encontrar el amor como encuentro cada día el sol en las mañanas, pero indiscutiblemente no nací para él... o el no esta hecho para mi existencia...
A veces quisiera escribir las magnificencias de mi interior... pero la musa y la inspiración se me pierden de vista cada vez que objetos sin identificación envenenan mi mente...

A veces quisiera viajar a distantes galaxias y escapar de este ruidoso y mundano sitio, hurgar entre las esquinas mas circundantes hasta encontrar la paz estable... pero principios básicos y generalizados echan a tierra mis mas profundos sueños de fantasía...

La vida que se intenta vivir alrededor de mi sombrero quisiera volverla un amasijo de realidades virtuales relacionadas con la invulnerabilidad de unos trazos de notas en un papel... pero las leyes y unas monótonas conclusiones caducas me exhortan a abandonar mi proyecto...

A veces no se creer en la luz que veo... en las flores del campo o en mi mismo, dado a las desorbitadas imágenes tintineantes de la materia como tal...

A veces necesito de la miel de los labios de mi amada, y ella me recuerda que simplemente que ya no soy la luz de su sendero, relevándome a séptimo plano...

Intento nadar de nuevo a su orilla, pero se esconde tras los muros de la ignorancia invitándome a desistir en la lucha, pero mi terquedad y mi arrojo no me permiten abandonar la contienda, haciendo derramar mas sangre a mi desgarrado corazón que ya no aguanta otra herida...

En mi búsqueda creciente, pruebo registrar el mundo que me rodea tratando de encontrar una opción determinante para satisfacer mis exigencias... pero vuelve el fantasma de mis antiguos idilios a revolotear por mi cabeza para esgrimir una derrota, una nueva derrota de carácter determinante en mi camino...

Pero llegan noticias de que mis ambiguos anhelos están en otros brazos como estuvieron en los míos, que mis antiguos deseos se perdieron en la oscuridad... mis quereres sempiternos se disolvían en agua... como si la vida no tuviera valor... como si mis sueños hubiesen sido pesadillas... como si la muerte rondara en mi aposento... la vida no vale nada... de mentiras y falsedades estuvo llena mi alma... todo este tiempo las revelaciones eran absurdas... siento mi corazón crujir, y un golpe seco muele mi garganta...

En nombre de Dios juré... ¿De qué Dios hablo? No hay nadie que se merezca ese nombre... juré por la vida que no caería en ese pozo... que no he de ahogarme en esa patraña... tengo ganas de llorar... tengo ganas de sufrir la martirizante despedida... pero mi condición de varón me lo impide... qué debo hacer? Albergar ese sentimiento de rabia y dolor? O esperar a que la muerte pase por mí. ? La muerte cuantas veces de niño me asustabas... cuantas veces de niño demolías mis sueños... cuantas veces destruiste lo que de verdad sentía mío... mi rabia ha llegado hasta ti... o tu has llegado hasta mi... no se... no se si esperarte... o irte de una vez contigo y no hacerte esperar...

La muerte. Cuantas veces miraste por mi ventana entraste a mi casa por algo que no te pertenecía... cuántas veces sucumbieron ante ti pedazos de mi pecho? No sé... la memoria se hace añicos por tu causa... mi corazón se endurece para no sufrir... no te temo, no me haces él más mínimo daño... no me importas... has lo que quieras... la vida sigue sin valor...

Un grano de arena... un grano de polvo es mejor... una molécula... un átomo... es grande comparado con mi persona... no sé si encontraré esa famosa luz al final del túnel... no sé si éste túnel tiene salida... es una lástima... de niño siempre soñé con triunfar... que ridículo me siento... no quiero hablar mas de mis pesares...





TE SUEÑO

Quiero llegar hasta tu entorno en fulminante vuelo y diseminar el universo intrínseco de mis caprichos,
Para obtener la delectación de un beso en la penumbra...
O merodear a media noche en las tinieblas mendigando un miserable fragmento de alguna sustancia inherente a tus mimos y ternezas.
Que flotan perdidos en la infinidad de un pasado ignoto para mi, pero sin duda saturados de ardorosa pasión...
Solo clamo una pequeña fracción de tu mirada, que me colma de regocijo, instándome a desconocer acaecidas circunstancias melancólicas, que solo dejan un vacío descomunal...
Oírte es mi mayor deleite, porque cerrando mis ojos divaga una grácil silueta que deslumbra mis sentidos, dejándome llevar por la brisa sigilosamente pasa por mi percepción al mismo tiempo que desencadena desordenes en mi ya perturbada lucidez.
Sentir tu respiración en mi rostro, es el anhelo palpable de mis locuras nocturnas, que paso a paso me desplaza hacia un inminente desquicio...
Se que moras en mis adentros, porque cada noche te siento en lo profundo de mis pensamientos, deleitándome embrujadamente, mientras se mantiene la indicada quimera, para luego sumergirme en una profunda amargura al despertar y notar que mis ojos se pierden en la oscuridad, tratando inútilmente de descifrar tu figura.







