navegador

Loading...

jueves, 27 de febrero de 2014

La oligarquía venezolana y los manitos blancas se quieren robar el 27-F


 







La oligarquía venezolana y los manitos blancas se quieren robar el 27-F 
 

José Javier Sánchez *




El pueblo venezolano, como forma de expresión de los movimientos populares del mundo, ha sabido a través de gestas populares, cumplir su papel histórico en los momentos claves de las grandes crisis políticas, económicas y sociales. 
 

Citaré tres gestas populares: 
La primera ocurriría El 14 de febrero de 1814, cuando un pueblo armado al lado del General Boves, a partir de la derrota de la batalla de la victoria, supo dejar en claro a las fuerzas patrióticas que muchos eran los actores que debían construir el ejercito libertador, y años después el General Bolívar reflexionaría sobre estos hechos y alcanzaría la libertad del continente, al lado de esos campesinos y negros que formaban parte de los sectores mas pobres del país, que aún vencidos en La Victoria, supieron luego como pueblo, sumarse al ejercito libertador para conquistar la verdadera libertad frente al yugo español. Entre otras razones por que la independencia supo ofrecerles, libertad y tenencia de la tierra.

La segunda que citaré, ocurriría muchos años después, el 23 de enero de 1958, cuando el General Marcos Pérez Jiménez fuera derrocado entre otras fuerzas, por un pueblo que salió a la calle apostando a construir un país, para las masas populares, para las mayorías, para los descalzos, los campesinos, los pobres, los sin tierra. Aquí la cosa fue de otra manera, ya que una vez tomado el poder por los cogollos, ese pueblo junto a la izquierda venezolana, seria traicionado por fuerzas adecocopeyanas que a partir del pacto de Punto Fijo decidieron traicionar al pueblo y repartirse el país, turnándose el poder cada cinco años.


La tercera pero la mas importantes por su caracter revolucionario, es el 27 de febrero de 1989, que es, en cuanto a fenómeno social y político se refiere, uno de los hechos mas revolucionarios que movimiento popular alguno halla dado en el país. Ante un gobierno dirigido por el hoy cadáver Carlos Andrés Pérez, que decidió engañar a las mayorías vendiéndose al FMI y sus medidas dictatoriales, que sometía al país con la venia del Estado, a un Aumento de la Gasolina Exagerado, Aumento del Pasaje, Acaparamiento de Alimentos, Escasez de medicinas, Crisis en el sector salud, Crisis educativa, Crisis en la seguridad social, Crisis en el magisterio, Pobreza crítica del 80 % de la población, el pueblo salió sin líder, sin caudillo, sin cogollo, sin orientación política, sin guiones preestablecidos, sin condicionamiento mediático, a tomar las calles para si.


Bajamos los cerros, los edificios, los apartamentos, a saquear abastos, panaderías, carnicerías, supermercados, tiendas, a saquear negocios, que especulaban, que acaparaban y que le hacían el juego al poder imperial y a los deseos del gocho Carlos Andrés Pérez de tener a un país signado por la opresión. Era otra Venezuela, eran otras las razones, fue el pueblo el que salió.


Ese mismo CAP, sacó a sus fuerzas militares y entre el 28 de febrero y el 3 de marzo, soldados dirigidos por la escuela de las américas, y su representante en Venezuela, el Ministro de Defensa Italo del Valle Allegro, asesinaron a mas de dos mil venezolanos, llenaron la peste del cementerio general del sur, de víctimas, sepultadas en una fosa común, como si fueran carne podrida, Caraqueños de toda la ciudad, fueron asesinados por su propio ejercito, por el simple hecho de haber tomado un frasco de salsa de tomate, o un pote de desinfectante.


Los medios de comunicación privados, la extinta rctv, venevision y el canal 8, que en ese tiempo era el canal de la oligarquía, le echaron la culpa a los pendejos, a los del barrio. Nos quisieron hundir en una vergüenza desmoralizante y nos impusieron un toque de queda, acompañado de ráfagas de metrallas a partir de las 9 de la noche.


Esos señores sembraron el terror, pero el pueblo hizo temblar a CAP. El pueblo despertó. El pueblo dijo basta ya de AD y COPEI. Basta de esta falsa democracia. Basta de mentiras, y a partir de ese momento no creyeron mas en adeco o copeyano alguno.


Esta fecha es histórica para el pueblo heróico, para las masas populares acribilladas en esos días, para los que hicieron resistencia a las medidas tomadas desde el gobierno de CAP y que llevaron al pueblo a decir basta y por ello esa fecha es y sera del pueblo venezolano.


