navegador

Loading...

miércoles, 13 de junio de 2012

Amanecieron de Bala



Amanecieron de Bala*

Y como generación no podemos dejarnos etiquetar de boba, de ingenua, de apolítica, de a crítica o pasiva. Somos un movimiento que vibra impulsando la pasión que desborda las calles, los teatros, las universidades, los liceos, las escuelas de música, los talleres mecánicos, las galerías, los cines, los cafés, los pequeños bares, las ferias de libros, las bienales, los recitales underground, la academia, el caserío, la playa, el barrio y la calle.
La represión a los movimientos sociales y culturales se desplazó a otros territorios, perdió espacios dentro del pueblo, por que los fusiles cambiaron de dirección, y los perros de guerra han generado otros mercados y buscan otras víctimas y por eso pretenden generar un caos en los barrios y alimentar una violencia que produzca delincuentes y muertes absurdas. Por que ya no se reprimen protestas estudiantiles contra el alza del pasaje, y se ha profundizado la atención primaria y hay médicos en cada barrio, que controlan un dolor de cabeza, una hipertensión, una miopía, una virosis. La gente puede graduarse de bachiller y hacer una carrera si lo desea y el analfabetismo como fenómeno estadístico ha desaparecido
La poesía fluye entre nosotros como manifestación del ser y del no ser, como intersticio de conciencia y acción. Ella es el espacio que creemos vacío, ella tiene todas las pausas y el grito desenfrenado, descarnado. Ella reconstruye un país, una nación, una habitación. Es sentimiento que germina y se hace voz compuesta, convulsa, que dibuja y describe, que dramatiza y canta, que llora y celebra, con todas las imágenes posibles: una mecedora, un revolver, un zancudo, una mariposa, aguas negras o el mar, una nevera rodando, una chatarra, la herencia milenaria, el sexo apresurado, el desamor, la rabia
Toda la juventud posible se reúne en estas voces, y decimos presente activamente en diversos recitales y hacemos poesía para revelarnos contra el academicismo rígido y lo correctamente formal. Se lee en todos los espacios posibles, cada vez somos más, cada vez más poemas, más libros, más imágenes. Amanecieron de bala, fracturó una represa poética que ahora se desborda por todo el país y canta, y celebra que somos tierra de lectores, de libros, de cine, de música, de teatro, que leemos al país y nos leemos en él, convencidos de que no hay vuelta atrás, no hay mordaza, ni silencio forzado.
Que desde la palabra contribuimos a construir un mundo mejor, a reinventarlo, a replanteárnoslo. Por eso, que viva la Poesía, por eso, que vivan los recitales, y el vino, y la guitarra, y el compromiso, y la reunión política, y la lucha, y comerse un helado, y criar a los hijos, y enamorarse, y graduarse y pintar y seguir trabajando y por eso también que no muera el sueño, por que está amaneciendo y la mañana promete resplandores.
Amanecieron de Bala, es una antología realizada por Yanuva León, Dannybal Reyes y Ricardo Zerpa, tres jóvenes poetas, editores, correctores y antólogos que apostaron mostrar voces representativas de una generación nacida entre 1970 y 1985, conscientes de que en ella, como en toda antología, existen algunas ausencias, pero apostando a presentar un panorama de la joven poesía de ese momento, y llevar a los lectores a realizar una lectura de país desde la mirada de sus voces jóvenes contemporáneas presenta las voces de los poetas:  Alejandro Silva, Carlos Duque, Coral Pérez, Daniela Saidman, Dannybal Reyes Umbría, Diego Sequera, Edmundo Ramos, Eduardo Mariño, Eduardo Viloria Daboín, Elías Yanez, Ever Delgado, Francisco Ardiles, Freddy Ñañez, Héctor Carrasquero, Inti Clark, Joanna Cadenas, Joel Rojas Carrillo, José Javier Sánchez, José Miguel Casado, Julio César Borromé, Karelyn Buenaño, Kattia Piñango, Luis Ángel Barreto, Luis Enrique Belmonte, Luis Ernesto Gómez, Luis Manuel Pimentel, Lyerka Bonanno, María Alejandra Rojas, Ramón Alirio Contreras, Ricardo Romero Romero, Ricardo Zerpa Salazar, Rodolfo Quintero-Noguera, Simón Zambrano, Víctor Manuel Pinto, Yanuva León y Yuri Patiño, convencida de que queda camino por recorrer.
Amanecieron de Bala, es una antología que sigue creciendo en el imaginario, por que su esencia responde más a un momento que a un grupo, más a una generación que a una élite, más a un universo que a un círculo, a un “Maravilloso País en Movimiento

* Publicado por Fundación Editorial el perro y la rana. Año 2007