navegador

Loading...

jueves, 28 de junio de 2012

Las agujas del miedo o el asalto al verso libre*



Las agujas del miedo o el asalto al verso libre

Las Agujas del Miedo lo compone una poesía hecha tizón en la sombra, ruptura de silencios ancestrales, incertidumbre que se aclara en cada poema. Nos permite trajinar a través de una memoria curtida desde el inconciente colectivo, con una territorialidad que se expande desde la ruralidad y lo agreste del campo hasta las explosiones de una ciudad en llamas. El poeta ama, siente y padece desde un silencio milenario. Y la poesía sucede para romper con ese silencio obligado a padecerse en el transcurrir por los laberintos de la existencia .

Neguel Machado, Caracas (1968) llegó a la poesía a través del cultivo de la décima espinela. Oficio que aprendió de su abuela merceita en una experiencia relatada por el autor en su primer libro "La macagua y otros cuentos de merceita". Este poeta caraqueño ciudadano de la parroquia caricuao, nacido y criado en esa simbiosis entre ruralidad y urbanidad, casada entre su barlovento inseparable y la caracas de los velorios de cruz, de los san juanes, de la paradura de niño y del cumbe, de su sabana grande, su callejón la puñalada, su Centro Simón Bolivar y su bohemia.

Por esas cosas de la vida, una noche después de un recital, discutiamos sobre la separación entre poetas y decimistas que el poeta sentía en las grillas de algunos recitales y llegamos a concluir que un poeta verdadero toma la palabra como recurso de expresión y hace ejercicio de ella en las diversas formas. Donde no sólo se limita al verso rimado o a la estrcutura de la décima espinela. El poeta debe hacerse del lenguaje y tomarlo como un medio para expresar todas las sensaciones, sentimientos, percepciones y deseos a los que se tenga cabida y ser capaz de expresarlos a través de distintas formas, ya sea a través de la estructura métrica de la decima, el verso, la copla o a través del verso libre. 
 
Cuando asistimos a "Las agujas del miedo" reconocemos a un poeta que se desprende de la estructura métrica de la décima y desde el verso libre se posesiona de la palabra con distintas miradas: espectador, protagonista, víctima y victimario de la experiencia de vivir, de sentir, de observar. Percibimos como una sombra oscura y nocturna recorre estos versos. Un grito desde un sentimiento acumulado. Un ansia de expresar lo que ha producido ahogo por años. Una necesidad de condenar el temor ante la infamia:

"Calla temor
te condeno al silencio
ya no escucharé tus gritos apagando mi voz
te condeno al alarido de mi protesta
a que escuches la temblorosa voz de mi conciencia
arropada por la ira
jamás volveré a caer en tus tentáculos
lo juro"


Este libro está dividido en cuatro bloques, en A"gujas del miedo", primera sección que también da título al libro, el poeta muestra todo el descontento, el dolor y la impotencia por el conflicto palestino, se hace de la palabra para hacer florecer la esperanza y denuncia todo el aparataje mediático imperialista por hacer de esta guerra una comedia:
"Sólo existió un holocausto y no debe repetirse
Esto no está sucediendo
Es sólo una ilusión de Copperfield o tal vez de Kris Ángel
Todas esas muertes son producto del genio Spielberg
(...)
No sientas el sufrimiento
Total
ellos
son los malos
Recuerda
los de la estrella azul son los héroes
Los otros
los malditos árabes terroristas
Deben ser exterminados"


Y a través de la palabra salva la condición de existir, de expresar las ideas, de no callar, a pesar de la barbarie, de la destrucción, del genocidio y la coloca como arma para sobrevivir y mantenerse

"Insolente aguijón del destierro
vencido por la memoria
no te alzaras victoriosa
no nos despojaras de la alegría
no importa cuanta luz apagues
viviremos esparcidos en la palabra"

En “Con los pobres del mundo” Neguel Machado avanza y muestra su solidaridad y su rabia por el infortunio del Pueblo Haitiano y dibuja el dolor sembrado en los hombres y en la tierra, por los que hacen abuso del poder, para pisotear y hacer miserables a muchos, en favor de una pequeña minoria. Allí tambien dibuja la ciudad que alimenta las esperanzas en su bohemia y la transita buscando espacios para darle libertad a sus ideas:

"Esta ciudad de raza cósmica que fue azolada por piratas y
caudillos tiene la libertad por herencia"
En “Aviso de existencia” el poeta da fé de vida a toda la expresión, que lo conforma y se permite buscar hacerse escuchar ante su prójimo, su ser amado, su hermano, su otro yo, a través de expresiones afectivas, de pasión, de súplica y de duelo, invitando al lector a estar atento a toda revelación de la existencia:

"Levántate y acaricia tus temores
toma el café con tus tristezas y baila con ellas
(...)
Cuando la sombra parece engullirme y perder
improviso el río que ha de volverme al cauce"

Con el sol a medio cielo” marca el rumbo a seguir en esa batalla diaria para no abanadonar el compromiso con la gente. Reafirma su apego a las ideas revolucionarias y a su compromiso social desde la escritura:

"Me aventuro al mundo como trueno jubiloso
como el poeta eterno y fuerte
ansioso
solitario"


Las agujas del Miedo nos presenta a un poeta renovado en sus formas expresivas, que a través del verso libre logra expresar, quizá con mayor soltura, todo lo que curte su existencia, que reinterpreta en cada verso la realidad que le toca vivir y contemplar y que se activa desde el lenguaje para dar rienda suelta a todo lo que le sorprende.

El poeta lográ generar una atmósfera en la escritura que nos deja a la expectativa de mayores expresiónes y queremos que sea mas extenso su discurso poético. Es allí cuando cumple su cometido por que remueve en nosotros percepciones a las que no siempre atendemos y nos obliga a mirar de cerca cada uno de los escenarios que representa en sus imágenes y a buscarlos entre nosotros.


José Javier Sánchez

Caracas, 3 de diciembre de 2010

* Prólogo del Libro Las agujas del Miedo" 
de Neguel Machado. 
Publicado por la editorial "La Espada Rota" (2012)