Hago todo este preámbulo histórico por que la oligarquía venezolana manipulando en algunos casos, pagando en otros y dirigiendo desde sus bunkers en otros, llama a los manitos blancas a desatar un caos en el país que tiene como única razón el deseo de sectores de la ultraderecha y la oligarquía nacional de derrocar al gobierno legítimo de Nicolas Maduro.


Resulta que ellos llegaron el día de la juventud de 2014 ante la Fiscalía, a exigir la libertad de algunos estudiantes detenidos en Táchira por violentar y destruir la propiedad pública y por atentar contra la vida del gobernador y de su familia, y que una vez presente en la Fiscalía fueron azuzados por Leopoldo López, el nieto de una de las familias oligarcas mas pútridas de la historia, En ese escenario Leopoldo, al igual que lo hiciera Capriles Radonski en las elecciones presidenciales incitó a los manifestantes a desatar la protesta, a generar violencia y a destruir la propiedad pública.


Esto trajo como consecuencia la destrucción de la plaza de parque carabobo, las instalaciones de la Fiscalía General de la República y el asesinato de dos venezolanos en la cercanía de la Fiscalía.


Esta violencia fue generada por la derecha venezolana y los movilizados por ellos, desde ese momento decidieron quedarse en la calle, exigiendo la renuncia del presidente. Cuando se les pregunta ¿por qué están protestando? vociferan como si fuera un slogan publicitario: “queremos garantizar nuestro futuro”.


Estos señores que diseñan desde sus laboratorios la protesta que moviliza a decenas de venezolanos todas las noches, para quemar los containers de basuras de sus residencias, para trancarse el paso a sus estacionamientos, para crear psicosis a sus familiares, son los mismos que sobrefacturaron los precios entre julio y noviembre del año pasado para generar caos, son los mismos que le compraron boletos aéreos y cupos cadivi a cientos de venezolanos para acumular los dolares y devaluar mas el bólivar, son los mismos que han tratado de desdibujar al país que estamos construyendo con sueños, con sudor, con trabajo.


Estos señores quieren formar una alharaca de tono mayor que los lleve a tomarse la fecha del 27-f para ellos, porque ellos necesitan sustituir los verdaderos movimientos populares insurreccionales liderizados y dirigidos por los pueblos y pretenden arrancarlos de nuestro imaginario y verse ellos como nuevas cabezas de liderazgos populares.


Quieren arrancarnos nuestros símbolos, nuestras fechas, nuestras conquistas con una marimba tarifada, con cacerolas que ya no suenan, asesinando motorizados con guayas de aceros, generando psicosis, infantado ancianos, alterando los nervios a nuestras gentes. Nosotros sigamos construyendo el país que queremos.


Joven estudiante el futuro esta en tus manos tu que estas en la universidad, en el liceo, en la fábrica, en la empresa, en la escuela, sigue avanzando y sigue construyendo el socialismo.


Aun nos falta caminar para lograrlo, pero volver atrás nos detendría décadas. Ellos en cuarenta años no pudieron ni siquiera garantizarle una pensaron digna a nuestros ancianos. No pudieron llevar ni siquiera un para médico a los barrios, cerraron las oportunidades de estudios a las mayorías. Pregúntale a cualquiera.


Hoy tenemos la posibilidad de ir construyendo una sociedad a nuestra manera. Y nuestra historia no la borra la manipulación de una derecha fascista, ni un salto de talanquera. 
 

El 27-f es una fecha para el pueblo venezolano tal como lo fuera la fuerza de un templo azteca; y la oligarquía no va a venir con sus televisoras y sus periódicos y sus containers de basura a edificar un templo católico sobre ella.


Señor oligarca, señor especulador, señorito manito blanca, este peo no comenzó con Chávez, ni con Maduro. Esta revolución nació de ese 27 de febrero de 1989, de ese pueblo que no quiere nada con la derecha podrida, con la que favorece al capitalismo, con la que apuesta a que existan muchos, muchos pobres y pocos ricos.


La simbología, el imaginario, el sueño, el duelo y la memoria del 27-f, de "El Caracazo", "El Sacudón", es y será por siempre del pueblo, de la mayoría, no de la oligarquía, ni de los menores. Viva el 27-f. Viva el Pueblo de Venezuela.



*Poeta, Docente, Promotor de Lectura

leeresentender@yahoo.es