PABLO MARIÑO

ENCUENTRO FORTUITO

En un mediodía de sol radiante y luminoso
Caminaba abstraído en mis pensamientos
De repente me percato que delante de mí caminaba una ¡hermosisima! mujer
Su cabellera amarilla como un trigal de oro abundante y esplendorosa
Su cuerpo de proporciones simétricas y curvas pronunciadas
Era una visión ¡maravillosa! ¡Era Afrodita rediviva!
O tal vez una princesa soñada de algún cuento escapada.

En dulce embeleso quedo mirando aquel cuerpo ¡Perfectamente entallado!
Su trasero ampuloso, muy bien formado, de carnes duras y consistentes
Su muy femenino y rítmico andar era música para mis oídos.
Un hombre y una mujer de la película del mismo nombre
O el bolero de Rabel?

Ella instintivamente vuelve la cabeza
Mirándome bate su trigal de oro
Ahora, camina contoneando exageradamente su cuerpo
Yo, tomado por sorpresa no... no logro poner en orden mis pensamientos
Solo atino mecánicamente a seguirla
Por segunda vez vuelve a mirarme haciendo con su boca un travieso mohín
Tomando su cabellera la echa hacia su hombro izquierdo
( la innata coquetería de la mujer)
Asaltado por una repentina idea, apresuro mis pasos, casi corriendo detrás de ella.

Vuelve la cabeza por tercera vez
En el preciso momento que llego junto a ella
Rápidamente busco una excusa para dirigirla la palabra
Observo que lleva un celular en el bolsillo posterior derecho de su ceñido jeans
Le digo que no debe llevar el celular en ese bolsillo pues corre el riesgo
que alguien se lo robe

Nos detenemos
Ella saca el celular de su bolsillo guardándolo en el bolso que cuelga de su hombro derecho
Luego me mira, esbozando una agradable sonrisa
Que deja al descubierto unos dientes blanquisimos de perlas
Entonces contemplo su rostro
¡Bello!
De ojos almendrados
Boca pequeña y carnosa, roja ¡provocativa! como una fresa madura
Los rayos solares producían destellos dorados en su cabellera
Que ella ahora acaricia
No sé por qué su rostro me recordaba al de Ingrid Bergman en Casa Blanca.
Nos presentamos
Milangela dijo ella extendiéndome la mano
Pablo, respondí estrechando su mano suave ligeramente febril
Soy la secretaria de un Bufete de Abogados me dijo con cierta voz sensual
Le dije que con el físico que tenía debía ser modelo o actriz de T V
Entre risas respondió que no tenía vocación para ninguna de esas dos carreras
Se despide de mi extendiéndome su mano, diciéndome que tiene una reunión
Con los abogados en el Bufete
Yo trato de decirle algo intentando retener su mano en la mía, no puedo
Ella se suelta mirándome fijamente a los ojos.
Como en un plano cinematográfico quedo absorto mirándola cruzar el rayado blanco.
Como fondo musical creo escuchar love story.






ALEJANDRO SERRANO


PALABRAS PRIMARIAS

Quise detener el tiempo en tu mirada
Y guardar en mi silencio tus secretos,
Esconderte mi mirada,
cómplice,
apasionada,
Y en la tuya,
afligida,
complicada,
detener el tiempo.

Guardar en mi memoria, cada detonación
que estallaba en tu pecho,
por cada latido de tu corazón.
Pintar con el arcoiris
cada sonrisa, cada palabra
y en el cofre del recuerdo
guardar el color de tu voz.

Quise detener el tiempo en tu mirada
y guardar en mi silencio tus secretos.
Para que el tiempo contigo, fuera eterno
y no escaparas de mi, ni un momento.

Tu mirada,
una fuente de agua clara,
tu vida,
un libro abierto, sin secretos,
el tiempo, que contigo siempre es poco,
mi silencio,
que lo rompe algún te quiero.
En tu ausencia,
me consuelo con tu voz,
que la brisa trae y lleva,
bien amada
y el deseo,
que siempre quiero tener,
de tenerte para siempre enamorada.
El no verte,
me despierta un gran temor,
que me olvides,
que me siento que he perdido,
que descubras,
con dureza, con dolor,
que en tus ojos,
no hay un tiempo detenido.
Y mi silencio,
que ha guardado tus secretos,
al gritarte que te amo,
se ha perdido.

Quise detener el tiempo en tu mirada,
Y guardar en mis silencios tus secretos,
pero,
tan grande es este amor
que ni lo uno
ni lo otro
he conseguido.



TU CUERPO


Tu cuerpo,
Ese cuerpo tuyo que brilla en lo oscuro,
Que despide aroma de exquisitas flores,
Ese cuerpo tuyo tentador y puro
Que con solo verlo me enciende en calores.

Ese cuerpo tuyo que también es mío,
Lo he visto tanto que está en mi memoria,
Ese cuerpo tuyo que calma mi frío,
Sentirlo en mis manos es tocar la gloria.

Ese cuerpo tuyo lo conozco todo,
Lo recorro todo por cada lugar,
Paseo beso a beso por cada recodo,
Y en cada relieve te siento vibrar.

Ese cuerpo tuyo que llegó a mi tierno,
Que pierde firmeza al correr la edad,
Después de diez años con tan solo vernos,
Tu cuerpo y el mío se desean más.

Tu cuerpo.