navegador

Loading...

viernes, 25 de enero de 2013

Código postal 1010: La gran ciudad como albergue de un alma solitaria


Código postal 1010: La gran ciudad como albergue de un alma solitaria

Publicado por: http://www.avn.info.ve/contenido/c%C3%B3digo-postal-1010-gran-ciudad-como-albergue-alma-solitaria




Caracas, 03 Jul. AVN.- Destemplo mi derrota mi nostalgia. La arrincono contra las paredes del desengaño. Le apunto justo al cerebro y le disparo una sonrisa. Agonizante cae, me condena, me grita. Abro la puerto. Respiro suavemente. Salgo a la calle y marcho a otras conquistas.

Con este fragmento del poema Muerte súbita se describe la soledad, melancolía e intimismo que el literato José Javier Sánchez plasmó en su obra Código postal 1010, donde los escritos se impregnan de vivencias y querencias que dejan al descubierto los sentimientos más sublimes de una vida inmersa en el olvido.

Una gran ciudad como fondo sirve de escenario para que los poemas den rienda suelta a la simpleza de los recuerdos, que, visionados por el autor, presentan los matices de un verbo directo y sereno, sin más pretensiones que dibujar un mundo contrariado que anhela su reconstrucción.

"Este es un libro mucho más sentimental que mis obras anteriores. Me ayudó a liberar algunos fantasmas, a celebrar la ciudad como algo que va más allá de una plaza mayor, a verla desde una dimensión mucha más amplia, más allá de los mal llamados márgenes de la ciudad. Es un libro que quiero muchísimo porque el va cerrando esa etapa donde visioné la ciudad desde la calle. Me permite cerrarla para abrirme a otros temas, otras miradas", comentó Sánchez.

La obra, editada en 2010 por Monte Ávila Editores Latinoamericana, se pasea por poemas como Guayaba de mi niñez, Compañero desde el silencio, Morir en medio de la tarde, Con el río a cuestas, Este no es un poema surrealista, así como, Primero fue el verbo, Premonición, Despecho y Como decirte adiós a esta hora, entre otros.

También se desprende Postal para Gabriela, escrito que el autor dedica a su única hija y donde plasma:  


El aire deja de ser espeso cuando tú me sonríes. Cuando llenas mi cara de melaza. Cuando me pides que no pare de contarte cosas y es posible escucharte...

Tú sigue sonriendo y no temas por el lobo que juntos podremos darle caza y encerrarlo en un final feliz...


Amores y desamores, tradiciones, recuerdos y ciudad forman parte de esta obra que con el pasar de las páginas se interna en los pensamientos más nobles de una pluma reflexiva, contestataria y taciturna.

La segunda parte del libro recoge los escritos de otra de las obras de Sánchez titulada Hasta que el recuerdo lo permita, editada en 2009 y cargada de fragmentos que le escriben a la vida, a lo común y a lo real como parte de un todo.

Al respecto, Sánchez agrega: "En mis libros hay estados emocionales, es experimentar también la soledad, dibujarla y dibujarme en ella. Este libro lo escribí mucho más rápido, pero también plasmé que por muy mal que te pudieras sentir en algún momento, ese sentimiento no te mata sino te fortalece y te permite seguir para que te encuentres a ti mismo y así te abras a otros espacios".

Nacido en 1970 José Javier Sánchez es un destacado poeta y docente caraqueño que que ha publicado Fragmentos para una memoria (2007), Antología de decimistas caraqueños (2008), Hasta que el recuerdo lo permita (2009) y Código Postal 1010 (2010). También prepara Antología de los poetas caraqueñas.
Es coordinador de Atención al Escritor de la Fundación Editorial El Perro y la Rana, así como promotor de lectura en la sede la Librería del Sur, ubicada en el Teatro Teresa Carreño, en Caracas
.
AVN 03/07/2012 13:20